Publicidad

Con la música en el coche: estas son tus opciones

Con la música en el coche: estas son tus opciones
26 comentarios

Publicidad

Publicidad

Movilidad. Eso es lo que buscamos cada vez más. Movernos a cualquier parte, en cualquier momento, pero seguir comunicados y llevar con nosotros lo que nos gusta o lo que nos importa. Una de esas cosas que muchos llevamos con nosotros a todas partes es nuestra música favorita.

Desde hace muchos años pocos ingenios del hombre han representado mejor la movilidad que el coche, esa máquina que nos permite ir y venir a todas partes, a cualquier hora. Era obvio, casi desde el principio, que ambos conceptos tenían que combinarse: nos gusta conducir con música.

Fue en 1930 cuando Motorola desarrolló la primera radio para automóvil. Ya conoceréis la historia del nombre de la compañía, al combinar Motor (por lo de coche y tal) y -ola, un sufijo que en los años 30 se había hecho popular en muchos aparatos de música, como la rockola, la radiola, la victrola...

Han pasado ya muchos años desde entonces, y hemos ido dejando lo analógico, radio y casetes, en pro de lo digital. Los reproductores de mp3, y la estrella de todos ellos, el iPod, fueron el punto de inflexión que marcó el camino hacia los sistemas multimedia, o de infoentretenimiento, que tenemos ahora.

Música en el teléfono

¿Qué opciones tenemos?

Pues las más primitivas (y parece mentira que digamos esto), son las radio CD mp3. Todavía hoy en día se venden coches cuyos equipos de sonido no son demasiado avanzados y lo más que permiten es reproducir archivos de audio en formato mp3 (o con suerte algún otro), si estos están grabados en un CD.

No hace tanto tiempo que se incorporaron las entradas auxiliares de audio a los equipos de sonido: ya sea una conexión jack de 3,5 mm (analógica), ya sea una conexión específica para el iPod, el producto estrella, que solía implicar una mejor integración con nuestro autorradio.

Poco después de incorporó también la conexión USB, que abría un nuevo mundo de posibilidades, y no solo la de llevar música en una memoria de varios gigas. Aunque nos pueda parecer mentira, todavía podemos encontrar coches a la venta que no tienen USB (pero es algo a extinguir).

iPod coche

El problema que presentaban los autorradios mp3 primerizos era la gestión de tanto archivo de música. Con cientos de canciones en un CD, buscar el tema que queríamos se podía convertir en una pequeña odisea. Y así fueron surgiendo los equipos multimedia que se están popularizando hoy en día.

Disfrutar de una pantalla más grande, donde acceder a los archivos de audio y leer su información (título, artista, álbum, etc) facilita las cosas. Suelen incluir estos sistemas una pantalla a color, habitualmente táctil, que nos permite incluso ver la carátula del disco. Hemos ido mejorando, pero se ha necesitado un tiempo.

Los sistemas multimedia más avanzados incluso permiten el control por voz del sistema de audio, por ejemplo para buscar una determinada canción, sin tener que apartar la vista de la carretera ni las manos del volante. Aquí hay sistemas como Ford Sync, entre otros, que se muestran bastante útiles (pero ahí están también Opel IntelliLink, Renault R-Link, Audi Connect, Volvo Sensus, y tantos otros que repasamos el año pasado).

Renault R-Link

Música en streaming

Pero ahora ya no solo queremos audio digital, queremos la nube. Los servicios de radio por Internet y de música por streaming están creciendo en el coche con fuerza, y todo apunta a que crecerán aún más. Esto tiene que ver con el hecho de que somos homo sapiens conectados, y que los coches, poco a poco, pero cada vez más, son coches conectados también. Y además como cada vez tenemos más megas en las tarifas planas de Internet móvil... pues tanto mejor.

Aquí hay dos opciones:

  • Que sea el sistema de conectividad multimedia y telemático del coche el que está conectado a Internet, lleva instalada la correspondiente aplicación en su memoria, y accede al servicio de radio o música (caso de esos sistemas multimedia que repasábamos antes). Es decir, esto sería el modelo de "tablet integrada" en el salpicadero el coche, por decirlo de alguna manera.

  • O bien que el sistema multimedia sea solo una interfaz de interacción hombre-máquina, intermediaria entre nosotros y nuestro teléfono cuando estamos conduciendo, y sea nuestro smartphone el que está conectado, tiene la aplicación y accede al servicio. Esto es lo que hacen sistemas como AppLink, MirrorLink o CarPlay, que permiten controlar el smartphone desde los mandos y pantalla del coche, siendo el hardware del teléfono el que trabaja. Repasábamos también esto recientemente

Radio por Internet

Sea de un modo o de otro, podemos disfrutar en nuestro coche de servicios de radio por Internet como Pandora, Stitcher, iHeart Radio, TuneIn o LastFM (algunas por ahora solo están disponibles en EE.UU), o de servicios de música como Spotify, Deezer o Amazon Cloud Player.

Y con todas las ventajas que eso supone, como la búsqueda casi instantánea, la sugerencia de nuevos artistas o canciones del estilo de las que nos gustan, configurar listas de reproducción, etcétera.

Spotify, por citar un ejemplo, es el caso más claro de cómo los servicios de música en streaming se pueden integrar en el coche con éxito, con el caso del sistema Ford Sync con AppLink. Nos subimos al coche con nuestro teléfono, en el que llevamos nuestra app de Spotify, con nuestra cuenta, nuestras preferencias, nuestras listas y nuestros favoritos.

Lo emparejamos por bluetooth (por cable si es un iPhone) con el sistema de conectividad multimedia del coche, y podemos arrancar la aplicación de Spotify, y buscar y reproducir música con los comandos de voz del coche, sin tocar el teléfono. (Conste que Spotify no solo está disponible en Ford, también está en Volvo, y en alguna otra marca).

Y esto es una gran ventaja: tener en cualquier parte, estemos donde estemos, en cualquier momento, nuestra música favorita, sin tener que llevar discos o memorias encima, estemos en el coche que estemos, aunque no sea el nuestro, simplemente llevando algo que llevamos encima (casi) a todas partes, nuestro smartphone.

Vídeo | Ford (YouTube) En Motorpasión | Especial Car Audio

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir