Suecia le debe 1,35 millones de dólares a unos traficantes de drogas: les confiscaron 36 bitcoins que ahora valen diez veces más

Suecia le debe 1,35 millones de dólares a unos traficantes de drogas: les confiscaron 36 bitcoins que ahora valen diez veces más
37 comentarios

Una de las premisas de aquellos que invierten en Bitcoin es mantenerlos. No vender aunque su valor caiga porque a largo plazo volverá a subir y lo hará aún más. Si esto es cierto o no, no está claro, pero las autoridades suecas lo hicieron. Consiguieron aumentar por diez el valor de 36 bitcoins. ¿El problema? No eran suyos, sino de unos traficantes de drogas a los que ahora hay que devolver el dinero.

En abril de 2019 las autoridades suecas condenaron a tres hombres que vendían drogas online. Al mismo tiempo, incautaron un total de 36 bitcoins generados por la venta de drogas. El fiscal, por aquel entonces, decidió que los traficantes debían pagar al estado unos 150.000 dólares, que era el valor de los 36 en ese momento.

Hasta aquí es lo normal. Cuando las autoridades confiscan criptomonedas u otros bienes, generalmente se trata de convertir el valor a una moneda fiduciaria para tener un estándar. El problema es que las autoridades suecas no hicieron el cambio al momento, sino que esperaron dos años más hasta ahora.

1.350.000 dólares extra

Los 36 bitcoins que en su momento valían unos 150.000 dólares, ahora han pasado a valer 1.500.000 dólares. Prácticamente diez veces más de lo que valían hace dos años. Por lo tanto, hay un superávit de 1.350.000 dólares tras la venta de los bitcoins.

Screenshot
De unos 5.000 dólares el Bitcoin en abril de 2019 a 50.000 en agosto de 2021.

Las autoridades se han quedado con los 150.000 dólares que demandaron en 2019 por la condena, sin embargo, no pueden quedarse con los 1.350.000 dólares extra porque en el momento de aplicar la condena decidieron aplicarla por el valor de los bitcoins en ese momento y no por los 36 bitcoins en sí.

Como resultado, el dinero ahora tendrá que ser devuelto a los traficantes de drogas. Una jugada que ha salido bien para ellos, pero no para las autoridades. Decidieron ir a por lo seguro y quedarse con los 150.000 dólares de aquel entonces, independientemente de cómo le fuese al Bitcoin en el futuro.

En su defensa, las autoridades indican que ese caso fue uno los primeros en Suecia que tuvo que lidiar con criptomonedas. También admiten que en ese momento no tenían todos los conocimientos necesarios sobre Bitcoin, ni orientación alguna para los fiscales para saber cómo manejar estos asuntos. Lección aprendida.

Vía | Insider
Más información | Sveriges Radio

Temas
Inicio