Compartir
Publicidad

Acer Iconia, primeras impresiones del nuevo portátil-tablet con doble pantalla

Acer Iconia, primeras impresiones del nuevo portátil-tablet con doble pantalla
Guardar
75 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La sombra del Courier es alargada, y si no que se lo digan a Acer y su nuevo Acer Iconia, un portátil con doble pantalla táctil para no parar de tocar. Tras la presentación que tuvo lugar el pasado martes en Nueva York, tuvimos oportunidad de pasar un rato con los responsables de Acer, que nos enseñaron cómo funciona este curioso equipo a medio camino entre el táblet y el portátil puro y duro.

El Acer Iconia no parece un dispositivo pensado para llegar al gran público. Para empezar por su precio, que ya se ha definido oficialmente en 1.499 euros. Para continuar, tampoco es un equipo pensado para llevar siempre a todas partes. Sus dimensiones y batería parecen llevarlo más hacia el concepto de portátil doméstico en el que las funciones táctiles facilitan mucho su manejo. Estas son nuestras impresiones.

Portátil por fuera, tablet por dentro

Físicamente, podría decirse que el Acer Iconia es como un portátil que se hubiera comido un tablet. En otras palabras, las pantallas de 14 pulgadas no disparan demasiado sus dimensiones físicas, pero tampoco es un equipo ultrafino que apetezca llevar a todas partes bajo el brazo. Sus dimensiones de 347 × 248.5 × 19 / 31.9 milímetros y su peso de 2.8 kilos refuerzan esa idea de equipo hogareño y para desplazamientos muy concretos.

Acer Iconia

La batería, de cuatro celdas y con unas tres horas de autonomía, tampoco dejan mucho hueco a la portabilidad. Aunque estén retroiluminadas por LED, las dos pantallas devoran energía y eso se nota en el rendimiento de las baterías. Nos extraña que Acer no haya intentado hacer hueco para una batería de seis o nueve celdas que compense el excesivo consumo de las pantallas

Acer Iconia, Diseño y conexiones

Acabado en plástico y aluminio, el aspecto exterior del Iconia es agradable, con una bisagra iluminada que le da un toque futurista. El apartado de conexiones físicas, como podeis ver en las imágenes, está bien resuelto, con dos puertos USB 2.0, un USB 3.0, HDMI, VGA, Ethernet, Kensigton Lock y entradas para auriculares y micrófono.

Acer Iconia

Los más avispados ya habrán notado dos ausencias. La primera es que no hay lector de DVD o Blu-Ray. La segunda es que tampoco hay puerto para tarjetas de memoria. Ambas carencias dejan las funciones de volcado de contenidos multimedia en manos de los USB o del WiFi, ampliamente mejorado por la nueva plataforma ClearFi desarrollada por la taiwanesa. No es que echemos de menos el lector, ni mucho menos, pero resulta raro no verlo si consideramos el Iconia un portátil, mientras que, si nos planteamos que el Iconia es un tablet o un ultraportátil nos chirrían el peso y las dimensiones. De esta ambiguedad hablaremos más adelante.

Acer Iconia

Las conexiones inalámbricas incluyen WiFi N, Bluetooth 3.0 y ranura para tarjetas SIM 3G opcional. En un post aparte, os explicaremos cómo hemos visto la plataforma ClearFi, una evolución del DLNA tradicional que cuenta a su favor con una extraordinaria facilidad de uso y puesta en marcha.

Buena respuesta de las pantallas táctiles

Como adelantábamos, el Acer Iconia está dotado de dos pantallas multitáctiles capacitivas de 14 pulgadas. Ambas son LCD retroiluminadas mediante LED con resolución 1366 × 768 píxeles y ratio de aspecto 16:9.

Para proteger tanto cristal, ambos displays están recubiertos de una capa antiarañazos diseñada por GorillaGlass. En el lado negativo, su acabado es brillante, lo que las hace muy sensibles a las marcas de dedos y genera más de un problema de reflejos en ambientes muy iluminados.

Acer Iconia

La respuesta de ambas pantallas es ágil. Nos ha gustado especialmente el hecho de que podamos aporrear el teclado virtual con rapidez y el equipo no se pierda una sóla pulsación. No es lo mismo que un teclado físico y no tiene respuesta háptica, pero el menos funciona con la debida rapidez. Para hacer aparecer el teclado basta con posar las dos manos sobre la pantalla inferior.

Lo que no nos ha gustado tanto es que no pueda configurarse el tamaño del trackpad virtual. Es bastante pequeño y no tiene mucho sentido limitarlo cuando tenemos toda la parte inferior del teclado virtual para ampliarlo a nuestro antojo sin coste adicional.

Modificaciones del sistema operativo

Aunque el Acer Iconia viene con Windows 7 Home Premium de 64 bits, Acer ha desarrollado una GUI propia que permite acceder rápidamente al teclado y a funciones táctiles adicionales. Si posamos los cinco dedos sobre la pantalla abrimos un menú circular que funciona de manera parecida a un explorador de archivos y reproductor multimedia.

Este software tiene funciones bastante acertadas, como la posibilidad de navegar por páginas web de forma extendida sobre las dos pantallas, o una herramienta táctil de recorte que nos permite capturar partes de la pantalla y guardarlas a nuestro antojo. También pueden configurarse las aplicaciones para que, por ejemplo, se reproduzca un vídeo en la superior mientras hacemos otras tareas con la inferior. Aunque no soporta el uso de Stylus, los diseñadores gráficos armados con un lápiz para pantallas capacitivas podrían sacarle mucho partido al juego de dos pantallas.

Los gestos también pueden personalizarse para que abran programas o activen funciones de nuestra elección. En líneas generales, el interfaz táctil es bastante completo y, siempre se podrá mejorar con aplicaciones de terceros en el futuro. Es la ventaja de depender únicamente de software.

Acer Iconia, potencia interna y extras

El Iconia se mueve gracias a un procesador Intel Core i5 a 2,66 Ghz al que se suman 4GB de RAM ampliables a 8, y una gráfica Integrada Intel HD con 128 MB de RAM. El almacenamiento interno corre a cargo de discos duros de 320 a 750GB.

Acer Iconia

El audio del equipo soporta sonido Dolby de alta definición, aunque los altavoces integrados son estándar y no seremos capaces de apreciar todos los matices a menos que le conectemos unos externos. El equipo también cuenta con webcam Acer CristalEye con resolución 1280×1024 píxeles.

Acer Iconia, la opinión de Xataka

Nuestras sensaciones al probar el acer Iconia son ambiguas. Por un lado el funcionamiento de las pantallas táctiles es acertado y puede dar mucho de sí en las manos adecuadas. Por otro, hay una lista de ausencias importante sumada a un precio bastante elevado.

Todo ello junto nos deja un sabor agridulce. Da la sensación de que el Iconia es un valiente experimento de Acer para desarrollar un equipo completamente táctil. Lo malo es que la taiwanesa parece haberse quedado en tierra de nadie a la hora de definir el posicionamiento de este híbrido. El Iconia es demasiado grande, pesado y potente como para competir en movilidad con los tablets.

Por otro lado, no es un equipo lo bastante fuerte (no hay más que ver la gráfica) para ser rival de los grandes portátiles multimedia especializados en videojuegos y cine en casa. Esa aparente indecisión deja al Iconia como producto tan específico que corre el riesgo de no contentar a nadie por intentar, precísamente, agradar a todos. Habrá que ver cómo se desarolla en cuanto a aplicaciones y si Acer lo convierte en el primero de una nueva familia de portátiles ultratáctiles con futuros modelos más especializados.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos