Compartir
Publicidad
Sony Xperia M4 Aqua, análisis: genial en diseño y autonomía pero con algunas dudas por dentro
Análisis

Sony Xperia M4 Aqua, análisis: genial en diseño y autonomía pero con algunas dudas por dentro

Publicidad
Publicidad

Si algo hemos de agradecer a bq, Motorola y similares en los últimos dos años es haber provocado que las marcas más potentes y centradas desde hace años casi exclusivamente en la gama alta hayan comenzado a trabajar de forma destacada en sus equipos de gama media e incluso baja.

El Sony Xperia M4 Aqua que hemos probado en Xataka es un nuevo ejemplo. Con las lógicas restricciones en elementos puntuales, la base de este prometedor terminal por debajo de los 300 euros es sólida y en algunos aspectos única. ¿Quieres saber de primera mano cómo ha sido usar este Sony Xperia M4 Aqua dos semanas? Llega el análisis de Xataka.

Sony Xperia M4 Aqua, principales características

El nuevo Sony Xperia M4 Aqua es la apuesta del fabricante japonés por colocar un terminal contundente y con sólidos argumentos en la gama media. Si lo miramos podríamos confundirlo fácilmente con un Xperia Z3, del que es a nivel de diseño casi un clon, incluidas las dimensiones físicas.

Xperia M4 Aqua

Pero este M4 Aqua juega en la liga de los gama media solventes por especificaciones, al menos si miramos su ficha técnica.

Sony Xperia M4 Aqua, principales especificaciones
Dimensiones físicas 145,5 x 72,6 x 7,3 mm, 136 gramos
Pantalla IPS 5 pulgadas
Resolución 1280x720 píxeles (294 ppp)
Procesador Snapdragon 615 8 núcleos (4 a 1,5 GHz y 4 a 1 GHz
RAM 2 GB
Memoria 8/16 GB (ampliable con tarjetas microSD de hasta 128 GB)
Versión software Android 5.0
Conectividad LTE, Bluetooth 4.1, Wi‑Fi n, NFC
Extras Resistencia al agua y polvo (IP65/IP68)
Cámaras Principal de 13 MP // Vídeo 1080p // Secundaria 5 MP
Batería 2450 mAh (no extraíble)
Precio 299 euros (en Amazon por 283 euros)

Aquí hay que destacar en primer lugar los grandes datos que ofrece a nivel de grosor y peso, muy de agradecer en la gama media. Por otro lado tenemos a priori una buena cámara, el procesador con RAM adecuados, Android 5.0, batería que parece suficiente y una memoria interna a elegir entre 8 y 16 GB que podemos ampliar con tarjetas microSD.

No nos olvidemos de la exclusividad de ser un terminal resistente al agua. ¿Qué podría salir mal de esta combinación por menos de 300 euros? Veámoslo.

Análisis en vídeo

Empezamos nuestro análisis del Sony Xperia M4 Aqua con su review en vídeo, donde podemos conocer de cerca a este terminal así como verlo en funcionamiento:

Diseño y resistencia al agua: empezamos muy bien

Puede gustar más o menos pero los Xperia de Sony llevan desde hace un par de generaciones apostando por una línea de diseño única. Este M4 Aqua es el mejor ejemplo pues con solo mirarlo es muy sencillo confundirlo con el franquicia Xperia Z3. De hecho comparte sus dimensiones físicas.

Diseño Xperia M4

La principal diferencia está en el acabado. No hay cristal en la carcasa trasera del M4 ni tampoco lleva marco de metal, así que en ese sentido es todo un gama media por principios. Pero no podrías afirmarlo sin tocarlo. El trabajo de simulación de gran acabado nos parece el mejor dentro de su gama de precios.

Es al cogerlo cuando uno ya se da cuenta de que este Xperia M4 Aqua es un terminal cuyo acabado principal es el plástico. En mano pesa muy poco, apenas 136 gramos, lo que unido a su grosor de 7 mm lo hace un terminal tremendamente cómodo. No podemos decir que se maneje si problemas con una sola mano debido a su altura, pero al cogerlo uno siente que está hueco por dentro en algunos momentos. Sus líneas suaves gracias al marco redondeado le sientan muy bien y suponen otro paso más en el pulido de un diseño que Sony ha ido mejorando generación a generación.

Pese a no tener trasera de cristal o marco de metal, el diseño y acabado del M4 Aqua es de un nivel alto si le unimos la resistencia al agua

El único detalle que nos nos encaja de este M4 Aqua está relacionado con la integración entre el borde y la carcasa trasera, que no se produce al mismo nivel, lo que provoca que al deslizar el dedo de la trasera hacia los bordes notemos claramente cómo la carcasa sobresale, algo que resulta un poco extraño al tacto.

Del acabado no hay que olvidarse de una característica única y diferenciadora respecto a sus rivales: este M4 se puede sumergir hasta 1.5 metros durante media hora, y lo hace con una mejora importante en los cierres de las conexiones, destacando que el puerto microUSB de carga por fin queda al aire, quitando de golpe casi el único inconveniente que tenían los terminales resistentes al agua. Las conexiones que sí que permanecen con tapa son la de la tarjeta SIM y la microSD, y las mismas transmiten mucha sensación de robustez en su encaje.

Si estabas indeciso en la compra de un terminal resistente al agua por la tapa del puerto microUSB, el Xperia M4 lo ha solucionado

En general Sony ha realizado un magnífico trabajo con el diseño de este M4 Aqua, manteniendo la línea que le da identidad a sus terminales y con una rebaja de calidad en los acabados que solo se aprecia al tacto. Pese a ello, es sin duda de los terminales de menos de 300 euros mejor acabados del mercado, pero con un extra muy importante y al que no llega la competencia: la resistencia al agua.

5 pulgadas nítidas que se ven correctamente en exteriores

En ese cuerpo bien diseñado Sony ha incluido una pantalla con una diagonal de 5 pulgadas. Lamentáblemente no ocupa gran parte del frontal y quedan unos marcos bastante considerables que si se hubieran reducido, nos habría dejado un smartphone de 5 pulgadas más atractivo por tamaño. Estar en poco más de un 60% de aprovechamiento del frontal para la pantalla es crítico en estos terminales con gran pantalla.

Xperia M4 6

La resolución del panel es de 720p y nos queda pues una densidad de píxeles de unos 300 ppp que nos da nitidez suficiente para leer texto o reproducir vídeo. Lógicamente si comparamos con un gama alta la diferencia se aprecia.

No es espectacular por resolución, pero el panel 720p IPS del Xperia M4 Aqua cumple con creces en exteriores

Algo que nos ha gustado bastante de este panel montado por Sony ha sido su respuesta al tacto y visibilidad. Es un IPS con un brillo muy alto para la gama en la que se mueve, por encima de 700 nits. La reproducción de color es correcta, quizás con un tono muy ligeramente cálido en los blancos, y su principal desventaja con otros paneles IPS de gama alta o AMOLED es la menor intensidad y contraste, debido en parte a que Sony no le ha dado ninguna de las tecnologías de mejora que suele incluir en sus pantallas.

Pero en exteriores, con el brillo al máximo, la visibilidad es muy buena y no tendrás problemas para poder usar el M4 Aqua a plena luz del día.

La teoría dice fluidez, la práctica nos demuestra tirones

Con esa resolución de pantalla y estando en la gama media, era de esperar que fuera el Snapdragon 615 el procesador escogido para gestionar los recursos del M4 Aqua. Este chip se ha convertido en el estándar dentro de la gama media que apuesta por los procesadores de Qualcomm para conseguir LTE en estas gamas.

Xperia M4 7

El procesador de 8 núcleos, cuatro a 1.5 Ghz y otros cuatro a 1 Ghz, se acompaña de 2 GB de memoria RAM. Si le sumamos que el M4 Aqua llega al mercado de serie con Android 5.0, la teoría nos diría que todo debería ir como la seda. Pero no ha sido así.

Benchmarks Sony Xperia M4 Aqua Alcatel Idol 3Aquaris E5 4GOnePlus OneLG G4
AnTuTu 5.7.1 64bits 31.546 29.12320.534 (32bits)36.15045.866
Quadrant 21.85514.48311.42723.55345.866
3DMark Ice Storm Unlimited 8.1207.2234.341 19.090 18.510
PCMark - Work Performance 3.2563.3702.7863.3544.613

El Snapdragon 615 rinde como se espera de él en los benchmarks, superando (por poco) por ejemplo al Idol 3 que monta el mismo procesador y RAM (recordemos que la resolución del panel del modelo de Alcatel es de 1080p, no de 720p como en el Sony Xperia). Si bien en acciones demandantes como juegos con potente apartado gráfico ya apreciamos que no va sobrado, todo debería de funcionar en el día a día con la máxima fluidez.

Android 5.0 con la capa de Sony no acaba de funcionar de forma fluida en este Xperia M4 Aqua y nos ha dejado con más dudas que certezas

Pero Sony no ha acabado de afinar correctamente su capa de personalización sobre Android 5.0 y hemos sufrido tirones, algún que otro reinicio de aplicaciones y una lentitud no habitual en esta gama y con este procesador cuando queríamos cambiar de aplicaciones, por ejemplo. En general la experiencia nos ha dejado una sensación de inconsistencia en el día a día con el Xperia M4, algo que desde Sony deberían ser capaces de solucionar fácilmente con una actualización.

Más de un día y medio de autonomía

Si con el rendimiento general del Xperia M4 Aqua nos hemos llevado una decepción en el día a día, compensamos bastante con la autonomía teniendo en cuenta que el problema de rendimiento está del lado del software y no del hardware.

Xperiam4 2

Lo contenida de la resolución de la pantalla junto con la capacidad de 2.450 mAh de la batería fija y el procesador de Qualcomm nos han dado un resultado muy esperanzador para quienes buscan un smartphone que supere el día y medio de autonomía, cifra que en otras reviews también han alcanzado fácilmente.

En el test de PC Mark ha superado las 7 horas y si somos conservadores con el uso del terminal, podremos alcanzar los dos días. En nuestro caso es la cifra que hemos conseguido los fines de semana, cuando las notificaciones, llamadas o uso del terminal se reducen algo.

En nuestra prueba de uso habitual, con mucha navegación web, correo, redes sociales y alguna llamada, siempre hemos superado las tres horas y media de pantalla, a lo que hay que sumar el extra que siempre es bienvenido de la gestión de la batería en casos críticos. Ahí, el modo Stamina de Sony sigue demostrando que lleva la delantera a todos sus rivales.

Resistencia al agua o una batería de más de día y media de autonomía son elementos diferenciados de este M4 Aqua frente a los rivales en su gama

Un detalle importante es que durante la carga de la batería, la zona superior del terminal alcanza una temperatura bastante más alta de lo que consideramos aceptable. Esa carga se realiza en unas dos horas y media, sin carga rápida de por medio, con la que el terminal no es compatible.

Menos de 3 GB libre no es memoria interna

La gran polémica asociada a este M4 Aqua y con la que nos hemos topado de bruces en nuestra review está relacionada con la memoria interna. De este Xperia M4 hay dos versiones, una con 8 GB de memoria interna y otra con 16 GB. En nuestro caso hemos podido probar el primero.

espacio M4 aqua

Al hacerlo hemos vivido en primera persona el gran obstáculo para recomendar este terminal en su versión básica: su memoria interna no es que sea insuficiente, es ridícula. De los 8 GB en realidad al usuario le quedan menos de 3 GB (2.6 GB), pues el resto quedan ocupados por el sistema operativo (4 GB) y las aplicaciones instaladas por defecto (1.4 GB).

En el caso de este Xperia incluyen principalmente los servicios de Sony en muchos casos solapados con los nativos de Android y algunas aplicaciones de terceros como un antivirus. En este último caso al menos podemos desinstalarlo.

Nuestra experiencia con el M4 Aqua fue la siguiente: a los dos días de empezar la prueba y habiendo instalado menos de 10 aplicaciones o hecho unas 25 fotos, la memoria interna quedó colapsada y sin espacio alguno.

Sony ha incluido la posibilidad de ampliar esa memoria interna con tarjetas microSD de hasta 128 GB, posibilidad que nos puede valer para almacenar las imágenes de la cámara, pero no para ejecutar con fiabilidad las aplicaciones. Esta opción debe ser eso, una opción para determinadas situaciones pero no una obligación al poco tiempo de comprar el terminal. Y digo muy poco tiempo, pensando además que es un smartphone de 300 euros.

En este caso no podemos más que recomendar el modelo de 16 GB, que en sitios como Amazon podemos encontrar por 301 euros, casi el mismo precio que el modelo de 8 GB.

Captura De Pantalla 2015 06 17 A Las 11 25 31

13 megapíxeles mejorables en velocidad y calidad final

Tampoco nos ha acabado de convencer la cámara de este M4 Aqua. Si miramos solamente las cifras, los 13 megapíxeles son más una promesa que una realidad, pues si bien obtenemos fotos con dicha resolución, la calidad no se merece tanto bombo.

Dsc 0023

Las imágenes con luz lucen correctas pero es fácilmente apreciable una falta de detalle y un trabajo mejorable con el rango dinámico. Por la noche pasa más de lo mismo y los resultados nos parece que están por debajo de otros gama media con los que compite.

Los 13 megapixeles de su cámara no pueden tapar que los resultados son discretos y que la cámara resulta lenta en enfoque y disparo

Aquí ha ocurrido lo mismo que con otros terminales de Sony: su sensor lo saben aprovechar mejor otras compañías que la propia firma japonesa. Y la competencia cada día es más feroz.

Dsc 0026

La experiencia fotográfica también queda penalizada por la lentitud a la hora de enfocar y disparar. Hay sobre 1 segundo de retraso desde que pulsamos ese botón o la pantalla hasta que la fotografía se ha tomado. Especialmente mal nos ha parecido la respuesta cuando hay poca luz. En ese caso desde que disparamos hasta que se hace efectivamente la foto tras reenfocar pueden pasar un par de segundos, uno para el enfoque y otro para el guardado de la instantánea.

Dsc 0014

Por otro lado la interfaz, si bien promete controles manuales, al final no son tantos ni directo su uso, y hay que ir a menús para poder cambiar enfoque o ISO. Ahí también requiere una mejora el aporte de Sony al excelente Android 5.0 de serie.

Sony Xperia M4 Aqua, la opinión y nota de Xataka

Sony ha logrado con este M4 Aqua un terminal de muy buena apariencia, agradable en mano y gran autonomía. Pero la competencia es desde hace meses terrible en este margen de precios y no se permiten pasos en falso.

Xperia M4 8

Y Sony ha cometido dos en este Xperia M4 Aqua. El primero se puede solucionar con una actualización de software que mejore el rendimiento del terminal con la capa de Sony sobre Android 5.0. Más complicado lo tiene con la memoria interna, insuficiente a todas luces en el modelo de 8 GB e inadmisible en un modelo de este precio por mucha amplicación de memoria interna que permita, lo que hace que el salto natural a la versión de 16 GB una obligación.

Por último tenemos la cámara, que nos ha demostrado resultados irregulares y donde la velocidad y detalle son sus grandes pegas.

7,6

Diseño8,5
Pantalla 8,25
Rendimiento6,75
Cámara6,5
Software7,25
Autonomía8,5

A favor

  • Gran autonomía de un día y medio de uso
  • Brillo y visibilidad en exteriores
  • Diseño cuidado pese al uso del plástico en su totalidad
  • Terminal muy ligero, delgado y cómodo en mano

En contra

  • Menos de 3 GB libres (modelo 8 GB) para el usuario es inadmisible
  • Mala optimización de la personalización sobre Android 5.0
  • Funcionamiento lento y con resultados muy básicos de la cámara


Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos