Compartir
Publicidad

Samsung Galaxy S6: siete dilemas sobre la mesa para un cambio

Samsung Galaxy S6: siete dilemas sobre la mesa para un cambio
49 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que se acerque febrero suele significar nervios por la llegada de los principales smartphones de referencia o franquicia de la mayoría de fabricantes que apuestan por Android. También este año Microsoft podría estar preparando la llegada en MWC de su terminal más importante del año. Los otros contendientes, Google y Apple, se han fijado como fecha para estrenar novedades el último trimestre del año.

De los franquicias con Android, uno de los que siempre se ha esperado con ansias ha sido el nuevo modelo de la familia Galaxy S. Este último año, eclipsado parcialmente por su hermano mayor el Note 4 y por la mejora sustancial de todos sus rivales bajo Android, el reto del próximo Samsung Galaxy S6 es el mayor al que nunca se ha enfrentado. ¿Cómo tiene pensado afrontarlo la firma coreana? Te dejamos con siete dilemas que tiene Samsung sobre la mesa con su Galaxy S6.

¿Es hora de un cambio de diseño?

En mayor o menor medida, la familia Galaxy S ha mantenido unas señas de identidad asociadas con su diseño que se han mantenido con el paso de las diferentes generaciones. Ha sido evidente el aumento de pantalla de las 4 pulgadas del modelo original hasta las 5.1 del Galaxy S5, pero las formas redondeadas, el botón de inicio o la colocación de los altavoces no ha variado demasiado.

Quizás con el Galaxy S6 Samsung pueda avanzar en un cambio de diseño más profundo que le permita desprenderse de la continuidad y previsiblemente un cansancio a nivel de diseño por parte de los consumidores. Al nivel que estamos de competencia, cualquier detalle puede marcar diferencias.

Ése es probable que sea el rol del nuevo fichaje para el equipo de diseño, que estará liderado ahora por un nombre que proviene de un estudio de diseño creado por Jony Ive. Quizás no tenga mucho que ver o quizás sea el cambio que devuelva al Galaxy S a un nivel de relevancia de hace dos años, cuando pocos podían discutirle ser el terminal de referencia bajo Android.

Galaxy Comparison

Metal y cristal en el horizonte

Dentro de la gama alta de todas las plataformas, apenas el Galaxy S5 mantiene un marcado acabado en plástico como seña de identidad. Los movimientos que hemos visto en los marcos metálicos de sus mejores teléfonos de este año y las novedades de los Alpha que acogen de forma mayoritaria el metal en sus carcasas parece un signo inequívoco de que con el Galaxy S6 llegará el cambio de material principal con el que estará fabricado el terminal más mediático de Samsung.

¿Y si en vez de metal se apostara por el cristal? Parece arriesgado cuando Samsung tiene en sus resistentes carcasas un signo de valor y robustez, pero hay rumores que ya apuntan a esa posible vía que de paso se llevaría por delante el valor de una batería reemplazable, característica que, por otro lado, para la mayoría de consumidores ha perdido casi todo su valor.

glaxy s6

Un sensor de huellas que funcione

Si funciona, un sensor de huellas en un smartphone es una excelente idea. Olvidarte de contraseñas, acceder de forma segura al smartphone sin patrones de por medio y por supuesto realizar pagos móviles son una buena excusa para intentarlo. Pero en el Galaxy S5 a Samsung no lo salió bien. En un terminal grande cuesta ofrecer una buena solución si se trata de deslizar en vez de colocar encima del sensor.

Por eso también es lógico el rumor que colocaría en el próximo Galaxy S6 un botón de inicio que haría las veces de sensor se huellas pero en el que bastaría con posar el dedo sobre él y no tener que deslizar.

Escaner Huellas Galaxy S5

A por la mejor pantalla del mercado

El Note 4 puede presumir de tener una de las mejores pantallas de esta generación de smartphones. Ese panel SuperAMOLED QHD lo tiene Samsung cuidado con mimo y de hecho los que han intentado igualar su calidad usando una combinación parecida han fracasado. Así que tras el no paso a la pantalla 2K del Galaxy S5, en este 2015 sería sorpresa total que el Galaxy S6 no mejorara el panel y acogiera, al menos, el mismo que hemos visto en el Note 4.

El tamaño de pantalla se espera que alcance las 5.5 pulgadas, quizás demasiado cerca de su hermano mayor, y dejaría huérfanos a quienes en el borde de las cinco pulgadas se encuentran en su terreno. Por debajo de esa diagonal Samsung no ha sabido por ahora ofrecer en el mercado una solución que sea superior a la de sus rivales, y sería peligroso apurarse tanto a unas diagonales tan extremas. Un Galaxy S6 con 5.2 o 5.3 pulgadas podría ser una solución de compromiso aceptable.

Galaxy Alpha 700

Curva sí, curva no

El experimento del Galaxy Note Edge ha dejado claro que Samsung ya puede ejecutar ese smartphone franquicia con pantalla curvada en los laterales. Por eso hay tantos rumores de que junto con un Galaxy S6 tradicional se debería esperar en el próximo MWC de Barcelona una pareja de baile con ese extra de pantalla en el lateral que tantos sentimientos encontrados nos dejó cuando la probamos.

1000 1000 Note Edge 10

Con la cabeza fría cabría pensar que sin acabar de solucionar el papel de ese extra de pantalla y los compromisos que vimos que conllevaba, puede resultar arriesgado asociarlo a un terminal del que siempre ha habido una sola versión (con matices por el tema de procesadores) y que se asocia con algo maduro y definitivo más que con experimentos. Mi apuesta es que no llegará.

Adiós TouchWiz

Samsung no dirá todavía adiós a TouchWiz pero casi. Ya el año pasado dejó en muy testimonial (teniendo en cuenta de dónde veníamos) la interfaz propia sobre Android, que ya hemos comentado por activa y pasiva que no necesita más de capas de personalización como antaño, así que para el Galaxy S6 podríamos estar ante una despedida anunciada.

Android 5.0 ofrece todo lo que podemos pedir actualmente a Android a nivel de interfaz atractiva y en eso se basaría Samsung según Business Korea para acercar la experiencia de su Galaxy S6 a lo que ofrece el Nexus 6. Pero de sus servicios asociados seguro que no nos libramos.

Old Vs New

El dilema de su sensor propio

Muy contentos estábamos con el rendimiento general que Samsung había conseguido con su propio sensor en el Galaxy S5. La cámara sorprendía por su buen hacer en el arte de apuntar y disparar, siendo muy rápida y con enfoque rapidísimo. Pero con el Note 4 vimos un cambio a sensores de Sony de nuevo.

Así que es una duda asociadas a la cámara del próximo Galaxy S6 no irá tanto en la resolución del sensor, que es lógico que alcance ya los 20 megapíxeles, sino por el camino que decide tomar para su franquicia el fabricante coreano. Si nos dejamos guiar por la intuición y lo último que ha hecho Samsung, es de esperar que opte por el sensor de Sony para incluir la estabilización óptica, así como una mejorada cámara secundaria, que podría llegar a los 5 megaíxeles. Ya sabéis, todo por el selfie.

680
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio