Compartir
Publicidad

Zuma, el satélite secreto del gobierno estadounidense, se ha perdido: no está en órbita, donde quiera que esté

Zuma, el satélite secreto del gobierno estadounidense, se ha perdido: no está en órbita, donde quiera que esté
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La nube de misterio que rodea al satélite Zuma no se va ni tras su lanzamiento. De hecho, lo que ha hecho es incrementarse, porque el satélite militar Zuma se ha perdido, según están apuntando varias fuentes.

Antes de contar la historia quizás convenga poner algo de contexto. Se trata de un satélite cuya función y características son información clasificada al tratarse de una misión secreta del gobierno de los Estados Unidos, siendo lanzado por SpaceX (empresa de Elon Musk) al obtener ésta la certificación oficiar para lanzar este tipo de satélites.

La historia de Zuma no empezó muy bien al contar ya con al menos un intento de lanzamiento frustrado y retrasos por diversas causas. Finalmente, el último fue exitoso y el pasado día 7 de enero fue elevado a los cielos de la mano de un cohete Falcon desde Cabo Cañaveral. Lo único que pasa es que tras ello... No lo ven en órbita.

¿Tan secreto que ni se ve?

El lanzamiento fue exitoso por la parte de la maniobra en si: el cohete despegó sin problemas y volvió a tierra firme para poder ser reutilizado en un futuro. Está casi todo capturado y grabado en vídeo como suelen hacer, "casi" porque al tratarse de una misión clasificada lo lógico era pensar que no todo sería emitido.

Esto lo matiza Bloomberg, que se hace eco de la noticia confirmando que hubo un fallo en la maniobra y que el satélite se perdió. No es algo que hayan confirmado públicamente, de hecho las palabras textuales del Capitán de la Marina Brook DeWalt fueron "No tenemos nada que comentar sobre el satélite en este momento", pero la información llega al medio por parte de un oficial y dos asistentes de congresista (que mantienen el anonimato).

De ahí que en un primer momento no sorprendiese que no hubiese más mensajes. Confirmaciones de que la carga había sido expulsada con éxito y que iniciaba sus funciones ya girando en torno a nuestro planeta que no llegaron porque finalmente no se ha observado en órbita.

Sin embargo, el Wall Street Journal habla de que la secretísima carga habría descendido a la atmósfera al no separarse completamente de la parte superior del cohete. Medio que también tira de fuentes cercanas al Congreso y al Senado, apuntando que si la carga no se separa del cohete en el momento adecuado y/o está dañada puede ser devuelta a la Tierra.

La verdad está ahí fuera, pero no nos la cuentan ni a medias

Por el momento no se sabe nada sobre qué hará (o haría) Zuma en órbita. Quizás dentro de unos años se desvele, como ocurrió con el millonario presupuesto dedicado a la investigación de OVNIs por parte del Pentágono, pero en estos momentos no se tiene información ni del cometido de la misión ni de su estado tras el lanzamiento, al menos públicamente.

Spacex 01

Hasta que eso ocurra, si es que ocurre, estaremos pendientes de las filtraciones "oficiales" que haya. Con lo que podemos quedarnos es con esa parte de que el despegue y el aterrizaje fueron exitosos, lo cual suma a favor de que progresivamente haya una reducción de costes en la carrera espacial al reutilizarse los cohetes.

Imágenes | SpaceX
En Xataka | Espectaculares explosiones y fallos de SpaceX reunidos en un solo vídeo editado por el mismo Elon Musk

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio