Los coches con pantallas son más inseguros que los analógicos. Lo acaba de demostrar un Volvo de 2005

Los coches con pantallas son más inseguros que los analógicos. Lo acaba de demostrar un Volvo de 2005
38 Comentarios

Durante nuestros análisis de coches eléctricos hemos comentado en más de una ocasión aquello de que el uso extensivo de las pantallas en lugar de controles físicos dificulta la conducción. "No tenemos pruebas, pero tampoco dudas", podríamos haber dicho. Ahora, ya sabemos que sí, que también hay pruebas.

Porque la revista sueca Vi Bilägare ha confirmado las sospechas que nos venían asaltando. El uso de pantallas y botones táctiles en los coches dificulta (y mucho) la configuración de los mandos y son más inseguros. Para muestra, un dato: un Volvo V70 de 2005 ha mejorado los registros de cualquier coche actual.

Hasta cuatro veces más inseguros

Los responsables del estudio reunieron una docena de vehículos en un aeródromo local. Además del Volvo V70, la revista contó con la participación de los siguientes vehículos:

Antes de las pruebas, se dejó que cada participante se familiarizara con los mandos de los vehículos y, posteriormente se les pidió que realizaran hasta cuatro tareas en marcha. Algunas tenían por objetivo configurar la temperatura ambiente ideal (calentar el asiento, aumentar los grados del climatizador o desempañar los cristales) o manejar los sistemas de infoentretenimiento (buscar una emisora de radio concreta, reiniciar el navegador, bajar el brillo de la pantalla o apagarla).

Durante los exámenes, una conclusión salió a relucir: los vehículos modernos son más inseguros, se tardan más en configurar y, además, exigen desviar la mirada muchas más veces. Mientras que el Volvo V70 apenas necesitó 306 metros y diez segundos circulando a 110 km/h, el MG Marvel R empleó 44,6 segundos y 1372 metros.

Tras el Volvo V70, los vehículos que mejor resultado dieron fueron el Dacia Sandero y el Volvo C40. Su secreto no parece serlo tanto: son más sencillos que ninguno.El BMW iX, sin embargo, fue uno de los que más críticas recibió, especialmente en el manejo del climatizador, algo que ya criticamos durante la prueba del SUV y que hemos visto replicado en el BMW i4. No parece que la marca esté dispuesta a cambiar.

La mayoría de modelos necesitaron entre 20 y 30 segundos para cubrir todas las exigencias que los examinadores habían pedido a los participantes. Es decir, los vehículos nuevos recorrieron entre dos y tres veces más metros que el Volvo V70 del año 2005.

Temas
Inicio
Inicio