Publicidad

Cuando la remasterización de una película estropea el original: una selección de clásicos del cine restaurados de forma desastrosa

Cuando la remasterización de una película estropea el original: una selección de clásicos del cine restaurados de forma desastrosa
55 comentarios

Publicidad

Publicidad

A simple vista, las dos imágenes de 'La Cenicienta' que hay sobre estas líneas son solo levemente distintas. Hay un cambio en los colores, e incluso, si te fijas, puede decirse que la de la derecha es más nítida. En efecto, pertenece a la versión remasterizada de la película, presente en las ediciones en Blu-Ray y DVD de la película, así como la que se puede ver en Disney+. Sin embargo, hay más diferencias, y son las que han puesto de uñas a los aficionados a la animación clásica de la compañía.

El nivel de detalle de la imagen de la derecha es muchísimo menor. Los brillos en la cola del vestido se reducen y, lo más importante, las costuras blancas desaparecen. Esto es importante, porque esas costuras no son un mero adorno, también dan volumen al dibujo: la mano derecha en la versión original está levantando el vestido para bajar las escaleras, pero en la versión remasterizada simplemente está apoyada en la pierna. La pérdida de los bordes hace también que el guante se funda con la cintura del vestido.

Pero hay más: los colores están completamente cambiados, y no hay que ponerse muy exquisito para apreciarlo. La escalera de la izquierda es marrón, la de la derecha es fucsia claro. El vestido de la izquierda es violeta claro, el de la derecha celeste. También cambia el contraste, de esta manera, en los detalles del vestido: costuras, cintura, guantes y hombros de la izquierda son casi blancos, y en la derecha las costuras desaparecen y el resto son del mismo azul que la tela del vestido, pero más claro.

Detalles, sin duda, que marcan una diferencia de calidad entre la versión remasterizada y la original (la comentada pérdida de volumen en el vestido, que en la derecha parece rígido, no hecho de tela), que solo se puede ver en las versiones en VHS y Laser-Disc de la película. Este destrozo no solo afecta a estos planos: al ser una restauración automatizada, hay otros planos con problemas en los detalles. Y el cambio de la paleta de color es continuo en toda la película. Veamos otro par de ejemplos, extraídos de un análisis que hizo la web Bored Panda.

Cinderella2 Se puede apreciar un claro cambio en el color de los pantalones del príncipe, rojos en la versión original. En la versión restaurada, los guantes de ambos personajes se funden en uno.
Cinderella3 Una sutilidad en la transformación de los detalles cuando cambian los colores: la blusa interior del Hada Madrina ha desaparecido.

Este usuario de un foro especializado en imagen tiene muchos más ejemplos, con las versiones antiguas extraidas del Laser Disc de la película.

Habrá quien diga que son detalles sin importancia y que el beneficio de la indiscutible nitidez, la pérdida de grano y la aparición de detalles en los fondos (aunque, a cambio, desaparecen otros con la transformación de los colores, especialmente sombras) compensa los cambios. Es una discusión que se está teniendo desde 2012, año de la aparición de la remasterización, y que ha vuelto a la palestra gracias a un tuit del animador Stephen Duignan, que también ha explicado por qué sucede esto.

El motivo de los desajustes es que no se trata de una restauración frame a frame del original, sino de un sistema en el que se rotoscopia cada frame de un personaje y se aisla de la escena original. Luego se recompone en un nuevo fondo, ya restaurado, y ambos se unen.

Dbe7mxhxcamgghy

El problema está en que Disney ha aplicado este sistema a un buen número de sus películas clásicas: pasa en 'La Bella Durmiente' o en 'Robin Hood', por ejemplo, con este par de planos también de la web Bored Panda. En este caso las diferencias son aún más notables por el peculiar estilo de trazado de las líneas originales, casi como un boceto donde se perciben los las líneas del dibujo, y que también comparten películas como '101 dálmatas'. En este caso no solo se pierde ese estilo "abocetado", sino los matices estilo acuarela del fondo y las sombras de árboles y vegetación.

Captura De Pantalla 2020 08 22 A Las 9 50 04

Los ejemplos son innumerables. Y en algunos casos, abiertos a discusión. Por ejemplo, ¿la siguiente captura de 'La Bella y la Bestia' que ofrece la editora Rachael Camp es mejor o peor que la original? Está claro que hay más luz y detalle en la versión restaurada, pero... ¿pierde algo del misterio de la original, donde prácticamente solo se veían los ojos y las fauces de la Bestia?

Otras chapuzas al limpiar la imagen

Las películas de imagen real no se salvan de este tipo de desaguisados. La responsable de la mayoría de los problemas con las restauraciones recientes es la llamada Digital Noise Reducction, o DNR, una técnica que elimina grano, ruido de la imagen e imperfecciones varias de las películas que fueron filmadas en celuloide, asemejándolas a cómo vemos el cine rodado en digital. El método no está exento de polémica.

Si bien las películas actuales conocen las propiedades y limitaciones de la imagen digital y saben sacarle partido, algo similar sucedía en el pasado. Un buen director de fotografía sabía que los negros nunca iban a ser absolutos y que en determinadas condiciones de iluminación la imagen mostraría grano. Esas "imperfecciones" no solo forman parte indisociable del celuloide, sino que muchos aficionados lo asocian a la imagen analógica, del mismo modo que se dice que el sonido que se extrae de un vinilo es más "cálido" que el sonido digital.

Ese es el motivo de que muchas películas hayan sido criticadas por haber sido restauradas sin tener en cuenta sus propiedades originales. En muchos casos no hablamos de cuestiones opinables sino de una pérdida clara de detalles e incluso, paradójicamente, de nitidez, ya que el grano también aporta información a la imagen. Es el motivo por el que, cuando Christopher Nolan presentó en Cannes su versión restaurada de '2001: Una odisea en el espacio' habló de que en realidad era una versión "des-restaurada", respetando los fallos ocasionales de la imagen: "El celuloide es la mejor analogía a cómo ven los ojos humanos".

Nolan no perdió de vista aquí algo que deberían tener en cuenta todas las restauraciones: no se trata de "mejorar la imagen", sino de aproximarse a lo que debería haber sido la experiencia perfecta en el momento del estreno de la película. Es decir, una buena copia, sin el desgaste del paso del tiempo, pero respetando colores, texturas y peculiaridades de la obra original, no "mejorada". Es curioso que algo tan sencillo de entender en otras artes como la pintura aún suscite discusión en el cine.

Para ilustrarlo, tenemos algunos ejemplos de restauraciones polémicas o directamente desastrosas en los que no se han respetado las características originales.

Star Wars

Ui4k4b7

Estas imágenes, pertenecientes al proyecto de restauración 4K77, dejan claro cuál es la diferencia entre una versión restaurada con DNR o sin ella. El cambio en los colores es obvio y la pérdida de grano original también. Hay muchos fans que prefieren la versión sin grano (aquí otra comparación en vídeo), y hay innumerables versiones no oficiales restauradas en base a distintos criterios.

Depredador

Captura De Pantalla 2020 08 22 A Las 13 11 13

Uno de los casos más populares, procedente del Blu-Ray de 2010. A pantalla completa se ve cómo la pérdida del grano conlleva pérdida de detalle, texturas, y produce un desagradable efecto "muñeco de cera" en la piel de los actores.

Terminator 2: El día del juicio

Otra comparación que deja claras las diferencias. El DNR mata los contrastes y aunque saca a relucir detalles, hace que a veces los personajes queden aplastados contra el fondo, perdiéndose la sensación de profundidad de los escenarios y, con ello, a veces delatando los efectos digitales.

El día más largo

Unnamed

Otro ejemplo claro de que restaurar un clásico no necesariamente implica lavarle la cara hasta que desaparezcan los detalles. El brillante blanco y negro original queda absolutamente carente de profundidad en la versión de Blu-Ray de 2008, merecidamente famosa por las razones incorrectas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios