Compartir
Publicidad

El impuesto al sol caducará en 2021: se abren las puertas del autoconsumo en España y Europa

El impuesto al sol caducará en 2021: se abren las puertas del autoconsumo en España y Europa
48 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En España que alguien se monte su particular central eléctrica basada en renovables no estaba bien visto por el Gobierno. Hace años que se impusieron severas restricciones a estas prácticas con el célebre —y mal desarrollado— 'impuesto al sol' (PDF) y una normativa que ponía todo tipo de trabas a quien trataba de apostar por el autoconsumo energético.

La cosa ha ido cambiando gradualmente en Europa. De hecho, esa primera batalla ganada por el Parlamento Europeo en enero de 2018 se consolida ahora que comienza la legislatura de Pedro Sánchez. El recién estrenado presidente de España anunciaba un 'cambio de posición' sobre las energías renovables, y como indican en El Confidencial el acuerdo de la Unión Europea plantea un futuro esperanzador para este tipo de plataformas.

El principio del fin para el impuesto al sol

El texto del acuerdo especifica como ya se había adelantado que el usuario tenga derecho a ser un autoconsumidor. Todo aquel que lo desee (y cumpla con ciertos requisitos) podrá instalar un panel solar o un molino eólico para generar electricidad. De hecho podrá producir más energía de la que necesita en su hogar para vender el sobrante a la red eléctrica y a valor de mercado.

Casa

Este tipo de anuncio supone sin duda un varapalo para las grandes empresas eléctricas, pero salvo sorpresa la nueva normativa entraría en vigor en 2021. A partir de entonces los países tendrán seis meses de margen para adaptar sus normativas a esas medidas, y será en ese momento cuando nuestro 'impuesto al sol' tendrá que ser anulado.

El acuerdo forma parte de los nuevos objetivos de Europa en materia de energías renovables: finalmente se ha establecido que el 32% de la energía producida en la Unión Europea en 2030 proceda de fuentes renovables, una cifra algo inferior al 35% demanadado por la Eurocámara pero al que el apoyo de España y de Italia ha acabado de definir en una cifra ligeramente más conservadora.

Las nuevas normas de autoconsumo tendrán ciertas excepciones. Por ejemplo, los reguladores nacionales podrán evaluar si las exenciones ponen en riesgo el sistema eléctrico e introducir cargas a ese autoconsumo si es necesario. También habrá un gravamen para instalaciones que produzcan más de 25 kw, pero nunca a aquellas por debajo de esa cifra.

Esta regulación es también una interesante oportunidad no solo para el autoconsumo individual, sino para el colectivo: una comunidad de vecinos podrá por ejemplo instalar (o encargar instarlar) paneles solares en un edificio y que todos los vecinos se beneficien de esa producción tanto para el ahorro en su factura energética como para la venta del excedente.

La medida ha sido celebrada por organizaciones como GreenPeace, que no obstante critica el objetivo del 32% de renovables establecido por la UE. Según sus responsables "se queda peligrosamente corto frente al nivel necesario a la hora de evitar un cambio climático catastrófico".

Vía | El Confidencial
En Xataka | 2015 es el año en que podemos plantearnos el autoabastecimiento eléctrico en serio: estos son los números

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos