Publicidad

La versión gratuita de 'Destiny 2' ya está disponible: por dónde empezar y todo lo que puedes (y no puedes) hacer

La versión gratuita de 'Destiny 2' ya está disponible: por dónde empezar y todo lo que puedes (y no puedes) hacer
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

'Destiny 2' es uno de los juegos más importantes de la actual generación y, con la llegada de la versión gratuita 'Destiny 2: Nueva Luz', se nos presenta la oportunidad perfecta para que millones de jugadores se sumen a su enorme universo de una vez por todas.

A continuación te explicamos en qué consiste este giro hacia el free-to-play de la saga y desgranamos no sólo a qué contenidos podrás acceder gratis desde PC, PS4 y Xbox One, también cómo funcionan sus pases de temporada y cómo sumarte al juego sin perderte en su inmensa maraña de contenidos.

La versión gratuita de 'Destiny 2: Nueva Luz'

Bungie ha iniciado la que probablemente sea su etapa más importante y crítica como estudio de desarrollo. Habiendo dejado Microsoft para asociarse con Activision y lanzar los dos primeros juegos de 'Destiny', ahora emprende un nuevo camino en solitario con un giro aún más pronunciado hacia el juego como servicio.

Ahí entra 'Destiny 2: Nueva Luz', una recopilación gratuita que incluye el juego original y todos los contenidos que llegaron a él durante su primer año. Entre ellos se encuentran La Maldición de Osiris, El Estratega y todos los modos multijugador adicionales que se han ido publicando durante 2017 y gran parte de 2018.

Si sólo contamos la campaña principal del juego, la historia con la que se inicia nuestra aventura en 'Destiny 2', el número de horas de juego puede superar fácilmente las 12. Para las campañas de las dos citadas expansiones el grueso de tiempo a invertir es algo menor, alrededor de las tres horas para ambas, pero si a todo ello sumamos eventos y misiones secundarias es fácil acabar con un conjunto que se alargue hasta las 40 horas en total.

A esos números tocaría añadirle el multijugador competitivo, el modo horda de La Casa de las Fieras y la posibilidad de visitar todos los escenarios incluidos en el juego. Ahí se incluyen no sólo los disponibles en el juego principal y las expansiones, sino también, aunque a modo de visita y sin misiones, todos aquellos que implican el resto de contenidos de pago.

¿Qué incluye la versión de pago?

Superada esa enorme cantidad de contenidos gratuitos, o con intención de sumarte a los amigos que ya vayan más adelantados, 'Destiny 2' pone a nuestra disposición dos expansiones más. La primera, llamada Los Renegados, tiene un coste de 24,99 euros, mientras que la más reciente, Bastión de Sombras, se va hasta los 34,99 euros.

Si te lanzas de cabeza a por todo lo habido y por haber, junto a Bastión de Sombras se lanzó una versión Deluxe que incluye todo lo anterior y acceso a todo lo que se lance durante los próximos meses, incluidos los distintos pases de temporada que dan acceso a premios al estilo de otros modelos similares como el de ‘Fortnite’.

A nivel de misiones principales, tanto Los Renegados como Bastión de Sombras se mueven en una media de unas siete horas cada una, ampliándose notablemente el tiempo de juego si además apuntamos al resto de misiones y eventos que incluyen ambas.

Si eres nuevo en 'Destiny 2', nuestra recomendación es intentar exprimir primero todo lo que el juego puede llegar a ofrecer a nivel gratuito antes de dar el salto. El hecho de poder visitar todas las zonas del juego aunque no hayas pagado es una buena forma de ver si lo que allí se incluye te llama la atención o si, simplemente, tienes ganas de más.

¿En qué consisten todas esas opciones y expansiones?

Centrándonos en la versión gratuita de 'Destiny 2: Nueva Luz' lo incluido se resumiría en lo siguiente:

  • Tres campañas (La Guerra Roja, La Maldición de Osiris y El Estratega): son las misiones de historia habituales de cualquier otro juego. Misiones que irás completando en solitario o en cooperativo para ir desgranando la trama detrás de 'Destiny 2'.

  • Raids (El Leviatán, El Devoramundos y Espira de Estrellas): son eventos especiales que podrían considerarse como parte de la historia pero que incluyen escenarios especiales a modo de reto especial. Aquí la idea es recorrerlo en compañía de amigos mientras superas sus peligros y completas los puzles que estén incluidos. No hay matchmaking o posibilidad de jugarlos en solitario, así que necesitas quedar con gente y unirte a su escuadra para poder disfrutarlos.

  • Ocasos: entre las muchas actividades de 'Destiny 2' se incluyen los Asaltos, eventos que invitan a acabar con un jefe tras superar a su séquito para conseguir recompensas. En este caso los Ocasos son Asaltos más duros que basan tus premios en la puntuación conseguida.

  • Multijugador cooperativo (La Casa de las Fieras, Las Forjas de la Armería Negra): modos cooperativos al estilo horda, invitándote a jugar con amigos o desconocidos para comprobar hasta qué oleada de enemigos puedes llegar sin morir.

  • Multijugador competitivo (Gambito y Crisol): son combates por equipos al más puro estilo ‘Counter Strike’ en el que los dos bandos se intentan dar caza en escenarios creados para tal efecto.

A eso habría que sumar todos los eventos que se abren en épocas especiales como Halloween o los que se suman al juego de forma periódica para completar objetivos que otorguen premios especiales. Eso y, por descontado, todas las nuevas armas y objetos incluidos en los distintos modos que pueden conseguirse completándolos.

¿Por dónde empiezo?

Pese a su aspecto de juego de tiros en primera persona, 'Destiny 2' no deja de ser algo más cercano a un multijugador masivo online al estilo ‘World of Warcraft’. Hay una historia detrás de todo que puedes seguir y pasar un buen rato con uno de los juegos de disparos más aplaudidos de la generación, pero la enjundia realmente está cuando dejas todo eso atrás.

Lo importante en ese sentido es que la jugabilidad detrás de sus tiroteos es excelente y eso también da paso a poder disfrutarlo a tu ritmo. Habrá quienes se queden contentos con la historia en solitario y no quieran ir más allá, otros que disfruten más a base de jugar con amigos haciendo misiones en cooperativo o incluso los que se centren en su multijugador competitivo como si fuese un ‘Call of Duty’.

Para exprimirlo al 100% hay que pasar por todo ello, claro, pero en ningún momento te limita para obligarte a jugar a algo que no te interesa. Si estás dispuesto a dar ese paso, lo importante es ir degustando todo lo que el juego pone por delante para subir de nivel, conseguir nuevas armas y estar al día de lo que ofrece.

Por suerte la versión gratuita te ofrece la posibilidad de subir un personaje al máximo nivel para poder jugar con aquellos amigos que ya vayan más avanzados, pero no es lo más recomendable porque eso supondría dejar atrás la experiencia que conlleva coger un avatar y acabar apegado a él mientras lo ves crecer. A partir de ahí, es decisión tuya, pero si de algo estamos seguros es que es una de esas experiencias que no decepciona lo más mínimo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir