Los bancos copian la estrategia de los neobancos para atraer clientes: dinero al contado para nuevas altas

Los bancos copian la estrategia de los neobancos para atraer clientes: dinero al contado para nuevas altas
19 Comentarios

La estrategia no es nueva, pero sí la forma de llevarla a cabo. Los bancos tradicionales llevan ofreciendo regalos a los nuevos clientes en sus campañas de captación desde hace décadas, pero ahora, en lugar de darles vajillas o televisores, directamente les dan dinero contante y sonante. La misma estrategia con la que fintech como Bnext o N26 empezaron a sumar usuarios en nuestro país cuando todavía no teníamos muy claro que era eso de un neobanco.

¿Qué ofrecen? En su momento, neobancos como Bnext o N26 ofrecían entre 5 y 10 euros a las nuevas altas recomendadas por otro usuario, una cifra similar a la que daban al ya cliente que lo había recomendado. Los bancos, en cambio, están ofreciendo distintas cantidades directamente por darse de alta, sin intermediarios, y además algunos también incluyen intereses sobre la cantidad depositada en la cuenta.

Eso sí, la mayoría de ellos incluyen una serie de requisitos para poder recibir la cantidad de dinero anunciada, desde domiciliar una nómina hasta la obligación de mantener una cuenta abierta en la entidad por un tiempo determinado, pasando por domiciliar recibos o hacer un número mínimo de compras con la tarjeta al mes o al trimestre. El único requisito para recibir el dinero en las fintech era haber sido recomendado por otro usuario.

¿Cuándo dinero? Depende del banco, los hay que ofrecen desde 40 euros a otros que llegan a los 300 euros. Cuanto mayor es la cantidad, más requisitos hay para conseguirla, y la mayoría de ellos se asocian a abrir cuentas 100% digitales. Abanca, por ejemplo, ofrece 300 euros a los nuevos clientes que se creen una cuenta digital siempre y cuando domicilien una nómina de al menos 1.200 euros mensuales, se den de alta en el servicio de correspondencia online de la entidad y la mantengan abierta al menos 24 meses.

Otras entidades no llegan a la cantidad que ofrece Abanca y, además, algunas cobran distintas comisiones, como de mantenimiento (cosa que el banco gallego no hace), como Cajamar (200 euros), BBVA (150 euros brutos), Unicaja (150 euros) o Banco Santander (100 euros), entre otros. Como curiosidad, el Banco Sabadell ofrece sólo 50 euros, pero da un 1% de interés durante 12 meses sobre la cantidad que se deposite en la cuenta.

¿Por qué? La razón de que las entidades bancarias hayan pasado a hacer este tipo de promociones, desechando en muchos casos sus típicos regalos de bienvenida, es sencillo: funcionan, y, sobre todo, funcionan entre la población joven, como demostraron las fintech. Un grupo en el que la banca tradicional está especialmente interesada como demuestran sus múltiples iniciativas de banca digital y promociones como estas, que en algunos casos van dirigidas exclusivamente a menores de 30 años (BBVA y Openbank).

Peligros. A pesar de lo atractivo de las promociones, como en la contratación de cualquier otro producto bancario hay que prestar mucha atención a la letra pequeña, puesto que en muchas de las propuestas de las entidades anteriormente citadas se cobran determinados servicios o comisiones que pueden hacer del dinero que entregan un regalo envenenado.

Imagen | Markus Spiske

Temas
Inicio
Inicio