Compartir
Publicidad
Publicidad

No es sólo imaginación, es cuestión de física: si los fantasmas existiesen el LHC lo detectaría

No es sólo imaginación, es cuestión de física: si los fantasmas existiesen el LHC lo detectaría
Guardar
90 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchos nos hemos criado títulos de ciencia-ficción que han quedado para la posteridad y que, aunque en ese pequeño rincón de incombustible imaginación de nuestro ser, hemos pensado que si parte de eso no podría ser realidad. Hace un tiempo vimos si era físicamente posible construir la mochila de los Cazafantasmas (que funcionase), pero hoy es la ciencia la que nos derrumba el sueño de que existan los ectoplasmas, o eso "tradujo" Neil deGrasse Tyson a partir de un científico que trabaja en el LHC (Large Hadron Collider).

¿Han estado de verdad tratando de probar la existencia de fantasmas en el gigantesco colisionador? No, ni mucho menos. Pero unas declaraciones del físico de partículas Brian Cox (que trabaja actualmente en el ATLAS del LHC) en un programa de radio de la BBC sobre "Hacer visible lo invisible" llevaron a que quedase como afirmación del CERN que los fantasmas no existen.

No hay protones fantasma

Hablar de "lo invisible" en este contexto hace referencia a experimentos con partículas sub-atómicas como el del bosón de Higgs o a lo que los grandes telescopios y microscopios más potentes han ido dejándonos ver y descubrir. Y justo aquí es donde se ha echado en falta ver a Slimer, a Casper o a cualquier evidencia de lo que también se define como ectoplasma.

¿De dónde viene la curiosa conclusión de que el LHC descarta la existencia de fantasmas? En el programa que decíamos, el episodio 06 de The infinite Monkey Cage, una de las explicaciones de Cox enunció algo aparentemente genérico para descartar la existencia de fenómenos que no se habían demostrado tras la actividad del LHC. El fragmento en cuestión es el siguiente (vía The Independent).

Si queremos algún tipo de patrón que contenga información sobre células vivas que persisten entonces debemos precisar específicamente qué medio contiene este patrón y cómo interactúa con las partículas de materia fuera de lo que compone nuestros cuerpos. Debemos, dicho de otro modo, inventar una extensión del Modelo Estándar de partículas que haya escapado a la detección del LHC. Eso es prácticamente inconcebible en las escalas energéticas típicas de las interacciones de partículas de nuestro cuerpo.

El discurso puede resultar algo complejo sobre todo si no estamos familiarizados con la física y su léxico. Pero, como en otras ocasiones, Neil deGrasse Tyson sale en nuestro rescate y lo reformula en forma de pregunta aludiendo a los fantasmas:

Si he entendido lo que acabas de declarar, acabas de afirmar que el CERN, el Centro Europeo de Investigación Nuclear, niega la existencia de fantasmas, ¿no?

A lo que Cox responde con un rotundo "Sí".

Cazafantasmas

La deducción (o mejor dicho, el descarte) se debe a que "en teoría" los fantasmas deberían ser energías (dado que por definición no están compuestos de materia), y para que no se disipasen en calor (por el segundo principio de la termodinámica) necesitarían un aporte energético que no se sostiene ni por el Modelo Estándar ni por ninguno de los hallazgos en el LHC.

Habría sido divertido saber que entre bosones y materia oscura en el CERN se dedican a la búsqueda de ectoplasmas, pero en esta ocasión la conclusión se debe a la ausencia de pruebas. Al menos Cox afirma con seguridad que no hay nada bajo la cama o dentro del armario por lo que temer, según las leyes de la física.

Imagen | CERN, Ghostbusters
En Xataka | ¿Es posible físicamente crear una mochila como la de los Cazafantasmas?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos