Publicidad

Nokia 6.2, primeras impresiones: triple cámara, Android One y acabado premium para un gama media que apunta alto

Nokia 6.2, primeras impresiones: triple cámara, Android One y acabado premium para un gama media que apunta alto
28 comentarios

Publicidad

Publicidad

Con motivo del IFA 2019 celebrado en Berlín, HMD ha decidido hacer oficiales los Nokia 6.2 y 7.2, sus dos nuevas propuestas para la gama media de 2019. Nokia siempre ha destacado por intentar diferenciarse de sus rivales a golpe de software, aunque este año han buscado algún giro aparte de este. La esencia del año pasado se mantiene, pero llegan cambios relevantes, sobre todo a nivel fotográfico.

Aunque el Nokia 7.2 es la propuesta más ambiciosa de las presentadas por la firma en la feria, el Nokia 6.2 es la alternativa de HMD para reinar por debajo de los 200 euros, algo que bien merce nuestra atención. Tras su presentación, tuvimos la ocasión de probarlo, por lo que procede contar qué nos pareció tras las primeras impresiones.

Ficha técnica del Nokia 6.2

NOKIA 6.2

PROCESADOR

Qualcomm Snapdragon 636

PANTALLA

6,3 pulgadas
Formato 19:9
Resolución Full HD+
Soporte para HDR+

DIMENSIONES Y PESO

159.9 x 75.1 x 8.3mm
180 gramos

RAM

3 GB o 4 GB

ALMACENAMIENTO

32 GB o 64 GB
Ampliables mediante tarjetas microSD

CÁMARA

Sensor principal 16 MP, f/1.8
Sensor gran angular de 8 MP, f/2.2
Sensor de profundidad de 5 MP

SOFTWARE

Android One basado en Android Pie 9.0
Actualizable a Android 10

OTROS

WiFi 802.11 ac, BT 5.0, USB-C, toma jack, lector de huellas trasero

PRECIO

199 euros

Democratizando el acabado premium en la gama media

Lo primero que llama la atención cuando sostenemos el Nokia 6.2 en la mano son dos factores. El primero, el acabado en cristal de su parte trasera, digno de cualquier otro dispositivo ubicado en un rango de precio superior. Por otro lado, aunque pesa 180 gramos y acercarse a los 16 cm de alto, es un terminal que se hace bastante cómodo a la mano.

Dicha parte trasera cuenta asimismo con un lector de huellas trasero que hará las delicias de aquellos que no terminan de adaptarse a los lectores bajo pantalla, así como con un gran círculo que alberga la triple cámara de la que hablaremos más adelante.

Nokia presume de cristal con su Nokia 6.2, y ha decidido protegerlo con Gorilla Glass 3, al igual que su parte trasera. No obstante, recordemos que las microabrasiones pueden con cualquier tipo de protección.

Volviendo al asunto del cristal, Nokia ha decidido recubrir tanto la pantalla como la parte trasera con Gorilla Glass 3, una solución que si bien no es la mas actual, ha demostrado en el pasado su fiabilidad. Eso sí, como buena alternativa de cristal, es todo un imán de huellas, sobretodo si la unidad es de color oscuro. También hemos podido probar el mismo terminal en el acabado blanco y, aunque no llegan a apreciarse tanto las huellas, seguirá siendo necesario pasarle algún paño de vez en cuando.

Frontal Nokia 6.2 El notch de gota y los marcos laterales son los puntos fuertes del frontal en este Nokia 6.2.

En cuanto al frontal del dispositivo, encontramos un aprovechamiento frontal mejorable, con un bisel bastante pronunciado en la parte inferior, aunque con unos marcos laterales bastante reducidos. El logo de Nokia sigue siendo protagonista en dicho bisel inferior, y el notch en forma de gota el principal invitado en la parte superior del dispositivo.

En la parte derecha del dispositivo (mirándolo de frente) nos encontramos ante los botones de encender y de subir o bajar volumen. Buen recorrido, sólidos y sin ningún tipo de holgura, así que poca pega. Lo que nos llama la atención es que, en el lado izquierdo, contamos con un botón dedicado para Google Assistant, al igual que otras firmas como Samsung hacen con Bixby. El asistente se abre de forma inmediata tras pulsar dicho botón y, teniendo en cuenta la buena integración de Google Assistant con Android One, no podemos más que aplaudir la decisión tomada en este caso.

Las pantallas también pueden brillar en la gama media, literalmente

Nokia 6.2 pantalla Nokia ha hecho hincapié en el tratado del HDR que hace su panel. Además de ser compatible con HDR10, convierte el contenido SDR en HDR.

Uno de los puntos más complicados en la gama media es el tema de la pantalla. Por menos de 200 euros pudiéramos pensar que no se han centralizado esfuerzos en la configuración del panel, pero no ha sido así en el caso de Nokia. El 6.2 cuenta con una pantalla de 6.3 pulgadas con resolución Full HD+, con tecnología IPS. Han decidido llamar a este panel 'PureDisplay', con motivo del alto rango dinámico que aseguran para el mismo.

El Nokia 6.2 convierte el contenido SDR en HDR para obtener mayor rango dinámico. Por otro lado, gracias a un procesador dedicado, prometen una mejor representación a nivel de colorimetría

El terminal convierte en tiempo real el contenido SDR en HDR o, en otras palabras, trata de obtener el máximo rango dinámico del multimedia que estamos consumiendo. Esto se logra gracias a un procesador dedicado, llamado Pixelworks, que se encarga de mejorar esta representación del HDR y del color en tiempo real. Del mismo modo, si bien no contamos con datos de nits, prometen un gran brillo bajo incidencia máxima de luz solar, así como una mejora automática del contraste para lograr que la pantalla se vea bien bajo cualquier circunstancia.

Hardware contenido, software a la última

Android One

A nivel de hardware, el Nokia 6.2 se encuentra a caballo entre la gama de entrada y la gama media. Para el procesador, se ha optado por la plataforma 636 de Qualcomm, la cual cuenta con casi dos años de vida, y que vino a situarse unos pasos por debajo del Snapdragon 660.

Las configuraciones de memoria parten de los 3 GB de RAM y 32 GB de memoria interna, pudiendo incrementarse hasta una configuración de 4 + 32 GB. Como punto negativo, destacar que ambas memorias son eMMC 5.1, notablemente por debajo en tiempos de velocidad de escritura/lectura respecto al UFS que tanto se está democratizando En ambos casos, será posible expandir la memoria interna mediante tarjetas microSD.

La configuración de memorias, tanto en cantidad como en tecnología dejan con ganas de más. Por suerte, la batería y el jack de auriculares contrarrestan el sabor agridulce

Los puntos fuertes vienen a mano de su batería de 3.500mAh, con la que Nokia nos ha prometido hasta dos días de duración, algo que tendremos tiempo de comprobar en su respectivo análisis. Por otro lado, contamos con un jack de auriculares (rara avis) en los tiempos que corren, y un puerto USB tipo C en su parte inferior.

Nokia 62 El Nokia 6.2 está acabado en cristal y recubierto por Gorilla Glass 3. En mano sienta bastante robusto y premium.

A este hardware le acompaña, como no podía ser de otro modo en un teléfono de Nokia, Android One, la versión más limpia que ofrece Google a los fabricantes. Esto implica tres años de actualizaciones de seguridad y dos años de grandes actualizaciones, a lo que debemos sumarle que HMD ha prometido que en el segundo trimestre de 2020, todos sus móviles estarán actualizados a Android 10.

Decir que, en la unidad que hemos podido probar el software no era definitivo ni estaba adaptado a España (contábamos con aplicaciones como Google News, no disponibles en nuestro país), no obstante, hemos comprobado que Nokia sigue respetando la configuración stock, sin añadir prácticamente ninguna aplicación extra salvo la de cámara, que sí está configurada y personalizada por ellos.

La triple cámara y el gran angular, por bandera

Camara

El enorme círculo trasero del Nokia 6.2 alberga tres cámaras. El primer sensor es de 16 megapíxeles, con apertura f/1.8. El segundo es un gran angular de 8 megapíxeles, 118º y con apertura f/2.2. Por último, un sensor de 5 megapíxeles. Como buena propuesta de 2019, la inteligencia artificial se suma a la hora de disparar, prometiendo mejoras sobre todo en el ámbito nocturno. A nivel de vídeo, el terminal es capaz de grabar en resolución 4K, algo a tener en cuenta en su rango de precio.

Recalcar que el software que hemos probado no era definitivo. Con alta probabilidad, los resultados de cámara varíen en la versión final del producto

En nuestras pruebas, la cámara no ha destacado en exceso a la hora de fotografiar. No obstante, es importante aquí apuntar de nuevo que el software no es definitivo, por lo que habrá que esperar al análisis para ver cómo se comporta realmente la cámara. No obstante, os dejamos con algunos de los ejemplos que hemos podido tomar, representativos de la versatilidad de esta configuración de triple sensor.

Selfie Buen recorte, aunque no demasiado detalle.

A nivel selfie, encontramos un buen recorte teniendo en cuenta que es la cámara frontal y la gama del dispositivo. No obsante, el tratamiento de la piel y el detalle son algo erráticos, con tonos algo pálidos y falta de detalle apreciable.

Retrato Normal

El retrato en la cámara trasera también ofrece un relativo buen recorte. A nivel de color, encontramos una interpretación algo más vibrante, aunque la piel sigue demasiado lavada. Quizás en la versión final encontremos un tratamiento menos agresivo.

Camara Nokia 6 2 Retrato

Situación algo complicada por el movimiento de la gente, aunque hemos notado algún problema con los tiempos de obturación. Puede que sea un problema de software, aunque la poca potencia del procesador suele ocasionar disparos lentos.

Angular

El gran angular siempre implica pérdida de calidad. No obstante, contamos con 118 grados a nuestra disposición, para captar bastante más contenido del que se puede encontrar con el sensor principal.

Nokia 6.2, la opinión de Xataka

Img 2210 1

En definitiva, el Nokia 6.2 viene para destacar en la media media gracias a tres factores principales. El primero, Android One, una de las configuraciones más interesantes en móviles económicos, por su buen envejecimiento (gracias a las actualizaciones periódicas), y su buen desempeño por la ausencia de bloatware.

Nokia viene para democratizar la triple cámara y el acabado premium con su 6.2. Por menos de 200 euros es una alternativa completa, de la que esperamos sacar el máximo en su análisis

El segundo, su configuración de triple cámara, que aporta esa versatilidad que tanto empieza a democratizarse en la gama media, apoyada por una inteligencia artificial que promete un buen desempeño nocturno.

Por último, el factor de costar menos de 200 euros y ofrecer prácticamente todo lo que se le puede pedir a un gama media: buena pantalla, cámara, batería, procesador y… ¡jack de auriculares! Como siempre, quedará esperar a la review completa para ver cómo se comporta con el software definitivo, pero el Nokia 6.2 apunta maneras.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir