Compartir
Publicidad
Publicidad

Wii como centro multimedia

Wii como centro multimedia
Guardar
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Continuamos con nuestro especial de consolas como centros multimedia, que empezamos con la Xbox 360, y que continuamos ahora con la Nintendo Wii que es, a priori, la que viene menos preparada para este objetivo.

A pesar de que el proceso no es demasiado intuitivo, la Wii puede funcionar, sin nada adicional, como un centro multimedia, reproduciendo vídeos, música y fotos que tengamos almacenados en una tarjeta SD, para la cual incorpora el pertinente lector.

Ahora bien, las limitaciones de este método son bastante importantes. La reproducción se realiza desde el canal de fotos, el cual, a pesar del nombre, ofrece más opciones. Eso sí, los vídeos tienen que estar en formato .MOV y no todos ellos funcionan.

La primera versión del canal soportaba ficheros en formato MP3, pero posteriormente Nintendo eliminó este soporte y lo sustituyó por la compatibilidad con AAC. La actualización no era obligatoria, por lo que si tenemos la anterior aún dispondremos de ese soporte.

Como vemos, estas opciones son muy limitadas, pero afortunadamente existen unas cuantas más. La primera de ellas es usar el navegador para reproducir contenido almacenado en nuestro ordenador en modo streaming. Ello nos obliga a tener instalado el Canal Internet, que es de pago, aunque los que lo descargaron al principio pudieron obtenerlo de forma gratuita.

TVersity

Hay disponibles diversas aplicaciones para realizar este proceso, entre las cuales encontramos TVersity para Windows y Wii Transfer para Mac.

El primero de ellos es compatible con múltiples dispositivos, no solo con la Wii, mientras que ambos permiten la reproducción de múltiples formatos, realizando la conversión al vuelo de estos y enviándolos en flash a la consola. TVersity es gratuito, mientras que Wii Transfer tiene un coste de 19 dólares.

Wii MPlayer

Si nos gusta el riesgo aún tenemos otra opción más, que es hacerle un jailbreak a la consola, es decir, activar un modo que nos permite ejecutar aplicaciones caseras en ella. Con esto tenemos la posibilidad de instalar Mplayer en nuestra Wii, lo que abre un montón de posibilidades, como conectarle un disco externo por USB para reproducir el contenido desde él.

Claro que es una opción arriesgada y que, probablemente, nos dejará sin garantía, además de que Nintendo intenta impedirla con periódicas actualizaciones de la consola. De todos modos, una vez probada esta es la mejor opción de todas las descritas, aunque a Mplayer le falta algo de optimización y en algunas secuencias puede atrancarse un poco.

Esto permite, además, la reproducción de DVDs, algo que la consola, a pesar de contar con el pertinente lector, no permite de forma nativa.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos