Adiós definitivo a las cabinas y guías telefónicas: la nueva Ley de Telecomunicaciones hará desaparecer estos dos históricos en España

Adiós definitivo a las cabinas y guías telefónicas: la nueva Ley de Telecomunicaciones hará desaparecer estos dos históricos en España
38 comentarios

La estocada final a las cabinas telefónicas ha llegado. El Gobierno ha aprobado el proyecto de la nueva Ley General de Telecomunicaciones, una normativa que introduce varias medidas, entre ellas la permanencia máxima de 24 meses, las portabilidades en un día y la eliminación definitiva de elementos obsoletos como las cabinas telefónicas y las guías telefónicas.

El número de cabinas telefónicas en España es inferior a las 15.500 cabinas, pero Telefónica todavía las mantenía por la necesidad de ofrecer una cabina en cada municipio de más de 1.000 habitantes. Unas cabinas en las que muy pocas son rentables y en la mitad de ellas no se realiza ninguna llamada en todo el año. En 2018 debían haber llegado a su fin, pero un real decreto aprobado ese mismo año prorrogó su final.

Desde entonces, Telefónica ha luchado judicialmente por extinguirlas. En julio de 2020, el Tribunal Supremo incluso les dio la razón, quedando su mantenimiento en un limbo. Ahora, con la nueva Ley General de Telecomunicaciones, España finalmente establecerá el final de este elemento histórico.

Qué novedades llegan con la nueva ley

Además de la eliminación de elementos obsoletos como las cabinas telefónicas y las guías, la nueva Ley de Telecomunicaciones añade una serie de novedades. Se establecen medidas para regular la instalación de infraestructuras comunes de telecomunicaciones en el interior de los edificios, la reducción de trámites para la instalación de estaciones base de telefonía y una regulación más flexible para "fomentar el mercado secundario del espectro radioeléctrico".

Cabina

El objetivo de fondo es actualizar el reglamento para acelerar la instalación de nuevas redes. Por primera vez, la normativa también regula la explotación de cables submarinos en territorio español.

Otro de los asuntos que salió a debate con el anteproyecto de esta ley es que los servicios de mensajería como WhatsApp pasarán a ser considerados como operadores. Estos servicios asumirán nuevas obligaciones como la comunicación previa al Registro de operadores, a efectos estadísticos y censales. También deberán garantizar la integridad y seguridad, así como incrementar la transparencia.

No podrá el Gobierno intervenir estos servicios como ya se sabía, pero sí ha habido cambios de última hora respecto a la tasa de los operadores que se propuso que pagaran también estos servicios de mensajería. Finalmente, WhatsApp, Google, Amazon y el resto de grandes empresas tecnológicas se librarán de pagar esta tasa de operadores. La razón, según describe Cinco Días, es que la cantidad a recaudar iba a ser muy pequeña.

En lo relativo a los derechos de los usuarios, se añaden medidas para mejorar la transparencia de los contratos, que deberán incluir las condiciones detalladas en un resumen con carácter previo a la contratación. Respecto a la permanencia, se limita la duración máxima a 24 meses y se regulan los contratos de paquetes de servicios.

portabilidad

En cuanto a la portabilidad, se añade la "capacidad de desbloquear la tarjeta móvil para facilitar el cambio de operador; conservar el saldo prepago; mantener el número un mes después de la resolución del contrato; y el derecho al reenvío gratuito de correos electrónicos".

Finalmente, la ley regula las comunicaciones de emergencia. El 112 seguirá siendo gratuito y se añaden modificaciones técnicas para obtener una ubicación más precisa de las personas que llamen al 112. Esta nueva Ley General de Telecomunicaciones también implementa el sistema de alertas públicas o 112 inverso, donde los operadores podrán enviar mensajes a la población en caso de grandes catástrofes.

En Xataka | Vida, muerte y resurrección de la cabina telefónica más solitaria del mundo

Temas
Inicio