Compartir
Publicidad
Moto 360 (2015), análisis: el smartwatch redondo más famoso cambia de tamaño pero no de idea
Análisis

Moto 360 (2015), análisis: el smartwatch redondo más famoso cambia de tamaño pero no de idea

Publicidad
Publicidad

Si hay algún smartwatch de primera generación que un usuario puede reconocer fácilmente, ése es el Moto 360. De hecho podemos considerarlo como el primer smartwatch que, a propósito o por casualidad, unió los temas de moda y relojes avanzados. El Moto 360 original era (es en realidad) un smartwatch que puedes querer llevar incluso simplemente por cuestión de estilo. Eso fue hace ya casi 18 meses. Cómo pasa el tiempo.

Ese Moto 360 original era grande, con lagunas en sus especificaciones, pero resultó desde el primer momento un modelo a imitar tanto por el diseño redondo como por lo icónico que resultó. Y ahora ya tenemos a su sucesor, que llega al mercado con ligeros retoques en algunos apartados, pero ante todo con el reto de no perder el toque único del primer Moto360 y batirse con una generación de smartwatches con Android Wear que no se pondrán nada fácil. ¿Lo conseguirá? Vamos con nuestra review del nuevo Moto360 (2015).

Moto 360 2015, principales especificaciones

Con la primera generación de relojes ya afianzada en el mercado, tanto con Android Wear como con WatchOS, hace unas semanas se presentó el Moto 360 2015. Lo hizo en dos versiones, con la diferencia centrada en los tamaños de esfera. Pero en lo demás, las características son comunes:

Moto360 (2015), especificaciones técnicas
Dimensiones físicas 46mm x 11.4mm // 42mm x 11.4mm
Pantalla 1.37” (42 mm) // 1.56” (46 mm) ; Protección Gorilla Glass 3
Resolución 1.37” (360 X 325) 263ppi // 1.56” (360 X 330) 233ppi
Procesador Snapdragon 400 (4x 1.2 GHz) // Adreno 305
RAM 512 Mb
Memoria 4 GB (no ampliable microSD)
SSOO Android Wear
Extras Resistencia agua IP67
Conectividad 802.11g Wifi, Bluetooth 4.0
Sensores Sensor de ritmo cardíaco, Acelerómetro, sensor de luz ambiente, Giroscopio y motor háptico
Batería 400 mAh versión 46 mm; 300 mAh versión 42 mm (no extraíble) // Carga inalámbrica
Precio 289 euros (modelo deportivo en Amazon); la versión clásica de 42 mm va a los 306 euros (Amazon); y la versión de 46 mm sale por 356 euros (Amazon)

Mismo diseño icónico, más acierto en los tamaños

Ponte un Moto360 del año pasado en la muñeca y pregunta a usuarios al azar qué les parece el diseño. Creo que un buen número de ellos coincidiría en que les resulta atractivo pero también grande. Bastante grande para muñecas no muy anchas.

La apariencia de un smartwatch va muy ligada a la idea de reloj que tengamos y gustos personales. De los redondos de primera generación, el Moto360 es el más diferente (menos clásicos) y su tamaño generoso acababa por penalizarlo entre algunos usuarios. Motorola lo ha solucionado de golpe ofreciendo dos tamaños para elegir, y afinando algunos puntos del diseño para que, incluso aunque escojamos el modelo más grande, no transmita la misma sensación que el del año pasado.

Sin perder la personalidad y atractivo del primer Moto360, la nueva versión de 42 mm es más cómoda de llevar y ya no hay problemas para quienes prefieren smartwatches que no sean muy grandes

El nuevo Moto360 se puede escoger con esfera de 46 mm, como la del año pasado, o de 42 mm. Cada una de estos modelos requiere de tamaños de correa específicos (22 mm para el mayor y 20 mm para el menor). Hay también una opción que Motorola asigna directamente al sector femenino y que combina la caja de 42 mm y una correa de 16 mm.

Moto360 2015 Review Diseno

El guiño más contundente de Motorola a la moda y la personalización es muy claro. Las correas no van prácticamente integradas en la esfera (lo que dificultaba mucho su cambio) sino que se acoplan a unas nuevas lengüetas que suponen el cambio estético más importante del nuevo Moto360. El nuevo smartwatch se parece ahora más a un reloj clásico y también permite el intercambio de correas de forma sencilla, pero pese a ello, no ha perdido la marca de la casa que es la esfera casi sin marco.

Otro muy ligero cambio de diseño lo encontramos en el botón, que pasa de estar centrado a situarse en las dos, lo que nos ha parecido que facilita su uso, aunque quede muy en segundo o tercer plano en la experiencia de gestión del reloj avanzado.

El Moto360 de segunda generación se parece más a un reloj clásico por el cambio en cómo la correa se une a la esfera. Es muy personalizable ... si tienes suerte de estar en un territorio con Moto Maker

El acabado del Moto360 es en acero inoxidable, con un marco pulido muy delgado "marca de la casa" y que con el programa Moto Maker podemos personalizar y escogerlo en varios colores: negro, metalizado, oro rosa o dorado, con dos acabados en todos los casos. También la esfera puede escogerse en diferentes tonos, por lo que estamos ante un smartwatch altamente personalizable y que nos deja dos modelos de la misma generación que parecen incluso smartwatches completamente diferentes.

Moto360 2015 Review Diseno2

La mala noticia es que esta posibilidad no está disponible en todos los mercados, así que la personalización solo se puede realizar en la mayoría de territorios en base al tamaño de la esfera y las correas, que pueden ser metálicas o de piel. O la que queramos nosotros de terceros.

Por último hay que hablar del grosor, que todavía se mantiene en unos datos considerables, concretamente por encima de 11 mm. No podemos decir que sea un modelo delgado, pero sí muy cómodo de llevar. Y eso es clave en un smartwatch.

Pantalla destacada pero todavía no suficiente para liderar

El nuevo Moto360 no cambia ni un ápice su idea de una esfera donde la pantalla ocupe toda la superficie. Y nos gusta. Esa configuración sin apenas marco le confiere una apariencia tan atractivo que no ha sido difícil que llegue la competencia e imite esa idea.

Con dos cajas de tamaño diferente, los nuevos Moto360 ofrecen dos diagonales de pantalla distintas. El modelo de 46 mm disfruta de una pantalla de 1,56 pulgadas con resolución de 360x330 pixeles y densidad de 263 ppp. La esfera de 42 mm le concede a la pantalla 1,37 pulgadas con resolución casi idéntica: 360x325 píxeles y 233 ppp.

La pantalla del nuevo Moto360 cumple especialmente en exteriores pero no es tan espectacular como las de la competencia con AMOLED, donde contraste y densidad de píxeles son muy superiores

En ambos casos estamos ante densidades que son adecuadas y suficientes pero que quedan por debajo del mínimo de 300 ppp que encontramos de forma muy habitual en casi toda la competencia. Pero no podemos olvidar que el Moto360 cuenta con la importante ventaja de que su diagonal es mayor y mejora la visualización de contenido.

La tecnología del panel es IPS, y comparándolo con los de tipo AMOLED que dominan el mercado de los smartwatchs, parte en desventaja. Menos contraste en las interfaces de los smartwaches suele significar una pantalla menos espectacular. Pero hay contraprestación ya que en exteriores la pantalla del Moto360 es de las que mejor se comporta, y aquí sí que agradecemos que Motorola se mantenga fiel a los paneles IPS.

Otro aspecto de la pantalla donde Motorola lidera con suficiente ventaja es en la del sensor de luminosidad. Recientemente lo hemos visto integrado en el Gear S2 de Samsung, pero no es lo habitual. Aquí Motorola lo mantiene de forma muy acertada y es muy útil para conseguir por un lado una adecuada y sostenible gestión de la batería, y por otro mejorar la visibilidad en todas las circunstancias (en interior que no moleste un brillo alto y en exterior potenciarlo para que sea visible la pantalla).

Moto360 2015 Review Configuracion

La adaptación de la pantalla a la luz ambiente es bastante rápida y acertada, y gracias a ello nos olvidamos por momentos de ese incordio a la vista que es la banda inferior negra. El gran daño colateral de incluir ese sensor para la pantalla se repite en este Moto360 de segunda generación y lo tenemos perenne en la parte inferior de la pantalla.

Le agradecemos enormemente a Motorola que se mantenga fiel al sensor de luminosidad, pero ha tenido 18 meses para pensar en cómo retirarlo de la parte inferior de la pantalla. La competencia le ha demostrado que se puede hacer

Según la watchface que escojas será más o menos visible, pero ahí está para recordarte que es un sacrificio necesario para tener bajo control algunos aspectos del diseño claves en el Moto360, como son los marcos casi inexistentes.

La respuesta al tacto de la pantalla es correcta, y nos ayuda mucho para su manejo que no exista marco o bisel que entorpezca el deslizamiento del dedo desde el mismo borde.

Autonomía y rendimiento mejorado ... pero no para una segunda generación

Aunque Motorola acabó por solucionarlo con una serie de actualizaciones, el Moto360 de primera generación acabó sucumbiendo en autonomía y rendimiento con la gran oleada de smartwatches con Android Wear que llegaron unos meses después de su salida al mercado.

El Moto360 de segunda generación incluye retoques en varios de sus apartados técnicos para no quedar por detrás de nadie. O al menos intentarlo.

Moto360 2015 Review Ritmo Cardiaco

De lo primero que os tengo que hablar es de la autonomía. La batería del nuevo Moto360 viene en dos capacidades diferentes según el tipo de esfera que escojamos. El pequeño de 42 mm ofrece 300 mAh para su batería frente a los 400 mAh del modelo mayor.

En nuestra prueba hemos analizado el modelo de 42 mm. Con esa capacidad de batería, la aspiración real era poder acabar el día de uso sin problemas, por mucho que Motorola se empeñe en que sea 1,5 días. Efectivamente, las previsiones se han cumplido y con la versión de 42 mm por la que muchos optarán por su buen tamaño en muñecas no muy grandes, hemos apurado los días de nuestra prueba con apenas el 15% de la batería.

Esos datos de un día de uso y poco más los hemos conseguido con el modo de pantalla siempre activa, la opción que creo que realmente le saca partido a un smartwatch. Si queremos apurar más las horas de uso, podemos optar por mantener la pantalla apagada cuando no la estamos usando y en ese caso sí que podemos empezar a hablar de irnos a un día y medio lejos del cargador. Sin embargo, al depender de un cargador externo, no soluciona problema alguno ni tiene para mi repercusión irse a un día y medio de autonomía. O dos, o me quedo con uno solo.

El nuevo Moto360 de 42 mm ofrece una autonomía de poco más de un día, superando de inicio al modelo del año pasado pero sin alcanzar a mucha de su competencia

Hablando del cargador, el del Moto360 vuelve a demostrar ser la mejor opción de entre los que optan por adaptadores o bases de carga (apenas se salva el Smartwatch 3 de Sony que permite algo muy cómodo: usar un cable microUSB directamente para la carga). Es muy compacta y cómoda de usar gracias que carga de "forma inalábrica". En la base se ha incluido una pequeña muesca que facilita la colocación del reloj para su recarga y que se mantenga estable.

Usando el Moto360 no hemos encontramos problema alguno de fluidez. La pantalla responde cuando la pulsamos con la agilidad que demandamos y la ejecución de comandos no se eterniza. Recibimos justo lo que esperamos de un Android Wear, para lo bueno y lo malo. Si hay lag o lentitud en la interfaz no es cuestión de déficit de potencia.

Moto360 2015 Review Marco Cargador

El procesador escogido por Motorola es el Snapdragon 400, manteniendo los 512 MB de memora RAM y contando con 4 GB de memoria interna que no es ampliable. En esta ficha echamos especialmente de menos la conectividad NFC ante un panorama de pago móvil que está próximo a explotar.

Cuantificación y mejores watchfaces, la aportación de Motorola

Apple ha llegado detrás de Android Wear al mundo smartwatch, probablemente haya iniciado su andadura perdiendo en el terreno del diseñosor, pero ha aportado un WatchOS más completo (ahora mismo) que el que tenemos con Android Wear.

Pese a su actualización, Wear de Google permanece bastante estático y mejorando a un ritmo lento. Queda por ahora como un sistema operativo con el que tener notificaciones en la muñeca pero con poca utilidad más allá de ello. En gran parte por culpa de los desarrolladores. Algo parecido le ocurre al Apple Watch, y está tratando de solucionaro dejando más control a los desarrolladores para ejecutar sus aplicaciones directamente en el reloj. Pero no está siendo del todo así, todavía.

Motorola ha copiado su estrategia en smartphones y ha iniciado un proceso para aportar valor a un Android Wear estático como casi todo el segmento del smartwatch

El tercero en discordia, Tizen de Samsung, también aporta interesantes soluciones en interfaz y control pero queda huérfano de aplicaciones que potencien la utilidad de un smartwatch. Motorola quizás lo sabía y por ello, para tratar de contrarrestar la limitación que supone para un fabricante apostar por Android Wear en términos de poder ofrecer un factor diferencial frente a otras marcas con el mismo sistema operativo, ha aportado algo a Android Wear.

Lo más significativo tiene que ver con las watchfaces. Algunas de las que podemos escoger en el Moto360 permiten la integración de datos procedentes de sensores o aplicaciones del reloj a las cuales se accede pulsando directamente en dicho "widget". Pero apenas son un par y no podemos personalizarlas mucho.

Moto360 2015 Review Diseno Esfera

Todo lo dicho hasta aquí a nivel de sistema operativo nos lleva al escenario en que la utilidad de un smartwatch es limitada. Quizás se pueda salvar la función deportiva o de seguimiento de los ejercicios, pero aquí lo habitual es encontrarse con apenas una cuantificación. Sin GPS de por medio, aspirar a susituir a un reloj deportivo es complejo.

El Moto360 incluye sensor de ritmo cardíaco, por lo que la aplicación propia de Moto360 relacionada con el ejercicio, gana enteros. Moto Body ya recoge información de pasos, distancia, calorías y también nuestro ritmo cardíaco, pero no nos aporta mucho cuando queremos medir una actividad concreta. En ese caso, por suerte, en Android Wear disponemos de buenas soluciones de aplicaciones de terceros. Pero es algo que Motorola tiene por delante mejorar. Respecto al sensor de pulso, pasa como con otras soluciones de este tipo: es necesario llevar bien apretado el reloj para una medición fiable pero en todo caso, cuando estamos realizando ejercicio a alta intensidad, es fácil que se pierdan datos durante determinado tiempo en que el sensor no es capaz de reaccionar al movimiento de nuestras manos.

Si optas por este modelo clásico para sesiones de ejercicios, a pesar de su resistencia al agua, no encontramos que cambiar de correa sea algo tan directo y cómodo como con el Smartwatch de Sony o el Apple Watch. Y las de piel o acero no son las más recomendables. Aquí, tanto por diseño como por funcionalidad al incluir el GPS, la elección debería ser el Moto360 Sport, aunque en ese caso el extra del diseño lo perdemos y nos llevamos la apariencia de un reloj deportivo al uso.

Un último apunte en el apartado software: Android Wear ya funciona en iOS pero la experiencia está lejos de poder ni tan siquiera acercarse a que hemos obtenido con un smartphone Android. Apenas podemos hablar de satisfacción contenida con las aplicaciones de Google y notificaciones en general, pero luego resulta que interaccionar con ellas es algo inconsistente o directamente que no da opciones para ello.

Moto 360 (2015), la opinión y nota de Xataka

El smartwatch más conocido de la primera oleada por fin se ha renovado. Pero el cambio ha sido tranquilo. Mucho. El Moto360 de segunda generación trae pequeños detalles a nivel de diseño para facilitar el intercambio de correas, ganando con ello más personalización que añadir a su ya inconfundible diseño sin apenas marco. Y generosas dimensiones, aspecto que queda muy mejorado con la versión de 42 mm, la cual nos parece que dispone de unas dimensiones con las que se sentirá cómoda la mayoría de usuarios.

Motorola ha adoptado un cambio sensato que era el de dar más opciones pero el funcionamiento general no ha variado demasiado. El smartwatch es más potente y con mejor batería, pero ambos apartados ya habían sido alcanzados e incluso superados en la primera generación de varios de sus rivales. Muy poco más de un día de uso para la batería no es una tarjeta de presentación muy halagüeña cuando además el precio de partida se ha incrementado.

Moto360 2015 Review Trasera2

¿Dónde queda entonces este Moto360? Para nosotros queda sostenido por su diseño - que ya no es único, ojo - y "personalidad", pero no encontramos mucho más para desequilibrar la balanza entre todos los Android, incluso redondos, que existen en el mercado. Incluso se le ha presentado un rival inesperado: el Huawei Watch, bastante parecido y prometedor.

7,7




Diseño9,5
Pantalla8,25
Software7,5
Autonomía5,5
Interfaz7,75

El reloj ha sido cedido para la prueba por Motorola. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

A favor

  • Diseño de referencia que ha mejorado con el nuevo tamaño de 42 mm
  • Sin dudas con su rendimiento
  • Interesante aportación de Motorola sobre Android Wear
  • Sistema de intercambio de correas rápido

En contra

  • Autonomía justa, no más de un día en modelo de 42 mm
  • Pocas opciones de control más allá de poner el dedo sobre la pantalla
  • Pantalla un escalón por debajo en color, contraste y densidad de píxeles que la competencia
  • Sin NFC para un futuro pago móvil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio