Compartir
Publicidad

Ya tenemos smartphone de Kodak pero no descorchéis el champán

Ya tenemos smartphone de Kodak pero no descorchéis el champán
Guardar
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Empresas legendarias en el terreno de la fotografía más tradicional no lo han tenido fácil a la hora de adaptarse a los nuevos tiempos. Polaroid sigue tratando de ganar relevancia con diversos productos, y lo mismo ocurre con Kodak, una empresa que estuvo en problemas muy serios pero que ahora vuelve a la palestra... y lo hace nada menos que con un móvil.

En realidad Kodak no es el fabricante de estos dispositivos, y como ya adelantamos es la empresa china Bullit Group la responsable de ese proceso. El resultado de esa colaboración es el Kodak IM5, un smartphone que trata de ofrecer funciones fotográficas interesantes a los usuarios. ¿Lo conseguirá?

En el teléfono lo primero que destaca es la capa de personalización que han situado por encima de Android, y que a priori y por las imágenes que hemos podido observar es muy poco prometedora -por no decir otra cosa-. Iconos grandes y interfaz exageradamente simplona y anticuada que no parece que vayan a ayudar a vender el terminal entre usuarios acostumbrados a las ventajas que ofrecen experiencias Android puras a las que se acercan la mayoría de los fabricantes.

¿Eso es todo, Kodak?

Pero como era de esperar, lo importante aquí son las prestaciones de las cámaras. Disponemos de una cámara de 13 Mpíxeles en la parte posterior y de una de 5 Mpíxeles en el frontal, y en Kodak han tratado de ofrecer una aplicación propia para la cámara que simplifique todo el proceso de toma de fotos, desde la captura hasta la posibilidad de editar y compartir esas fotos en redes sociales.

Los primeros resultados parecen decentes, pero en ningún caso destacables ni comparables a las mejores cámaras móviles del mercado. Parece que en Kodak tampoco pretendían eso, y por ahora se limitan a querer acercar una experiencia más sencilla a la hora de tomar fotos.

En el interior del Kodak IM5 encontramos un procesador MediaTek octa-core a 1,7 GHz, 1 GB de RAM, y 8 GB de capacidad. El móvil dispone de una pantalla de 5 pulgadas con resolución 720p, y es especialmente ligero con sus 120 gramos de peso. Se trata de un móvil Dual SIM gobernado por Android 4.4.2, pero curiosamente no conocemos las especificaciones de los sensores utilizados en el teléfono. Lo que parece seguro es que no son ópticas de Kodak, algo que también decepciona bastante.

Su precio será de 299 euros cuando llegue a Europa a finales de este trimestre, y a expensas de lo que podamos descubrir en nuestro análisis, todo apunta a que el Kodak IM5 pasará sin pena ni gloria por un panorama de smartphones fotográficos en el que precisamente esperábamos grandes cosas de esta legendaria empresa.

En Xataka | Así está la guerra por ser el mejor smartphone en fotografía móvil: comparativa fotográfica

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos