Compartir
Publicidad
Moto X Play, análisis: menos precio y autonomía de dos días a costa de descuidar el diseño
Análisis

Moto X Play, análisis: menos precio y autonomía de dos días a costa de descuidar el diseño

Publicidad
Publicidad

Pese a que los Motorola Moto X han sido los smartphones con más aspiraciones de los que la firma ahora en poder de Lenovo nos ha enseñado estos últimos dos años, el gran reconocimiento entre los consumidores le ha llegado en la gama de entrada con sus Moto E y Moto G. Para tratar de solucionar ese desequilibrio y aspirar a ocupar un trono vacío en la gama media al tiempo que saltar por fin a la gama alta, este año Motorola se aventuró con dos Moto X diferentes.

En Xataka hemos probado a fondo el Moto X Play, el más asequible de las dos novedades de este año y que entra de lleno en la gama media. ¿Tiene por fin Motorola un terminal con el que llenar el hueco que tras el Nexus 5 se ha creado en esa gama media donde hay tanta competencia? Vamos a descubrirlo.

Moto X Play, un gama media de manual

Motorola sorprendió en este 2015 con una doble representación para su hasta ahora único Moto X. Por un lado tenemos el Moto X Style, con pantalla de 4,7 pulgadas y resolución QHD, procesadores 808 de Qualcomm, con gran acabado y muchas posibilidades de personalización. Es el modelo que la lógica coloca en la gama alta.

Aunque el corazón quiera colocar al Moto G en la gama media, es el Moto X Play el que representará con posibilidades a Motorola en una categoría más competida que nunca

Por debajo de él queda el otro Moto X, apellidado Play y que se encargará de representar a la marca clásica en la gama media. Puede que por rendimiento el Moto G esté en la línea entre la gama de entrada y media, pero visto el nivel de los terminales entre 300 y 400 euros de este año, con el Aqua M4 o el Idol3 de Alcatel, le sería muy difícil competir con ellos en bastantes apartados.

Dsc 3122

A continuación las principales características técnicas del Moto X Play:

Moto X Play, características técnicas
Dimensiones físicas 148 x 75 x 8,9-10,9 mm, 169 gramos
Pantalla IPS 5,5 pulgadas
Resolución 1080p (403 ppp) Gorilla Glass 3
Procesador Qualcomm Snapdragon 615 (64 bits) 8x1,7 GHz // GPU Adreno 405
RAM 2 GB
Memoria 16 / 32 GB (ampliable con tarjetas microSD de hasta 128 GB)
Versión software Android 5.1.1 Lollipop
Conectividad LTE, NFC, Bluetooth 4.0 LTE, Wi‑Fi n, GPS
Extras Resistente a salpicaduras
Cámaras Principal de 21 MP (f2.0) // Vídeo 1080p (30 fps) // Secundaria 5 MP
Batería 3630 mAh / Con carga TurboPower
Precio Desde 385 euros

En el Moto X Play nos encontramos una pantalla muy generosa, de 5,5 pulgadas y con resolución 1080p, gestionado por 2 GB de memoria RAM y el procesador “de gama media” Snapdragon 615. La memoria interna es de 16 o 32 GB, ampliable con tarjetas microSD.

Pero donde debemos concentrarnos de su ficha técnica es en la cámara, con 21 megapixeles de resolución, y su espectacular batería de 3630 mAh. Es además un terminal que, sin poder sumergirlo, no sufrirá desperfectos porque lo mojemos accidentalmente o sufra salpicaduras. Esa protección, que no llega a ser IP52 pues no lleva protección contra polvo, debería ser lo mínimo que convendría exigir a ciertos terminales porque dan tranquilidad al usuario. Y se agradece.

Vista la hoja técnica de este Moto X Play, hay que admitir que tiene elementos destacables para tratar de conseguir el reinado de la gama media, donde la competencia es tremenda. Y tratar de hacer olvidar a los Nexus 5, últimos representantes de un terminal de gama media y con la experiencia Android pura (o casi).

Moto X Play, análisis en vídeo

Si quieres conocer todos los detalles del Moto X Play en vídeo y comprobar qué nos ha parecido el terminal en nuestra prueba, tenemos un completo análisis en vídeo listo:

Más barato, sí, pero también peor acabado

500 euros. Ese era el precio de salida del Moto X de segunda generación. Por debajo de él se encontraba ya el Moto G, apenas 200 euros, por lo que un abanico de precios muy amplio, demasiado, quedaba sin cubrir por parte de Motorola. Este Moto X Play que hemos probado en Xataka viene a quedarse en un punto intermedio y con una mezcla un tanto desequilibrada entre diseño/acabado y prestaciones.

Antes de nada tengo que decir que el nuevo Moto X Play es un terminal de excelente agarre y robusto. Su forma curvada en la parte trasera junto con una anchura bien conseguida hacen que permanezca en todo momento pegado a la mano. Pero además el aumento a 5,5 pulgadas de su pantalla no se ha realizado sin pies ni cabeza sino que se han reducido los marcos, tanto laterales como superior e inferior, para que la pantalla ocupe buena parte del frontal, con uno de los porcentajes más grandes del mercado, más de un 75%.

 1330297

A partir de aquí la experiencia con el Moto X Play se desvía de lo que hubiéramos querido. Este nuevo smartphone no es un modelo ligero ni mucho menos delgado. No encontramos tras dos semanas de uso un equilibrio entre las dimensiones físicas principales y el peso. Y eso que como puedes ver en la siguiente tabla, ese valor no es desproporcionado. Ni mucho menos.

Pantalla Peso Grosor Altura Anchura
iPhone 6 Plus 5,5 “ 172 gr 7,1 mm 158,1 mm 77,8 mm
Alcatel Idol3 5,5 “ 141 gr 7,4 mm 155,7 mm 75,14 mm
Moto X Play 5,5 “ 169 gr 8,9-10,9 mm 148,0 mm 75 mm
LG G4 5,5 “ 155 gr 6,3-9,8 mm 148,9 mm 76,1 mm
Huawei Mate S 5,5 “ 156 gr 7,2 mm 149,8 mm 75,3 mm
Sony Xperia Z5 Premium 5,5 “ 181 gr 7,8 mm 154,4 mm 76 mm

El problema es que con un grosor más grande que otros terminales, y menos dimensiones en largo y ancho, en mano transmite una sensación más compacta en cuando a peso.

 1330289

Si en otro terminal esa cifra (relativa) de peso y grosor sería una penalización absoluta, en este Moto X Play la sobrellevamos con una gran sonrisa porque Motorola ha sido atrevida y ha colocado una enorme batería de más de 3.500 mAh en el terminal con el objetivo de que la autonomía sea uno de sus valores a destacar.

El Moto X Play ha bajado de precio para asentarse en la gama media pero a costa de reducir bastante la calidad de acabado

Esa gran sensación en mano en cuando a agarre y dimensiones físicas muy logradas excepto en grosor no se acompaña de materiales cuidados. Todo en el Moto X Play es plástico, incluido el marco que simula ser metal pero basta simplemente observarlo para darse cuenta del engaño.

Dsc 3129

La carcasa también es de plástico y extraíble, pero curiosamente ni la batería la puede sacar el usuario ni ahí está la ranura para tarjetas microSD, que se coloca en una bandeja doble junto con la tarjeta de tipo nanoSIM. Que podamos retirar la carcasa es solo para poder personalizar el terminal con colores. Y le hace falta porque el Moto X Play no tiene excesiva personalidad, especialmente en el frontal, muy neutro y donde ni los altavoces le dan empaque.

La carcasa trasera, por ahora disponible en blanco o negro, es fácil de retirar y colocar de nuevo, y transmite sensación de ser resistente. Su acabado tiene un ligero tacto de goma, y presenta un diseño con un patrón visualmente atractivo. Pero le falta bastante personalidad y poder de seducción a primera vista.

Dsc 3133

En el frontal, acaparada por la pantalla con protección Gorilla Glass 3, se sitúan solamente los dos altavoces que parece que como en otros Motorola sobresalen de la carcasa, pero es solo una ilusión óptica. Los altavoces están a ras del frontal pero cuentan con una hendidura que solo va a servir para acumular suciedad con el tiempo. Para colmo, no estamos hablando de altavoces estéreo sino de mono.

Contrariamente a lo que parece, el sonido de los altavoces del Moto X Play es mono y proviene exclusivamente del altavoz inferior

Cuando realizamos llamadas se usa el superior para escuchar a quien tenemos al otro lado, mientras que en reproducción multimedia es solamente el altavoz inferior el que emite sonido.

Por suerte, esa sensación extraña que provoca tener los dos altavoces en el frontal pero que solo suene con los vídeos el inferior, no se acompañada de una calidad pobre de sonido. No es de lo mejor del mercado pero sí suficientemente potente.

Dsc 3130

En el marco, situándonos en el lateral derecho nos encontramos el botón de inicio y el de volumen. Son controles que no nos transmiten buenas sensaciones en cuando a robustez y bailan ostensiblemente. Sí que nos gusta que se mantenga el relieve del botón de bloqueo/desbloqueo, que nos ayuda a identificarlo al tacto de forma directa. La situación de estos controles nos parece acertada, y con el terminal cogido con una sola mano son perfectamente accesibles.

La misma idea de acabado no acorde con el precio que pagamos por el terminal la encontramos en la bandeja para la tarjeta nanoSIM y la microSD. Hay que recurrir a una herramienta para extraerla (nos ha encantado el diseño de la que proporciona por defecto Motorola en el paquete), pero es una acción que hay que realizar con cierta fuerza, quedando en evidencia el acabado de plástico tanto del marco como de la propia bandeja.

El Moto X Play no se puede sumergir pero al menos está protegido contra salpicaduras, un extra que querríamos tener en todos los terminales del mercado

En la parte trasera no hay lugar más que para la cámara, bien centrada, el flash dual y la banda de estilo metálico que acaba en el logo de Motorola. También hay que notar que por su trasera curva, dependiendo del uso que le demos al tenerlo sobre una mesa, el Moto X Play puede oscilar.

 1330300

Por último debemos hablar de la resistencia al agua de la que saca pecho Motorola para este Moto X Play. Es sin duda una de las alegrías que nos va a dejar la nueva gama de Motorola para este 2015, pues el nuevo Moto G 2015 y el Moto X Style cuentan con esta característica, aunque solo el Moto G tiene certificación IPX7.

En este Moto X Play lo que se integra es resistencia al agua contra salpicaduras y lluvia. No podremos pues sumergir el terminal pero sí cogerlo con las manos mojadas o tenerlo cerca de líquidos y que un derrame accidental no nos cause un tremendo disgusto.

Más pantalla, tanto en diagonal como en calidad

La gama Moto X que ha quedado configurada tras las presentaciones de este verano nos deja con un trio de terminales donde ninguna diagonal se repite. Desde el Moto X de segunda generación con sus 5,2 pulgadas al Moto X Style con 5,7 pulgadas, pasando por el modelo que estamos analizando. En este caso la diagonal es intermedia, 5,5 pulgadas. Pero no es eso lo más relevante de su pantalla.

El Moto X Play cambia a panel IPS y la jugada le ha salido bien. Estamos ante una pantalla 1080p que cumple de sobra con lo que hay que exigirle a un terminal de este precio

Tras haberse decantado por paneles AMOLED, el Moto X Play opta por la tecnología IPS de forma acertada. El panel no es tan llamativo como con la anterior tecnología debido a un menor contraste, pero los resultados nos gustan más en brillo, visibilidad en exteriores y ángulos de visión, que son muy amplios. En nuestro caso nos hemos sentido más cómodos con el modo Intenso, donde se potencia el color y saturación de la pantalla pero sin que resulte nada artificial ni forzado. El otro modo disponible es el normal.

Dsc 3143

La resolución de la pantalla del Moto X Play es de 1080p, por lo que sus 400 ppp cumplen de sobra para la gama en que queda establecido este terminal, cuyo precio parte de los 400 euros. La nitidez de texto y detalles en imágenes y vídeos es muy buena.

La respuesta táctil de la pantalla es correcta, pero no encontramos la misma sensación de estar tocando los iconos que con las pantallas de los gama alta. Motorola no ha reducido suficiente la separación entre cristal y panel y eso también afecta a los reflejos, que en algunas situaciones pueden resultar bastante molestos.

Estos son los pequeños pero importantes detalles que, más allá de la resolución del panel, marca una línea de separación entre gamas. Pero Motorola no debería despistarse porque la competencia está haciendo muy bien sus tareas y el nivel este año es asombroso.

Autonomía de casi dos días, una realidad con el Moto X Play

Como hemos visto en el apartado del diseño de este Moto X Play, el grosor o peso del terminal no alcanzan cifras de escándalo en positivo por una poderosa razón: la capacidad de la batería es de 3630 mAh, cifra que no vas a encontrar en casi ningún terminal hoy en día. No es extraíble, algo que no acabamos de entender habida cuenta de que la carcasa se puede retirar e incitaba a darle todavía más valor al terminal.

Bateria Moto X Play

Esa batería combinada con el resto de elementos (pantalla 1080p y procesador Snapdragon 615) permite al Moto X Play rozar la promesa de dos días de autonomía del fabricante. En nuestra prueba con uso bastante intensivo consistente principalmente en navegación web, redes sociales, cámara, vídeos y correo electrónico, con bastante uso de pantalla, no hemos tenido problema en superar el día y medio de uso siempre. Y de forma suficiente.

Varios de los días en que hemos estado probando el equipo nos hemos encontrado llegando al final del segundo día con batería suficiente. En general hemos obtenido del orden de entre 25 y 30 horas de uso efectivo. En el test de batería de PCMark hemos rozado las 10 horas (9,49 horas), con consonancia con otros test.

Esa gran capacidad de batería suele tener un inconveniente importante: el tiempo de carga. Por suerte, y aunque no hay carga rápida de Qualcomm para este terminal, Motorola ha implementado su sistema TurboPower que nos permite cargarlo de forma rápida. En nuestro test, desde el 3% de batería hemos alcanzado el 100% en solo 115 minutos. Sin duda una gran cifra teniendo en cuenta la capacidad de la batería. Sin embargo, para conseguir esa cifra debemos usar un cargador compatible, y nosotros hemos tenido que recurrir a uno que no viene en el paquete.

En la caja del Moto X Play viene un cargador con doble salida USB, un buen detalle de Motorola, pero que sin embargo no es compatible con el sistema de carga rápida de Motorola, algo inaudito dado el precio del terminal y que es una funcionalidad básica asociada con su gran autonomía.

La batería del Moto X Play permite superar sin problemas el día y medio de uso real incluso en perfiles intensivos

Como os he adelantado, el procesador de este Moto X Play es un Snapdragon 615, un octacore a 1,7 Ghz que junto con el pobre acabado del terminal es lo que decanta al mismo hacia la gama media de forma contundente. Este chip de Qualcomm se hace acompañar de 2 GB de memoria RAM que hacen que el sistema vaya fluido en general pero sufra cuando queremos jugar con él de manera exigente o en algunas tareas como retoque de fotos o aplicar simples filtros en imágenes. Esperábamos más sensación de fluidez teniendo en cuenta que viene con un Android nativo en su versión 5.1.1.

Captura De Pantalla 2015 09 16 A Las 19 36 41

A continuación unas cifras que lo ponen en contexto, tanto con la gama en la que compite como con la alta:

                                                                                               
Oneplus 2
Snapdragon 810 v2.1
Alcatel Idol3
Snapdragon 615
Aquaris E5 4G
Snapdragon 410
Galaxy S6 Edge+
Exynos Octa 7420
Moto X Play
Snapdragon 615
Antutu 55608 29123 20534 70100 34160
PCMARK 4796 3370 2786 5235 3781
3DMARK unlimited 22100 7223 4341 24134 7574

En el uso habitual y normal de este Moto X Play no hemos apreciado problema alguno por calentamiento excepto cuando se realizan grandes descargas de datos, pero es algo habitual en smartphones. En cuanto a la memoria interna, hay dos opciones: 16 y 32 GB, en ambos casos ampliable con tarjetas microSD. El modelo que hemos probado es el de 16 GB, de los cuales quedan 11 GB libres para el usuario. Poco para la gama y precios en que nos movemos en todo caso.

 1330306

Android en estado puro "ligeramente adulterado"

Esa combinación de gran batería con pantalla equilibrada y procesador suficiente encaja muy bien con un Android 5.1 casi de fábrica. Aquí no hay personalización que pueda ofrecer un handicap para que todo vaya fluido.

Pese a que Lenovo ya no garantiza que las nuevas versiones de Android lleguen primero a sus terminales, los Motorola son los equipos más parecidos a los Nexus que hay ahora mismo en el mercado

Ese Android 5.1.1 es uno de los atractivos de los Moto X, aunque las actualizaciones de los primeros tras una nueva versión de Android ya no está garantizada por Lenovo. Pese a todo, es lo más parecido a un Nexus que hay ahora mismo en el mercado en esta gama.

Dsc 3127

Lo único que es diferente en un Android nativo del que encontramos en este Moto X Play son cuatro elementos que Motorola se empeña año tras año en imponer. Deberían entender que apenas aportan nada, aunque al menos podemos desactivarlos fácilmente. Aunque este año hay una excepción.

No nos gusta el control por voz (no porque no funcione, que lo hace muy bien, sino porque esa opción ya está en Android con Google Now) ni mucho menos los gestos, tremendamente forzados (aquí solo hay uno, girar dos veces la muñeca para activar la cámara, tan prescindible la primera como la segunda y sucesivas veces).

Captura De Pantalla 2015 09 16 A Las 19 42 08

Sí que nos ha parecido muy útil el sistema de notificaciones que nos permite previsualizarlas en la pantalla de bloqueo con solo pulsar sobre el icono correspondiente (hay iconos identificadores de las notificaciones pendientes según la aplicación que las haya generado). Desde allí, deslizando hacia arriba abriremos esa notificación. Si movemos hacia los laterales, esas notificaciones se descartan. Además tenemos control sobre qué aplicaciones queremos que entren en esa funcionalidad y qué información de cada una de ellas se muestra en la previsualización.

Una cámara sin grandes pegas cuando hay luz

No puede competir con la batería pero la cámara de este Moto X Play se ha ganado a pulso una buena representación y valoración en nuestro análisis. Es lógico que os extrañe porque es algo que no hemos podido decir nunca de los Moto X, cuyas cámaras se veían superadas incluso por los Motorola de gama inferior. Pero en este Moto X Play la historia es bien distinta. Y nos alegramos.

Img 20150914 105328637

El sensor de la cámara del nuevo Moto X Play tiene una resolución de 21 megapixeles con apertura f2.0. En escenas con suficiente luz los resultados nos han gustado bastante. La cámara es rápida enfocando, no al nivel de los modelos que combinan enfoque por contraste y por detección de fase, pero rápida. También lo es disparando y en las fotografías que obtenemos tanto exposición como nivel de detalle, colorido o balance de blancos de las imágenes está muy lograda.

Img 20150914 103716182 Hdr

En la escena sobre estas líneas la luz de medio día en Murcia no era nada sencilla de resolver. El procesado del Moto X Play en modo HDR la soluciona bastante bien, recuperando algo de información de las zonas de sombra y suavizando, quizás demasiado, la luz de la fachada principal. En general, con buena luz, la cámara del Moto X Play solo sufre en esas situaciones de rango dinámico alto, como por ejemplo en los cielos o zonas muy iluminadas que quedan quemadas, o al menos, más que con otras cámaras de nivel superior. Con el modo HDR, como hemos visto, podemos solucionar algunas de esas complejas situaciones.

Img 20150915 174847858

El disparo con el Moto X Play se realiza directamente al pulsar sobre la pantalla, por lo que el control del enfoque es menos directo que con otras marcas. Disponemos de control de exposición como único control manual, pero no nos parece muy conseguido su uso por la interfaz tan sencilla en forma de rueda.

Captura De Pantalla 2015 09 16 A Las 22 21 30

Esa interfaz está enfocada a abrir la cámara, tocar la pantalla y que se haga la foto. Además, el modo de vídeo no es 4K.

No está al nivel de las mejores cámaras del año pero con el Moto X Play podemos realizar buenas fotos en la mayoría de situaciones con luz adecuada

Los problemas de la cámara del Moto X Play llegan cuando la luz ya no tan abundante. En esos casos lo primero que apreciamos es que el enfoque es más complicado de conseguir, y el procesado de la imagen que realiza el terminal, aunque ha mejorado de años anteriores, sigue ofreciendo demasiado ruido y pérdida de detalle. Además, la cámara directamente no es capaz de gestionar tiempos de exposición acordes con la escasa luz y es complicado obtener buenas escenas nocturnas en cuando hay algo de movimiento.

Moto X Play, la nota y opinión de Xataka

Si Motorola pretendía con este Moto X Play ponerse de verdad seria en la gama media que ronda los 400 euros, lo ha conseguido. La pantalla ha dado un buen paso adelante con la adopción de la tecnología IPS cuando nos referimos a la visibilidad en exteriores por un brillo máximo suficiente, pero a cambio de perder el contraste y saturación que tan bien queda en un panel AMOLED. La resolución 1080p y el tamaño de pantalla de 5,5 pulgadas son una buena elección.

Además Motorola ha mantenido unas dimensiones del terminal muy aceptables excepto en peso y sobre todo grosor. Viendo rivales directos ese apartado deja en evidencia al Moto X Play, como también lo hace su acabado completamente en plástico. Esperábamos más en ese sentido. Una buena noticia es que se incluye una protección contras salpicaduras que nunca viene mal.

Dsc 3126

La cámara del Moto X Play, sin llegar al bien en escenas nocturnas, sí que podemos decir que nos ha dejado bastante satisfechos cuando la luz no es un problema. Puede parecer una perogrullada pero sin embargo no es algo que hayamos podido decir con convicción en anteriores Moto X Play. Pero todavía tiene aspectos importantes que mejorar, empezando por la interfaz.

Donde hemos encontrado lo mejor del Moto X Play es en la batería. Excelente en capacidad y con carga rápida (aunque con el mal gusto de obligarnos a comprar cargador compatible aparte si queremos sacarle partido) para que superar el día y media de forma decidida y sobrada sea una realidad. Pero este año no es sencillo proclamarse mejor gama media solo con equilibrio.

8,1

Diseño7,25
Pantalla 8,25
Rendimiento7,25
Cámara8
Software8,75
Autonomía9,25

A favor

  • Resistencia contra salpicaduras
  • Pantalla de buen nivel
  • Cámara que cumple con luz
  • Excelente autonomía
  • Agarre y robustez en mano

En contra

  • No viene con cargador compatible con carga rápida
  • Rendimiento justo en algunas situaciones
  • Acabado mediocre
  • Grosor excesivo
  • Poco rendimiento de la cámara con poca luz

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Motorola. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio