Compartir
Publicidad

Ahora podemos ver en vídeo parte del histórico "aterrizaje" de la sonda japonesa Hayabusa 2 en el asteroide Ryugu

Ahora podemos ver en vídeo parte del histórico "aterrizaje" de la sonda japonesa Hayabusa 2 en el asteroide Ryugu
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado 21 de febrero, Japón hizo historia al tocar por primera vez la superficie del asteroide Ryugu, el cual se encuentra a aproximadamente 310 millones de kilómetros de la Tierra. La hazaña se consiguió gracias a la sonda Hayabusa 2, donde el objetivo es recolectar muestras para que sean estudiadas en nuestro planeta.

Lo impresionante de esta misión es la forma en la que se recogen dichas muestras, ya que se debe disparar un proyectil contra la superficie para crear una especie de crater y que los propulsores de la sonda hagan el resto, que sería levantar todos los escombros para ser recolectados.

El explicarlo con palabras tal vez no sea tan emocionante, pero ahora podemos verlo en vídeo, donde todas estas palabras cobran sentido y nos hacen entender la complejidad de la misión y su importancia.

El vídeo fue publicado por la Agencia Espacial Japonesa (JAXA) y en él explican que el clip se obtuvo gracias a una pequeña cámara montada en la sonda. Para apreciar el trabajo realizado, al vídeo se le aumentó la velocidad. Lo interesante de esto, es que la cámara no estaba en el proyecto original de la misión, ya que se habría añadido gracias a las donaciones de los ciudadanos japoneses, quienes querían ver cómo se desarrollaba la misión Hayabusa 2.

Hay que recordar que esta es la segunda vez que la JAXA llega a un asteroide para estudiar su superficie y componentes, la misión Hayabusa 1 en 2005 fue la pionera en este ámbito, sin embargo no pudo recolectar muestras debido a un fallo en el mecanismo principal de la sonda. Ahora para la Hayabusa 2, se decidió usar el mismo mecanismo pero en esta ocasión si se tuvo éxito.

Para recolectar el material, la JAXA usó algo conocido como "cuerno de muestreo", que es básicamente un cilindro de un metro de largo que sirve para disparar el proyectil por debajo de la sonda. Tras el impacto, la sonda toca tierra y se vuelve a elevar, esto para que los propulsores levanten todo el material y éste sea recogido en alguno de los tres compartimentos que lleva la sonda.

Después de esta primera colecta, la sonda asciende hasta su posición segura a unos 20 kilómetros por encima del asteroide. La JAXA espera realizar al menos otras dos recogidas de muestras en los próximos días antes de que la sonda vuelva a casa con el material.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio