Compartir
Publicidad

El Parlamento trata de resucitar el autoconsumo: las claves del nuevo intento para abolir el "impuesto al sol"

El Parlamento trata de resucitar el autoconsumo: las claves del nuevo intento para abolir el "impuesto al sol"
Guardar
74 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aprovechando las últimas movilizaciones contra la subida del precio del recibo de la luz los partidos de la oposición en pleno presentaron ayer una Proposición de Ley que reconoce el "derecho a autoconsumir energía eléctrica sin ningún tipo de cargo".

Es el movimiento más lógico: aunque llueva o haga viento, el debate sobre el precio de la electricidad nos debería devolver, una y otra vez, al caso del autoconsumo. Es la única forma real de solucionar el problema. Pero ¿es esta la ley que necesitamos o se trata de una iniciativa política que nunca entrará en vigor?

Las claves de la propuesta de ley

casa

Bajo la idea de que "la energía autoconsumida instantáneamente (o almacenada en baterías y autoconsumida con posterioridad) no debe contribuir adicionalmente a sufragar los costes del sistema eléctrico" y suprimiendo el Registro Administrativo de Autoconsumo, la ley intenta aprovechar la coyuntura política para lanzar un torpedo al eslabón más débil del actual Sistema Eléctrico: el autoconsumo.

Además de esas dos medidas, la propuesta contiene otros tres cambios fundamentales en el esquema actual: da luz verde al autoconsumo compartido (fundamental en el ámbito doméstico urbano), aligera los procesos administrativos y deroga las medidas sancionadoras que estaban en vigor (hay que recordar que el actual Real Decreto de Autoconsumo establece multas de hasta 30 millones de euros; la propuesta sitúa el máximo en un 10% de la factura eléctrica anual).

La propuesta da luz verde al autoconsumo compartido, aligera los procesos administrativos y deroga las medidas sancionadoras

La Propuesta de Ley diferencia entre modalidades de autoconsumo sin excedentes y con excedentes. Estos últimos pueden inyectar ese excedente a las redes de transporte y distribución de energía. Pero, y aquí está una novedad importante, solo aquellas instalaciones de producción que superen los cien kilovatios de potencia tendrán que figurar en el registro administrativo correspondiente.

¿Una propuesta seria o un brindis al sol?

rajoy

La Propuesta de Ley es interesante porque intenta elimina algunos de el principal obstáculo que frenaba la introducción del autoconsumo en el país: la inseguridad jurídica que había creado el hecho de no desarrollar el Real Decreto 900/2015.

Lamentablemente, no parece que esta reforma vaya a llegar a buen puerto: aunque ha sido apoyada por todos los partidos de la oposición, al tener una incidencia directa en el presupuesto, el Gobierno puede vetarla. Algo que ante las últimas declaraciones del ejecutivo y teniendo en cuenta su posición política, parece muy probable.

Una medida interesante, pero insuficiente

grgrgr

Es cierto que, en este contexto, la reforma del Real Decreto de Autoconsumo actual parece aconsejable (e, incluso, urgente). No obstante, la Propuesta de Ley adolece de problemas muy serios: no entiende que el autoconsumo va más allá de poner dos placas solares en casa, conlleva una reforma radical de la red eléctrica.

Siendo realistas nuestra red está anticuada hasta para el estado actual de mercado energético. Si queremos tomarnos en serio en autoconsumo, necesitamos lo que algunos llaman ya la Enernet, una red inteligente, distribuida y fuertemente interconectada que permita la transición a un modelo energético al que ya vamos tarde.

Más en Xataka | Los planes para el autoconsumo energético del gobierno son aún peores: estas son todas las trabas

Imágenes | EPP

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos