Se seguirán pidiendo más portátiles, PC y componentes de los que la industria puede fabricar hasta 2022

Se seguirán pidiendo más portátiles, PC y componentes de los que la industria puede fabricar hasta 2022
Sin comentarios

El confinamiento, la recomendación de teletrabajar en todos aquellos puestos que fuera posible y el auge de las clases a distancia conllevó un aumento de la demanda de ordenadores, especialmente de portátiles. Los pedidos van a seguir en aumento pero la industria puede que no sea capaz de fabricar tantas unidades como demanda el mercado. Una escasez que podría prolongarse hasta 2022.

Así al menos lo asegura una información de Reuters, que constata que a muchos fabricantes de hardware todavía les quedan varios meses para ponerse al día con sus pedidos.

El mercado crece como hace más de 10 años

De hecho, hace más de diez años que la industria de PC no veía unos crecimientos como los experimentados desde que estallara la pandemia de la Covid-19.

Hay que remontarse a 2008 para ver un récord de venta de PC en los últimos años, cuando se entregaron 300 millones de unidades. Desde entonces, la demanda se ha reducido a 250 millones. De hecho, muchos analistas consideraban que el mercado nunca volvería a recuperar esas cifras.

Sin embargo, las fuentes consultadas por Reuters aseguran que este año se podría cerrar con esa cifra de 300 millones de unidades vendidas o más, lo que supondría un aumento del 15% con respecto a 2019. Las ventas de tablets también aumentaron.

Laura Ockel Qox9ksvpqcm Unsplash

Y, de no ser por los problemas en la cadena de suministro, esta cifra podría ser aún mayor, dado que hay más demanda de ordenadores y de sus componentes de lo que la industria es capaz de fabricar.

La tensión de la cadena de suministro

El aumento de la demanda de ordenadores ha puesto en aprieto a toda la cadena de suministro, no solo porque al aumentar los pedidos debían aumentar la producción, sino porque los confinamientos también supusieron, en algunos casos, la paralización de la producción, lo que ha terminado por añadir más retrasos a la entrega de materiales y productos.

Tarjetas gráficas o memorias han sido algunos de esos componentes con problemas en el suministro.

No es la primera vez que fuentes de la industria avisan de que los problemas de escasez de componentes se van a mantener durante 2021.

Temas
Inicio