Compartir
Publicidad

Asus Zenphone, toma de contacto

Asus Zenphone, toma de contacto
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

ASUS lleva un par de años coqueteando con la telefonía móvil Android. Sus propuestas siempre han girado en la hibridación, algo muy atractivo pero que requiere un compromiso grande tanto para el usuario: sacarle un provecho real a tener un dispositivo que se transforma. En 2014 los taiwaneses han decidido ampliar su estrategia.

Los Zenphone presentados en esta edición del CES ponen sobre la mesa dos cuestiones a tener en cuenta: ASUS se quiere tomar en serio tener una cuota de mercado importante más allá de sus experimentos híbridos. Además, viene a confirmar una consigna que viene abanderada por el Moto G: tenemos ante nosotros una nueva generación de smartphones de entrada económicos pero muy atractivos. Desde Las Vegas, os traemos nuestras primeras impresiones de los tres modelos que componen esta nueva familia.

Zenphone, hacia una gama económica

ASUS ha decido, por ahora, desligarse de la gama alta y los terminales de referencia que luego sirven para escalar en las categorías más bajas. Parten de la base de terminales de entrada, con buenas prestaciones, el apoyo de un gran socio como es Intel, y un diseño que va en la línea del resto de productos que tienen los tailandeses.

Zenphone

De esta combinación de variables nos llega Zenphone, una categoría que va desde las cuatro pulgadas con un precio de 99 dólares al modelo de seis, que asciende hasta los 199. Cifras comprensibles y en las que se mueven muchos de los terminales que mejor funcionan a nivel de ventas en muchos territorios.

Empezamos nuestra toma de contacto con el más pequeño. Con cuatro pulgadas de pantalla, y una resolución de 800x480 píxeles, hay que reconocer que a pesar de la densidad la pantalla se ve bastante bien. No se notan en exceso los píxeles, es luminosa y en ángulo de visión es casi completo. En cuanto a la forma en la que muestra los colores no encontramos variaciones extrañas a simple vista.

Zenphone

El terminal en mano es bastante cómodo, agradable al tacto y con una construcción sencilla pero estilosa. Tras tanto tiempo usando terminales de cinco pulgadas y más, da gusto poder recorrer cada punto de la pantalla con una sola mano y sin necesidad de hacer gestos forzados.

En cuanto al procesador ASUS sigue apostando por Intel y la sensación que nos ha dado este terminal, con el que poco hemos podido jugar y experimentar por la falta de aplicaciones reinstaladas, es que va lo suficientemente fluido como para aguantar bien un uso no excesivamente exigente.

El modelo de cuatro partirá de los 99 dólares, posiblemente la misma cifra para Europa. Ahora bien, ¿cuál es el precio real a pagar por dicha cantidad? 4GB de memoria interna (ampliables con tarjetas microSD de hasta 64GB) y una batería de poco más de 1.100 mAh que todo hace pensar que llegará todos los días pidiéndonos la hora, o mejor dicho el cargador.

Zenphone

El diseño y el precio determinarán mucho el éxito de Zenphone

Subimos de tamaño y escalamos hasta las cinco y seis pulgadas con una sensación muy similar en el factor forma. Buen diseño, cómodo en mano y con una variedad de colores a elegir algo corta pero lo suficientemente variada para contentar a la mayoría. La pantalla sube en resolución en ambos modelos y, aunque no es Full HD, el 720p vuelve a demostrar que tiene un hueco ante la obsesión de meter píxeles y más píxeles por pulgada.

El propósito de ambos terminales es cubrir dos mercados que ya conocemos: los móviles grandes y los phablets, con el añadido de este último de llevar una batería de mayor capacidad además del extra de poder usar algunos bolígrafos como si fuera un stylus. En este aspecto no llega al nivel de precisión de las pantallas IGZO de Sharp y tendremos que usar una punta algo más gruesa. Aquí ASUS debería haber concretado más.

La sensación, como con el modelo de cuatro, vuelve a ser parecida. Son terminales que apuntan a cumplir muy bien su cometido y a justificar su ajustado precio. Tienen algunas carencias pero en general parece que ASUS ha sabido cubrir bien los aspectos más importantes para evitar las quejas. De todos modos es pronto para llegar a grandes conclusiones y tendremos que esperar al uso del día a día.

Zenphone

Zen UI, el otro arma de ASUS

Los Zenphone que vimos instalados en el stand de ASUS carecían de la versión completa de la nueva interfaz Zen UI. Para nuestra fortuna, un Padfone Mini venía preparado a la cita con ella por lo que pudimos ver las bondades de la primera capa de software completa de ASUS. A continuación podéis verla en vídeo.

Tras unos años haciendo pequeñas modificaciones en la interfaz, tenemos la primera capa de software completa que, en términos estéticos, decide distanciarse algo más que otros fabricantes de los cánones de diseño de Android. No se trata de un cambio radical pero sí uno de los más grandes que hemos visto últimamente.

Se han simplificado muchos elementos con colores planos, grandes zonas vacías y carentes de adornos visuales como marcos para dar importancia a la información. También hay detalles gráficos, por supuesto, pero se nota que la prioridad en ZenUI es la información.

Zenphone

Desde las citas que tenemos próximamente, con la aplicación contextual What’s Next, a un gestor de tareas que tendrá la dura, valga la redundancia, tarea de competir con aplicaciones ya asentadas y que funcionan realmente bien. A su favor tiene una mayor integración con el sistema operativo.

Zenphone

Estos cambios no han hecho que los teléfonos se ralenticen. Todo funciona con la fluidez típica a la que ya nos hemos acostumbrado en Android. Nos queda la duda de si esta integración más profunda hará que las actualizaciones de sistema lleguen con más lentitud y es que aquí hay que reconocer que ASUS lo ha ido haciendo bastante bien.

Conclusiones tras la primera toma de contacto

ASUS tiene sobre la mesa tres terminales muy atractivos y a tener en cuenta para este 2014. Queda ver si sabe transmitir los valores ya asentados de las otras categorías de producto a una que de momento tiene una presencia bastante discreta y donde el mercado se está volviendo cada vez más competitivo. Otro detalle importante: la distribución y la capacidad para comunicar y llegar al público.

La única pega que vemos es que tardarán en llegar. Sin fecha concreta alguna, desde ASUS nos confirman que los Zenphone no llegarán hasta el tercer trimestre del año.El producto que hemos visto nos ha dado la sensación de ser bastante robusto y completo por lo que todo apunta a que se trata más de una decisión comercial que una técnica.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio