Fabricantes, queremos cargadores dobles con cada portátil

Fabricantes, queremos cargadores dobles con cada portátil
19 comentarios

El nuevo MacBook Air de Apple con chip M2 es un ordenador precioso con un precio disparado respecto a su antecesor, pero enterradas entre sus especificaciones y opciones cromáticas ha quedado un detalle que ya fue filtrado meses atrás: su cargador es doble, tiene dos puertos USB-C en lugar de solo uno como era costumbre.

Ese cargador de 35 W, diminuto gracias al uso de la tecnología GaN —nitruro de galio, qué invento—, es algo que Apple debería llevar a toda su línea de portátiles, quizás también de iPad; y que todos los fabricantes deberían empezar a asumir.

Cargas en un solo enchufe, menos espacio, menos plástico...

De la misma forma que la gran mayoría acabaron copiando la práctica de vender teléfonos de gama alta sin adaptador de carga (algunos incluso tras burlarse de quien cruzó el Rubicón, o usándolo como argumento de venta), no estaría nada mal que se empezase a instaurar la incorporación de estos utilísimos cargadores dobles en cada portátil vendido.

El argumento principal de los fabricantes que desecharon el cargador en la caja de los móviles era la sostenibilidad ambiental, usar menos plástico y lograr que tengamos menos componentes triplicados repartidos por los cajones de casa. De acuerdo, por esa regla de tres sería un detalle ofrecernos estos cargadores.

De esta forma se nos incentiva a no comprar cargadores adicionales, y nos ahorramos espacio en la mochila y en la regleta. ¿Has de cargar la Steam Deck estando de viaje? Te vale con el cargador del portátil. Aunque ya estés cargando el portátil. ¿El móvil? También. ¿La tablet? Lo mismo. ¿Auriculares, reloj inteligente, lector de libros electrónicos? Hay espacio en ese cargador para un dispositivo adicional.

Los fabricantes imitaron a Apple dejando de ofrecer el adaptador de carga en la caja de sus móviles. Hora de imitarla ofreciendo algo tan útil como cargadores dobles

Aunque sus ventajas también están en nuestro escritorio, de viaje pueden ser aún más convenientes, como en todas las paradas de emergencia para cargar el teléfono durante unos minutos en el primer enchufe que encontremos en un aeropuerto o una cafetería. Con él podemos pasar a cargar dos dispositivos a la vez en vez de uno solo en caso de urgencia y un único enchufe disponible.

Con unos portátiles, sobre todo en el caso de los Mac migrados a Apple Silicon, ofreciendo autonomías que hace unos años parecían imposibles, el panorama es aún mejor: podemos cargar dos dispositivos distintos mientras vamos usando el portátil, que ahora aguanta sin problemas una jornada laboral completa. Y más.

Por supuesto, no vale con cualquier cargador, y aquí es donde los fabricantes que opten por optimizar costes pueden acabar siendo señalados: un cargador USB-C sin PD (Power Delivery) es como una magdalena sin vaso de leche. Vivan los cargadores dobles, triples y cuádruples para ahorrar espacio, dependencias y enchufes ocupados.

Temas
Inicio