Publicidad

En unos años, conducir un coche que no sea autónomo: como ir a caballo según Elon Musk

En unos años, conducir un coche que no sea autónomo: como ir a caballo según Elon Musk
44 comentarios

Publicidad

Publicidad

Eléctrico, veloz, con pantallas por controles físicos pero hasta hace muy poco, sin un modo de conducción asistido completo. Los coches de Tesla, a quienes no es sencillo quitarles el aura de coche tecnológico aspiracional, serán en el futuro completamente autónomos principalmente porque el futuro del coche ha cogido ese desvío. Y Elon Musk, máximo responsable de Tesla, lo tiene claro.

¿Y cómo será no tener un coche autónomo en el futuro? Pues según Musk, lo más parecido a ir a caballo y solo comprensible por el valor sentimental que podamos asociar a ese modo de conducción o el propio vehículo. Pero para él, la producción en serie de coches autónomos es el futuro.

Camino hacia el coche autónomo con interrogantes

En la misma charla con analistas para discutir los resultados trimestrales de Tesla, Musk confirmó que su compañía está lista para ofrecer un coche autónomo con producción en serie antes que el resto del mercado. Ellos se han marcado el reto de tenerlo en unos tres años, pero considera que toda la industria estará produciendo coches autónomos en un plazo máximo de unos 15-20 años.

Aunque la reciente actualización de sus modelos actuales, con el llamado modo Autopilot, no es en realidad un modo autónomo, la compañía sigue trabajando en esa línea de actualizaciones para mejorar las prestaciones de sus equipos. Musk confía en los nuevos componentes de su suministrador israelí Mobileye, quien hace poco presentó una solución hardware que permitiría actualizar coches actuales para dotarlos de plena autonomía en la conducción. Y, aunque sin mencionarlo directamente, todo apunta a que quien mejor posicionado está para estrenarlo en 2016 podría ser Tesla.

6tcxinl

Si bien del lado de la tecnología, el coche autónomo ve la hoja de ruta bastante despejada, no lo está tanto en cuestiones sociales y de legalidad. Para empezar las ciudades necesitan reinventarse pero surgirán cuestiones problemáticas sobre la libertad de cada persona a conducir, responsabilidad en caso de accidente o el gran debate ético sobre la vida de quién deberá estar en entredicho en caso de accidente.

Marte, el peligro de la IA y el coche de Apple: Musk en estado puro

Poco más de 10 años son los que tiene Tesla, y lo que ha dado de sí. Buena parte del mérito hay que otorgárselo al propio Musk, cuyo perfil no deja indiferente. En estos últimos años ha dejado titulares contundentes, en muchos casos relacionados con algunos de los grandes proyectos en los que, de una manera u otra, está involucrado.

650 1200 33

El coche eléctrico y la competencia se han llevado algunas frases enérgicas como la que le dedicó Musk recientemente a Apple a raíz del rumor de su propio coche eléctrico y autónomo. Para Musk, Apple no es un rival porque "los coches son más complejos que los teléfonos".

Siguiendo con el transporte, es complicado no dejarse impresionar por su Hyperloop o las afirmaciones sobre el futuro de la humanidad en Marte. Musk, que está detrás de SpaceX (los taxis espaciales que ya trabajan con la NASA), no ve otra salida tan clara.

Pero donde más contundencia ha mostrado Elon Musk ha sido con la Inteligencia Artificial, poniéndose en primer lugar del lado de Stephen Hawking y su miedo a que la tecnología llegue al armamento autónomo, y más tarde, proponiendo un conjunto de reglas diseñadas para delimitar el uso de la IA desde un punto de vista técnico y ético.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir