Publicidad

El cloud computing nos está dejando sin memorias: estamos en riesgo de quedarnos sin ellas y tener que pagar más

El cloud computing nos está dejando sin memorias: estamos en riesgo de quedarnos sin ellas y tener que pagar más
1 comentario

Los productores de memoria, que tienen una capacidad limitada (como cualquier otro) para fabricar unidades, están empezando a dar la voz de alarma y creen que, en 2021, podríamos sufrir una escasez de este componente. ¿La razón? Que las compañías que están metidas en el negocio del cloud computing están pidiendo más unidades de lo normal ante el temor de que se produzcan nuevos confinamientos y, por tanto, interrupciones en la cadena de suministro.

Powerchip Semiconductor Manufacturing (PSMC) es una empresa que fabrica y vende productos semiconductores, en particular chips de memoria y otros circuitos integrados. Su presidente, Frank Huang, es una de las personas que ha asegurado que se podría dar este problema. Huang cree que, sobre todo en la segunda mitad del año que viene, la oferta mundial de memoria DRAM probablemente no cubrirá la demanda.

El presidente de Foxconn, Young Liu, también reconocía hace un par de semanas que estamos ante una escasez de circuitos integrados. Algo que está provocando, por ejemplo, retrasos en la disponibilidad de dispositivos como el iPhone 12 o en la disponibilidad de algunos productos de nVidia, tal y como reconocía su Chief Financial Officer, Colette Kress.

Incluso el CEO de HP, Enrique Lores, y el director financiero, Steve Fieler, han reconocido ante los analistas que tienen un problema con la cadena de suministro (más concretamente, en su caso, con una escasez de CPU y paneles LCD).

El miedo a un nuevo confinamiento generalizado

Según el diario DigiTimes (especializado dne las industrias de semiconductores, electrónica, informática y comunicaciones en Taiwán), los proveedores que están en la cadena de suministro para fabricar o actualizar servidores de informática en la nube están comenzando a recibir pedidos con anticipación, ya que estas compañías estarían preparándose para un resurgimiento en la pandemia COVID-19. El miedo es que puedan producirse nuevos confinamientos y que se repitan las interrupciones en la cadena de suministro observadas a principios de 2020.

Ya a finales de abril Microsoft reconoció que tuvo que hacer frente a algunos "problemas de la cadena de suministro": todos los proveedores de nube quisieron asegurarse de contar con suficientes servidores para aumentar sus centros de datos. Algo que podía ser más que necesario en un momento en el que aumentó la demanda de herramientas de trabajo remoto basadas en la nube.

1280px Ram Chip

5G e IA también quieren sus memorias

Esta mayor demanda de memorias por parte de los proveedores de cloud computing no es el único factor que está poniendo en riesgo el que haya suficientes memorias para todos los mercados. Según PSMC, se espera que la escasez de chips empeore el próximo año como consecuencia de una rápida adopción de aplicaciones relacionadas con 5G.

A esto habría que añadir la subida de precios. Powerchip Semiconductor Manufacturing ya ha reconocido que ha subido los precios de los chips, ya que la demanda ha superado significativamente lo que es capaz de ofrecer. “Tenemos que ajustar los precios de los chips en respuesta a la situación del mercado", dijo Huang.

Aunque no entró en muchos detalles, Micron Technology, otro de los principales fabricantes de memoria, aseguraba ante los inversores durante la presentación de sus últimos resultados fiscales, que la estrategia de la compañía "sigue apuntando a hacer coincidir el crecimiento de nuestra oferta con el lugar donde vemos que está el crecimiento de la demanda".

El hecho de que los productores no sean capaces de satisfacer toda la demanda tiene dos consecuencias obvias. La primera es que no se pueden fabricar todos aquellos dispositivos que necesitan este componente para trabajar. Pero tampoco se pueden actualizar algunos sistemas más antiguos, dado que no se pueden encontrar unidades disponibles.

La segunda consecuencia es el alza de los precios de este componente y, por lo tanto, el de todos los productos en los que vaya incluido.

Escasez de otros componentes

El presidente de PSMC achaca a la falta de circuitos integrados de administración de energía, sensores de imagen y circuitos integrados de controladores de pantalla como una de las principales causas para que su empresa no pueda añadir alguna capacidad adicional para satisfacer la demanda.

Según su visión, la capacidad de hacer nuevas memorias solo se ha incrementado un 5 por ciento desde 2016 a 2019, mientras que las aplicaciones 5G y de inteligencia artificial (IA) impulsarán la demanda entre un 30 y un 35 por ciento.

PSMC tiene en la actualidad una capacidad de fabricar 100.000 obleas de 12 pulgadas y 90.000 obleas de 8 pulgadas al mes. Aunque la compañía planea comenzar a construir dos fábricas de 12 pulgadas adicionales (lo que tendría una capacidad combinada de 100.000 obleas por mes), se necesitarían unos tres años para completar la construcción, dada la escasez de trabajadores.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio