Compartir
Publicidad

Sony Ericsson Xperia Arc, análisis (I)

Sony Ericsson Xperia Arc, análisis (I)
Guardar
63 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando tuve un Sony Ericsson Xperia Arc en la mano por primera vez, me llegaron las mismas sensaciones que en mi toma de contacto con el Samsung Galaxy S. No noté que el tamaño de pantalla sea tan grande como en realidad es (4.2 pulgadas), gracias a su delgadez, reducido peso, y estilizada figura.

Sus dimensiones y ergonomía son sin duda uno de sus puntos fuertes. Para conseguirlo se ha recurrido al uso de plásticos, en esta ocasión con mejor aspecto que en el móvil de Samsung, pero con una peor unión entre elementos. Pero antes de seguir desarrollando puntos positivos y negativos del teléfono, vamos a conocerlo en un vídeo de desempaquetado y presentación:

Para que negarlo, en segundo lugar quedé encantado por su diseño, cuestión que hizo que ganara enteros en mi mente llena de prejuicios, ya que el Sony Ericsson Xperia X10 no me dejó precisamente un buen sabor de boca. La competencia capitaneada por HTC y Samsung había hecho mejor los deberes en la primera generación de Smartphones Android.

Un tercer punto, que no vamos a tratar ahora, es la potencia de proceso: del Arc ya conocía que no era un fuera de serie, sobre todo al compararlo con los “doble núcleo”. Pero, ¿a quién le importan los núcleos cuando algo entra por los ojos?.

Como es habitual en nuestros análisis, vamos a ir repasando por los puntos que consideramos más importantes el teléfono. Para esta primera parte empezamos con dos cuestiones dispares, pero que considero interesantes para abrir boca: la pantalla y su disponibilidad en España.

Sony Ericsson Xperia Arc

Bravia Mobile Engine en sus 4.2 pulgadas

La pantalla es muy buena. Creo que es la mejor forma de definir este punto, pero vamos a matizar ya que tenemos ración de cal y arena, aunque las características positivas tienen mucho más peso en esta nueva familia de pantallas bautizada como Reality Display.

La pantalla es LCD, de 4.2 pulgadas, cuenta con resolución FWVGA (854×480 píxeles) y muestra 16 millones de colores. En labores como la navegación web o el visionado de contenidos multimedia, se nota, por no hablar de que tenemos buen espacio para el teclado virtual en pantalla, si además el tamaño del teléfono no se ve perjudicado como en el caso del HTC Desire HD, mejor que mejor.

En otro terminal de gama alta no lo mencionaríamos, pero teniendo a Sony Ericsson detrás, dejamos claro que el funcionamiento multitáctil de la pantalla capacitiva es excelente, en respuesta y sensibilidad, además de estar soportado a lo largo de todo el sistema operativo.

Acostumbrado al Samsung Galaxy S (negros y demás colores saturados), los colores se me hacen extraños, una vez superado este punto (cosas del AMOLED), puedo afirmar que es muchísimo mejor que lo que podríamos encontrar en el Sony Ericsson Xperia X10, y para mi gusto, la mejor opción tras lo que nos ofrece iPhone 4 o los teléfonos de Samsung.

Los colores son estupendos, muy llamativos en tonos complicados como el rojo, si a esto le sumamos unos niveles de brillo y contraste destacables, hacen que el conjunto sea de lo mejor. ¿Por qué no sobresaliente?, los ángulos de visión, es cuestión de girar un poco el teléfono y se pierde bastante calidad de imagen.

Bravia
Un detalle que quiero destacar es que no puedo colocar el selector de brillo para que funcione de forma automática, ¿no tiene sensor de luz ambiental?, yo no podría afirmarlo, porque aunque en las especificaciones aparezca, yo no tengo opción de controlarlo en los menús del sistema. Lo mismo tiene algo que ver el Bravia Mobile Engine.

Pasando al citado y mediático Sony Bravia Mobile Engine, puedo asegurar que cumple muy bien su función, sobre todo a la hora de reproducir vídeos en el teléfono. Los típicos algoritmos presentes en los televisores de la firma japonesa han sido exportados al pequeño terminal, y la realidad es que el contraste y nitidez mejoran, podéis desconectarlo para comprobarlo.

Sony Ericsson Xperia Arc, disponibilidad y precio

A pesar de que la propia Sony Ericsson informó que el terremoto de Japón les había hecho daño en el sentido de cumplir con la demanda y producción planificada, el teléfono está disponible en nuestro país en diferentes opciones, y en dos colores: negro (diría que azul marino) y el plateado que os enseñamos en nuestro análisis.

La operadora Vodafone, que parece que se ha hecho con la mayoría de teléfonos importantes lo tiene en su gama. Lo mejor es que os paséis por XatakaMóvil para conocer los detalles, pero os adelante que en contrato está disponible en un rango de precios que va desde los 0 hasta los 279 euros, y con puntos desde 0 hasta 309 euros.

Pasando a Movistar, nos movemos entre 0 y 259 euros, también podéis echar un vistazo en XatakaMóvil. Por cierto, el precio libre del teléfono en España es de 549 euros, y se espera que aparezca pronto con Orange.

arc movistar

Primeras conclusiones

Una primera conclusión que saco y me gustaría compartir es que el Xperia X10 está plenamente superado con este teléfono, y aunque es algo lógico al tratarse de un teléfono más moderno, no es a lo que me refiero. Diría que el salto me parece más interesante que el que podemos encontrar entre generación de teléfonos Desire, por poner como ejemplo a una de las referencias en el mercado.

Creo que la joint-venture va en buen camino, también condicionada por que Android va madurando y convirtiéndose en un sistema operativo más estable, con un ecosistema más rico. Precisamente la elección de Gingerbread es una de los mejores apartados del Arc, a pesar de haberse olvidado de la cámara para videollamadas, cuestión que parece bastante cercana en ser soportada en Gtalk.

El problema lo tenemos en una comparación directa con los “doble núcleo”, si la diferencia de precio no termina de ser muy grande, o si es precisamente potencia lo que andamos buscando. También se puede encontrar con un enemigo en casa como el Xperia Neo, no muy inferior en posibilidades a un precio mas bajo, pero sinceramente, sin el diseño del Arc, la cosa pierde la gracia. Sobre el precio, 549 euros me resulta algo alto.

Sony Ericsson Xperia Arc

Nos quedan por delante dos partes que completan el análisis en la que repasaremos hardware, software, cámara en foto y vídeo, alternativas en el mercado y nuestras conclusiones finales, así que paciencia por si no habéis encontrado todo lo que queríais en estas líneas. Prometo aderezar las siguientes partes con una buena cantidad de vídeos del terminal en funcionamiento.

Recopilatorio de enlaces que componen el análisis

El teléfono ha sido cedido para la prueba por parte de Sony Ericsson. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Más información | Sony Ericsson

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos