Estamos pagando un 10% menos de impuestos a la gasolina que hace dos años. Y aun así el estado recauda más

Estamos pagando un 10% menos de impuestos a la gasolina que hace dos años. Y aun así el estado recauda más
57 comentarios

El precio de la gasolina y el diésel se ha disparado en las últimas semanas. Cada jueves recibimos un nuevo reporte de la Comisión Europea en el que se recogen los precios medios de cada país semanalmente. La que vivimos podría ser la tercera semana consecutiva en la que se marcan máximos históricos. Pero, de lo que pagamos de combustible, ¿cuánto corresponden a impuestos y cómo se reparten?

Además de los informes semanales, la Comisión Europea también publica un interesante mapa en el que se recogen los precios medios de gasolina y diésel en cada país y los impuestos que se aplican en cada región a los mismos. España se encuentra en la zona baja de la tabla, aunque no siempre fue así.

¿Cómo se reparten los precios del combustible?

El último reporte europeo que tenemos señala que España paga, de media, 1,59 euros/litro de gasolina y 1,48 euros/litro de diésel. De esta cifra, el 47% y el 43% de los impuestos, respectivamente, van destinados a impuestos que, a su vez, se dividen en tres conceptos distintos.

Mapa Impuestos 2022

El primero de ellos, invariable, es el IVA. Salvo en Canarias, el 21% del precio de los combustibles de nuestro país se destina a este impuesto directo a la compra. El Impuesto Especial de Hidrocarburos sí varía su porcentaje en función del precio del combustible, pues su cálculo se realiza de forma diferente.

Hasta 2019, el Impuesto Especial de Hidrocarburos tenía tres tramos: General, Especial y Autonómico. Con la última reforma, este gravamen ha pasado a agrupar el dinero recaudado en dos tramos: General y Especial. La desaparición del tramo Autonómico no fue tal, pues las Comunidades Autónomas podían aplicar un tramo de entre 0 y 4,8 céntimos/litro. A esta tasa había que sumar los 2,4 céntimos lineales que aplicaba el Estado.

Finalmente, en los presupuestos de 2018, se decidió aplicar un impuesto especial único que recogiera ambos tramos, optando por la mayor cuantía posible. De esta manera, en todas las Comunidades Autónomas se pasó a pagar un impuesto de 7,2 céntimos/litro cada vez que se rellenaba el depósito.

Esta cuantía es la misma para la gasolina y el diésel y no se ha modificado desde entonces. Tampoco el tramo General que desde el mismo año lleva congelado con los siguientes precios:

  • Gasolina sin plomo 98: 431,92 euros/1000 litros o 0,432 euros/litro.
  • Gasolina sin plomo 95: 400,69 euros/1000 litros o 0,401 euros/litro
  • Diésel: 307 euros/1000 litros o 0,307 euros/litro.

Resumiendo, por cada litro de combustible que compramos, el 21% del mismo corresponde al IVA y en la gasolina sin plomo 98 pagamos 0,504 euros/litro por el Impuesto Especial de Hidrocarburos. Para la gasolina sin plomo 95 esta tasa es de 0,473 euros/litro y para el diésel es de 0,379 euros/litro.

Entre los más bajos de Europa

Esta forma de calcular los impuestos a pagar por el combustible han llevado a España a situarse en la parte baja de la tabla europea en lo que a gravámenes sobre los combustibles se refiere.

Hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea el precio del combustible, menor será el peso que los impuestos tendrán sobre el mismo. El IVA al 21% siempre se mantiene inalterable pero con un precio fijo para el Impuesto Especial sobre Hidrocarburos, la presencia de este irá disminuyendo.

En estos momentos, España grava con un 47% de impuestos a la gasolina y con un 43% al diésel. O lo que es lo mismo, pagamos un 5% menos en impuestos por la gasolina que la media europea (52%) y un 3% menos si hablamos del diésel (46%). El diésel se encuentra en el tramo más bajo que recoge la Unión Europa y la gasolina en el segundo.

Esta misma tendencia de entre tres y cuatro puntos porcentuales de diferencia entre ambos combustibles se mantiene en toda Europa, salvo Países Bajos (el diésel se grava con una diferencia de un 1% por debajo de la gasolina). También es llamativo el caso de Suecia, el único país europeo donde el diésel es más caro que la gasolina, con un precio de 2,03 euros/litro del gasóleo por los 1,84 euros/ litros de la gasolina.

Mapa Impuestos 2019

Menor peso pero mayor recaudación (por litro)

También son llamativos los cambios en el peso de los impuestos desde 2019, año en el que se llevó a cabo la reforma del Impuesto Especial sobre los Hidrocarburos. Entre el último reporte de 2018 y el primero de 2019, los impuestos aumentaron de media un 2% en nuestro país. Desde entonces, el peso de los impuestos ha caído del 57% de la gasolina al 47% actual (imagen superior). Y del 51% del diésel al 43% actual.

Pese a todo, aunque el Impuesto Especial sobre Hidrocarburos se ha mantenido y el peso de las tasas ha descendido, el IVA ha compensado la recaudación de los gravámenes por litro. Así, en la primera semana de enero de 2019 se pagaban 0,67 céntimos/litro por la gasolina (a 1,18 euros/litro), mientras que el diésel recaudaba 0,58 céntimos/litro (a 1,13 euros/litro).

Con los últimos precios de la Unión Europea, con cada litro de gasolina (a 1,59 euros/litro) se están recaudando en nuestro país 75 céntimos, mientras que con cada litro de diésel (a 1,48 euros/litro) se pagan 64 céntimos.

Foto | Daniel González/GTRES

Temas
Inicio