Compartir
Publicidad

Thermaltake Level 10, primeras impresiones y vídeo

Thermaltake Level 10, primeras impresiones y vídeo
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

{{blip:AYHPyy4A}}

La Thermaltake Level 10 fue uno de los lanzamientos del 2009 que más me sorprendió. No por el concepto de producto como tal, una torre de ordenador, ni por su fabricante, que en colaboración con BMW la elaboró. No. La sorpresa fue el diseño modular.

Y es que, mientras numerosos fabricantes continúan fabricando torres con el mismo tamaño y con los componentes en las mismas posiciones, Level 10 supuso un gigantesco cambio de dirección a lo tradicional. ¿Bueno o malo? Eso ya lo veremos luego, pero desde luego que no dejó indiferente a nadie.

La Thermaltake Level 10 es, ante todo, una torre muy diferente. Una vuelta de tuerca a lo que todos tenemos en casa, una caja totalmente nueva respecto de lo visto en la historia de los ordenadores. ¿Te animas a leer lo que nos pareció?

Introducción y descripción

Thermaltake Level 10 fue diseñada entre Thermaltake y el BMW DesignworksUSA como una caja casi en exclusiva para gamers y overclockers, y como un hogar especial para todos sus componentes de gama ultra-alta. No, aquí no podrás meter tu Intel Celeron, él estará mal visto.

Además del diseño, un aspecto que salta a la vista, también se ha cuidado y mucho la refrigeración, utilizando por ejemplo túneles de viento para realizar las pruebas y conseguir la mayor eficiencia. También ayuda por supuesto la existencia de diferentes módulos independientes que se aíslan entre si, cajas fabricadas en aluminio que además refrigera su contenido de una forma bastante decente. No olvidemos que, tras el cobre, el aluminio es el material más utilizado en los propios disipadores de CPUs y tarjetas gráficas, y es una elección obvia para la Level 10.

Aunque claro, no todo iban a ser paseos por el campo entre amapolas. Tt Level 10 tiene una gran pega, un enorme inconveniente. ¿El precio? Ese lo trataremos al final. Es muy compleja de montar, al menos para los que estamos acostumbrados a crear ordenadores más tradicionales. Tendremos que andar cables arriba, cables abajo, insertándolos por este o aquél hueco... un trabajo bárbaro que sólo los más pacientes podrán terminar.

Diseño de la Thermaltake Level 10

Thermaltake Level 10

No cabe duda que el punto más fuerte, o al menos el más llamativo de la Thermaltake Level 10 es el diseño. Es una caja con la que la gente te dirá... ¿Pero eso qué es? ¿Una caja de ordenador? Venga ya... .

Está totalmente fabricada en aluminio extruido en color negro, todo excepto determinadas zonas (como los botones o las cerraduras traseras) que utilizan plásticos u otros metales. Éste aluminio tiene la gran pega de que si por ejemplo pasas una uña o una utensilio algo puntiagudo se marca muy rápidamente, si bien luego no deja marca y puede limpiarse fácilmente con un simple paño.

Los módulos, tres en total más los huecos para los discos duros, tienen bisagras que podemos abrir hacia la parte frontal, de dentro hacia afuera. También pueden bloquearse a través de dos cerraduras situadas en la parte trasera, las cuales impedirán su apertura.

¿Útil para un hogar?

Thermaltake Level 10
Viéndola tras su presentación y tras un primer vistazo, la duda me sigue asaltando: ¿Es la Thermaltake Level 10 una caja para una casa? Sí.... pero no.

Level 10 nació como una caja excepcional, diferente pero a su vez abierta a cualquier comprador. No se trata de una edición limitada a un determinado número de unidades, ni de algo que sólo pueda adquirirse en un país muy concreto. Las razones para llevarla a determinados usos son otras.

La primera de ellas, es enorme y muy pesada. Si habéis visto el vídeo habréis comprobado que es más grande que la caja del Mountain GTM 900, una Antec Twelve Hundred de tipo supertorre que ya de por si es una enormidad. La Level 10 tiene unas dimensiones de 614x318x666 milímetros y un peso de, atención, 21.37 kilogramos en vacío, sin componentes.

Aunque claro, aparte del espacio que puede ocuparnos en una habitación de nuestra casa la otra gran pega es una que ya hemos comentado: es muy complicada de montar, teniendo que realizar algunas piruetas con los cables a las que seguramente la inmensa mayoría de nosotros no estamos acostumbrados.

Y todo esto sin olvidar que, como norma general, para un ordenador para el hogar suele servir más que de sobra una caja de gama media-baja, buscando una buena relación calidad/precio y ajustándose a las necesidades de cada uno. Es lógico pensar que la Level 10 no es una caja como cualquier otra, es una caja muy diferente respecto de lo más tradicional, y por ello sus posibles compradores seguirán un perfil muy determinado. En otras palabras, no le vale a cualquiera.

Conclusiones

Thermaltake Level 10

Habiendo comentado un poco las primeras impresiones de la Thermaltake Level 10 ya podemos sacar unas breves conclusiones.

En primer lugar, sobre el diseño: podrá ser bonita o no (eso depende de cada uno, a mi... ni fu ni fa), pero desde luego que está muy cuidada, con un acabado que ha levantado muchas críticas pero que es muy diferente a lo que solemos ver más habitualmente.

Segundo, la usabilidad de la caja para el ámbito doméstico es bastante pobre, puesto que su principal ventaja es que es muy vistosa, y en nuestra casa eso poco lo vamos a aprovechar. Es interesante por ejemplo para tener como ordenador en una sala de reuniones de una empresa, o como elemento de muestra para ciertas pruebas y demostraciones públicas en las que además de los resultados se quiera vender algo con un elemento visual. Pero en nuestra casa, ¿para qué?

Tercero, el precio es algo elevado, 499 euros por una simple caja que cumple la misma función que otras muchas del mercado, las cuales son mucho más simples pero no obstante traen diseños muy cuidados. No tanto, es cierto.

En definitiva, Thermaltake Level 10 es una caja innovadora que ha llegado para intentar reinventar el mercado. En cierto modo lo hace, pues es muy diferente de lo que solemos ver, pero está muy lejos de ser una caja útil para un hogar. Yo lo veo más como algo que aunque no sea puramente profesional sí va encaminado a ello, principalmente por lo que significa tener un aparato con un diseño tan característico más que por lo que puede llegar a hacer o las funcionalidades que puede traer.

Precio y disponibilidad de la Thermaltake Level 10 en España

Se vende en España por 499 euros y ya esta disponible en varias tiendas online

Para finalizar, os dejo con el vídeo de presentación de la Level 10 que la propia Thermaltake tiene en su cuenta oficial de Youtube:

Muchas gracias a AtlasInformatica por cedernos el producto.

En Xataka | Thermaltake Level 10. Más información | Thermaltake.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos