Publicidad

Cero casos nuevos y cero casos sospechosos: China no registra ningún infectado local por primera vez desde que empezó el brote

Cero casos nuevos y cero casos sospechosos: China no registra ningún infectado local por primera vez desde que empezó el brote
56 comentarios

Publicidad

Publicidad

Por primera vez desde el inicio del brote, China ha pasado 24 horas sin sumar ni un solo contagio local de coronavirus a la lista de más de 80.000 infectados que tiene el país. Es más, como ha explicado la Comisión Nacional de Sanidad, en todo el territorio chino ni siquiera se ha detectado un caso sospechoso. Todos y cada uno de los 34 casos que se diagnosticaron el día de ayer fueron "importados"; es decir, eran viajeros procedentes de otros focos de la pandemia.

Hace ya casi una semana que el gobierno chino dio por superado el pico de la pandemia y, aunque aún sigue habiendo fallecidos en la provincia de Hubei, las cifras se han ido reduciendo y solo se ha registrado ocho nuevos fallecimientos en los registros oficiales del país asiático. Algo que, sin duda, resalta con Italia que contó 475 fallecidos en las últimas 24 horas.

Una vez pasado lo peor de la epidemia, los países asiáticos, con China a la cabeza, han pasado de ser el foco de la enfermedad a una especie de "refugio" y muchos gobiernos empiezan a estar preocupados con la posibilidad de que el virus vuelva desde los nuevos focos provocando una nueva crisis. Por ello, desde el lunes es obligatorio que todos los pasajeros en vuelos internacionales que aterricen en Pekín (nacionales o extranjeros) pasen una cuarentena preventiva de 14 días pagada por ellos mismos en centros especiales. Otras ciudades, como Shanghai, Chongqing, Sanya o Wuhan, han aplicado una medida similar a los viajeros provenientes de una quincena de países, incluida España.

Sin embargo, la cuarentena sigue

Markus Spiske 3 Svgdspste Unsplash Markus Spiske

Aunque desde finales de febrero China está tratando de reiniciar la economía en las regiones menos importadas (sin aligerar las medidas de distanciamiento social), lo cierto es que el corazón de la pandemia seguía esencialmente parado. En Hubei, incluso ciudades que no habían registrado un caso nuevo en 20 días, la cuarentena seguía en marcha. No obstante, en los últimos algunas restricciones se han ido levantando.

No quiere decir que las medidas se levanten de golpe. Más bien, la provincia de Hubei está empezando a introducir las medidas (más laxas) que se seguían en el resto del país. Los ciudadanos pueden comenzar a salir de la calle, aunque no pueden salir de sus barrios y están monitorizados con los mismos códigos de salud que se usaban estos días en ciudades como Shangai (pero no en Hubei porque la cuarentena era total).

En general, se espera que la recuperación de la vida cotidiana sea un proceso largo y progresivo. De esta forma, las autoridades pretenden asegurarse de que no existen "bolsas" del virus que vuelven a liberarse con el fin de la cuarentena. Sea como sea, aún parece lejos el final del bloqueo en China.

Como también lo parece en Italia. Hoy mismo, el jefe del Gobierno italiano, Giuseppe Conte ha anunciado que las medidas de confinamiento se prolongarán más allá del 3 de abril. "Las medidas que hemos tomado, las que provocaron el cierre de la mayoría de las empresas en el país y el de las escuelas, se prolongarán cuando lleguen a su término", ha explicado en una entrevista con el diario Il Corriere della Sera

Imagen | Estación de Metro de Jishuitan, Pekín

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios