Compartir
Publicidad

Tarjetas localizadoras de Navento

Tarjetas localizadoras de Navento
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los sistemas de localización, sean del tipo que sean, están de moda. No hay más que echar un vistazo a los parabrisas de los coches, las manos de ejecutivos o los bolsillos del profesor y bloguer Enrique Dans.

Precisamente estos días nos ha hablado en su blog de un dispositivo de la firma española Navento. Concretamente dispone entre sus numerosos gadgets de una N-Card, dispositivo que mediante localización por satélite, te da una serie de información sobre los desplazamientos que vas realizando.

El gadget es cerrado, dispone en la parte externa de puerto miniUSB para recargarlo en cuanto veamos un ordenador cerca y tres LEDS de colores que nos van indicando diferentes situaciones, y en el interior encierra un navegador GPS, una tarjeta GPRS y un acelerómetro.

Su funcionamiento es muy sencillo: la tarjeta, cada periodo de tiempo que le indiquemos, transmite su posición y velocidad mediante la tarjeta GPRS, datos que podemos consultar vía web en un entorno desarrollado sobre Google Maps. Esto nos permite hacer un seguimiento de personas, objetos y demás, con obtención de datos precisos de posición, velocidad, hora, etc para el momento que le indicamos.

También disponemos de un servicio de alerta por SMS para aquellas circunstancias que hayamos marcado: un enfermo que se sale de un perímetro determinado, un vehículo que han robado, entre muchos otros.

En cuanto al precio, no es nada caro para lo que nos proporciona, si es que necesitamos un servicio de este tipo: seis euros al mes. Para el coche, aplicación en la que muchos hemos pensado, hay una versión especial ya integrada en el vehículo.

Uno de sus inconvenientes es que la tecnología GPS sigue dando posibles errores cuando la señal no es buena o estamos dentro de un edificio, cosa que imaginamos que también están intentando solucionar en parte con la ayuda de los datos que se puedan obtener mediante la tarjeta GPRS.

La otra pega, motivada por un aspecto al que los fabricantes deberían dedicar más tiempo, viene dada por la autonomía del equipo, que según Dans, se queda en unas ocho horas, cuando un dispositivo de este tipo al menos debería alcanzar la mitad del día o más, para despreocuparnos de pensar en recargarla. Lo interesante de esta tecnología de posicionamiento e información está en que nos olvidemos que la llevamos encima y la estamos usando, y como apunta Enrique, se completará cuando terminen la integración que desde la empresa están llevando a cabo en teléfonos móviles con GPS. Un solo dispositivo para controlarnos a todos.

navento.jpg

Más información | Enriquedans. Más información | Navento.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos