Ponle el cinturón, protege su vida: qué dice la nueva regulación de la DGT sobre el transporte de mascotas

Ponle el cinturón, protege su vida: qué dice la nueva regulación de la DGT sobre el transporte de mascotas
13 comentarios

Perros, gatos, pájaros o hámsteres... Para algunos son solo animales pero para muchos son una parte más de la familia. Y, para la DGT, son un pasajero más dentro de nuestro coche. No es de extrañar que su correcto transporte también esté recogido en el Reglamento General de Circulación.

Como sucede con cualquier otro pasajero, llevar un animal en nuestro coche sin las medidas de retención adecuadas puede ser un auténtico peligro para el propio animal y para el resto de personas que viajan con él. En un impacto, su masa se multiplica y un choque puede ser fatal para cualquiera de las partes.

La multa

Recientemente, la multa por circular sin el cinturón de seguridad ha visto incrementar su resta de puntos en el carné de conducir, pasando de tres a cuatro. El castigo económico, sin embargo, se mantiene en los anteriores 200 euros de multa.

En el caso de los animales, no hay una norma que especifique el uso de sistemas de retención para ellos, como sí sucede con los humanos, pero en el artículo 18.1 del Reglamento General de Circulación se especifica que el conductor "deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos".

El incumplimiento de las normas recogidas en el artículo 18 del Reglamento General de Circulación se señala que entran dentro de las infracciones señaladas como "graves", las que según la Ley Sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial conllevan un castigo económico de 200 euros.

Cómo llevar a las mascotas

Para evitar peligros añadidos o reducir las lesiones en caso de accidentes, la DGT nos recomienda llevar a nuestros animales sujetos con dos arneses con un sistema de unión corto. En caso de accidente, este sistema evitará que el animal choque contra los asientos delanteros y sufra graves lesiones.

En caso de contar con un trasportín, si éste es pequeño, lo mejor es posarlo en el hueco para los pies. Si el trasportín es de mayor tamaño, se puede guardar en el maletero pero para una mayor seguridad se recomienda instalar una rejilla separadora para que, en caso de accidente, el choque no sea directo contra los asientos traseros.

La DGT recuerda que, en caso de no contar con ningún sistema de retención, a 50 km/h una mascota multiplica por 35 su peso en caso de impacto, por lo que un perro de 20 kg pasará a superar la media tonelada en el impacto. Además, asegura que la mitad de los conductores no saben cómo transportar a su mascota, aunque también que, para el 67% de los mismos, la legislación no es lo suficientemente clara.

Foto | Ignacio Amenábar

Temas
Inicio