Las cabinas de teléfono están desapareciendo del mundo. Así que un iluminado se ha instalado una en casa

Las cabinas de teléfono están desapareciendo del mundo. Así que un iluminado se ha instalado una en casa
6 comentarios

En noviembre de 2021 el Gobierno de España aprobó el proyecto de la nueva Ley General de Telecomunicaciones. Con ella llegaba una medida singular: la eliminación definitiva de elementos obsoletos como las cabinas telefónicas y las guías telefónicas. Ese objeto de la cultura pop ha perdido su sentido y está desapareciendo en todo el mundo —Nueva York eliminó la última activa hace poco— pero hay quien quiere rescatarla (un poco).

Una cabina en casa. Betrand Fan es un ingeniero que trabaja en Slack, pero también es un apasionado de las cabinas de teléfono. En su blog contaba cómo se le ocurrió la idea de instalar una en casa. Aunque hay empresas que las venden con esa misma idea, prefirió comprar una auténtica en eBay. Tras inspeccionar su interior consiguió montarla en la pared con un panel especial —no fue fácil— y conectarla a un acoplador.

La cabina funcionaba a la perfección, pero este ingeniero no quería que su hija de 5 años la usase por las buenas, así que descubrió que existe un simulador de líneas telefónicas que permitió que conectara esa cabina de su despacho con el teléfono fijo de la habitación de su hija. ¿Resultado? Mientras trabaja su hija de repente le llama para contarle algo que le ha pasado con sus muñecas. "La mayor parte del tiempo, es una interrupción estupenda", cuenta.

Pero las cabinas tenían fecha de caducidad. En España se iniciaron las acciones para eliminarlas del territorio nacional a finales de 2018. Por entonces quedaban unas 17.000 cabinas y la mayoría funcionaba a la perfección aunque raramente se usaran. Daban pérdidas, pero aún así lograron alargar su vida un poco más y se resistían a morir.

Cabinas reconvertidas en puntos Wi-Fi. Su presencia en ciudades y pueblos de todo el mundo convirtió a las cabinas en algo ya que parecía parte del paisaje urbano. Esa idea hizo que en lugar de desinstalarlas hubiera esfuerzos para reconvertirlas en otro tipo de soluciones. Se han visto proyectos como el de Nueva York para convertirlas en puntos de acceso Wi-Fi, pero también para adaptarlas y que permitan ser cargadores USB, puntos de información turística o incluso puntos de recarga para vehículos eléctricos.

Una historia sin fin. En España la cabina de teléfono tardó en llegar. Lo hizo en 1928, aunque aquello no era una cabina como tal, sino un teléfono de uso público de previo pago instalado en la caseta del por entonces Viena Park (hoy Florida Park) en el parque de El Retiro de Madrid.

La primera cabina "cabina" de España fue instalada en 1963, y durante varias décadas se convirtieron en parte fundamental de nuestra vida. Luego llegaron los smartphones y las cabinas acabaron siendo irrelevantes, pero aún así han sobrevivido durante años. Hay más historias fantásticas sobre cabinas de teléfono, como aquella de la solitaria cabina de teléfono que estaba instalada en mitad del desierto de Mojave en California. Quizás la realidad es que la cabina de teléfono no morirán nunca.

Temas
Inicio