Publicidad

China ya tiene su primer coche pilotable con la mente, aunque todavía no lo podrás comprar

China ya tiene su primer coche pilotable con la mente, aunque todavía no lo podrás comprar
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando hace una semana os enseñamos el diseño del McLaren MP4-X, entre las muchas características que la escudería británica se imaginaba para su coche del futuro estaba la de poder conducirlo con la mente. Esta es una tecnología con la que se viene experimentando desde 2011, y ahora un grupo de investigadores chinos ha dado un nuevo paso en esa dirección.

El grupo de investigadores de la Universidad de Nankai, en la ciudad de Tianji, han desarrollado el que califican como el primer coche de su país que se conduce íntegramente utilizando la mente. Este coche es el fruto de dos años de trabajo, y lo único que se necesitamos para hacer que se mueva es un dispositivo de lectura de señales cerebrales.

Conduciendo con nuestra mente

Como vemos en las fotos el dispositivo se coloca a ambos lados de nuestra cabeza, y es capaz de interpretar las señales cerebrales que le corresponden a órdenes básicas como ir hacia adelante, hacia atrás, que se detenga o que cierre automáticamente el seguro de las puertas. Todo ello se podrá realizar sin ni siquiera mover las manos.

Esta especie de diadema viene equipada con un total de 16 sensores que capturan las señales del electroencefalograma cerebral del piloto. Los sensores le envían las señales a un ordenador de forma inalámbrica, y este se ocupa de procesarlas, categorizarlas y reconocer nuestras intenciones. A continuación, el ordenador traduce las señales cerebrales y las convierte en comandos básicos que le transmite a los controles del coche.

La intención de los responsables del proyecto cuando empezaron a trabajar en él era la de ayudar a que las personas discapacitadas pudieran conducir. Pero ahora ven en su tecnología una aplicación útil para conseguir que coches autónomos como el de Google circulen de acorde a las intenciones de sus pilotos.

Pero este sistema todavía está en desarrollo y aun ha de enfrentarse a varios obstáculos, por lo que el coche aun no se va a comercializar. El primer problema es el de las distracciones al volante, que admiten que pueden provocar accidentes, y el segundo son las propias limitaciones de los controles. Con el primer prototipo de momento el coche sólo se mueve hacia adelante y hacia atrás, por lo que todavía están lejos de ser capaces de producir un modelo completamente operativo.

Vía | Reuters
Imagen | Thomas Anderson
En Xataka | El futuro ya está aquí: mujer provoca un accidente, se da a la fuga... y su coche se chiva de ella

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir