Publicidad

EE.UU. cree que Rusia ha probado una nueva tecnología para destrozar satélites en el espacio

EE.UU. cree que Rusia ha probado una nueva tecnología para destrozar satélites en el espacio
27 comentarios

Publicidad

Publicidad

El pasado 15 de julio un satélite ruso llamado Kosmos 2543 lanzó un pequeño objeto desconocido a toda velocidad en órbita. Dicho objeto fue lanzado cerca de otro satélite ruso, si bien no llegaron a entrar en contacto, de haberlo hecho podría haber causado graves daños. El Departamento de Defensa de Estados Unidos, que vigila la actividad que se realiza en el espacio, cree que se trata de un arma para destrozar satélites.

Kosmos 2543 es un satélite inspector y fue desplegado por Kosmos 2542 en diciembre del año pasado. Como satélite inspector, su trabajo es acercarse a otros satélites en órbita para inspeccionarlos y comprobar que todo está correctamente. De hecho, el propio Kosmos 2542 tuvo un incidente en enero de este año cuando se acercó más de la cuenta a un satélite estadounidense y comenzó a seguirlo.

Un objeto proyectado a una inusual velocidad

Según explican desde Rusia, Kosmos 2543 efectivamente se acercó a otro satélite para realizar una inspección. Eso sí, no comentan nada sobre el objeto en cuestión que el Comando Espacial estadounidense dice haber detectando y que fue proyectado desde Kosmos 2543 al acercarse al otro satélite.

Satélites

John Raymond, comandante del Comando Espacial de Estados Unidos, considera que dicho proyectil podría tratarse de un arma para impactar contra otros satélites. Cree que es una prueba más de los esfuerzos de Rusia por desarrollar y probar sistemas espaciales para mantener en riesgo a los activos espaciales de Estados unidos y sus aliados.

En cierto modo, lanzar objetos al espacio desde otros satélites es una práctica común. Del mismo modo que lo es realizar inspecciones a otros satélites. Pero según Estados Unidos, lo que hace que esta última maniobra de Rusia sea inusual es la velocidad con la que lanzaron el objeto. Es por ello que creen que se trata de algún tipo de arma ya que se diferencia demasiado de todas las otras inspecciones que se han realizado previamente. Dicho esto, tampoco tienen ninguna prueba más allá de estas suposiciones.

Actualmente Rusia, Estados Unidos y más de 100 naciones forman parte de un tratado internacional mediante el cual se comprometen a que el espacio exterior debe ser explorado por todos y con fines puramente pacíficos. El tratado fue firmado en 1967, después de que durante esta década se detonasen unas cuantas bombas nucleares en el espacio provocando que en plena noche se viese como de día. El tratado indica, entre otras cosas, que no se deben colocar armas en órbita o en el espacio.

A día de hoy dependemos más que nunca de los satélites que tenemos en órbita. Sirven para todo tipo de comunicaciones, ubicación, recogida de datos y exploración científica.

Vía | MIT

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios