Compartir
Publicidad
Speedo Shine 2 de Misfit, análisis: un cuantificador de natación que hace aguas
Análisis

Speedo Shine 2 de Misfit, análisis: un cuantificador de natación que hace aguas

Publicidad
Publicidad

Misfit ya llegó pisando fuerte con su primer dispositivo, Shine, en cuanto a su diseño: pasamos de la típica pulsera con una pequeña pantalla a un diseño original, mucho más cuidado y orientado a la moda. Ahora, con Speedo Shine 2, Misfit además apuesta por los deportes acuáticos como una manera de diferenciarse, ¿le ha salido bien la jugada?

Características técnicas y diseño de Speedo Shine 2 swimmer's edition

Dimensiones

30,5 mm de diámetro y 8 mm de espesor

Peso

9,4 gramos el dispositivo (20 gramos incluyendo la pulsera)

Autonomía

Hasta 6 meses (usa una pila CR2032)

Sensores

Acelerómetro de 3 ejes y magnetómetro

Conectividad

Bluetooth 4.1

Compatibilidad de sistema operativo

IOS y Android

Precio

77,04 euros

Speedo Shine 2 de Misfit es un cuantificador polivalente con un interesante diseño que podemos lucir de diferentes maneras gracias a su diseño modular. Por un lado tenemos lo que es propiamente el cuantificador: un pequeño disco de 30,5 milímetros de diámetro y 8 milímetros de espesor (bastante más fino que la primera versión del producto) con 12 LEDs de colores en una de sus caras. La versión Speedo swimmer's edition está disponible en un exclusivo color plateado y con el logo de Speedo grabado por detrás.

La batería del Speedo Shine 2 puede durar hasta 6 meses y podemos cambiarla nosotros mismos

Por otro lado tenemos dos soportes diferentes en los que podemos montar el dispositivo: una pulsera de goma (en la versión Speedo del producto se nos proporcionan dos pulseras: una en color blanco y otra en negro) con un cierre con clip, y un clip redondo en el que podemos acoplar el dispositivo para llevarlo en la solapa, en los cordones de las zapatillas, enganchado en un bolsillo... y que se sujeta por presión. El cambio entre uno y otro soporte se realiza de forma fácil y rápida.

speedo-shine2

Speedo Shine 2 funciona con una pila de botón (CR2032) que nos promete una duración de unos 6 meses. A la hora de cambiar la pila, podemos hacerlo nosotros mismos gracias a una herramienta que se nos proporciona también en la caja. Esto nos da la ventaja de no tener que estar cargándolo cada día o cada dos días, como ocurre con otros dispositivos similares.

Además, cuenta con un acelerómetro de tres ejes y un magnetómetro que permiten cuantificar nuestros movimientos: cuenta nuestros pasos, calcula las calorías gastadas y la distancia recorrida, los largos que hemos nadado en la piscina y las horas y calidad del sueño.

La esfera táctil con LEDs le da un aire elegante: en ella podemos ver la hora y nuestro progreso diario

La esfera con LEDs es táctil, y desde ella tenemos acceso a distinta información, como por ejemplo la hora (el LED que se mantiene inmóvil corresponde a la hora, mientras que el que parpadea corresponde a los minutos) o nuestro progreso en cuanto a pasos diarios (se nos muestra una especie de porcentaje a través de la cantidad de LEDs iluminados en la esfera.

La información que nos proporciona de un vistazo es muy limitada, ya que no cuenta con una pantalla, sino que todo el manejo deberemos realizarlo desde la app gratuita, disponible para IOS y para Android.

Speedo Shine 2 se conecta con nuestro teléfono móvil a través de una conexión bluetooth 4.1, sincronizándose de forma automática con la aplicación. Además, cuenta también con un sistema de vibración que podemos aprovechar para recibir notificaciones de llamadas y mensajes (SMS, nada de whatsapp), para la función de despertador o para que nos avise de que llevamos mucho tiempo sin movernos.

Evidentemente, la pulsera es resistente al agua y sumergible hasta 50 metros, para que podamos usarao sin problemas en la piscina.

El precio del dispositivo en su web es de 77,04 euros.

¿Es Speedo Shine 2 un buen cuantificador para natación?

Speedo-Shine2

A la hora de cuantificar la natación, que sería la característica especial de este gadget, hay que decir que se queda muy corto en todos los aspectos. La información que nos ofrece es escasa y, al no disponer de una pantalla que nos ofrezca información inmediata, solo podremos comprobarla una vez hayamos terminado nuestro entrenamiento.

Para comenzar a cuantificar nuestro entrenamiento en el agua debemos asegurarnos primero de que el etiquetado de actividades se encuentra en modo "natación" y de que el conteo automático de vueltas está habilitado. Una vez hecho esto, solo tenemos que llevar nuestro Speedo Shine 2 en la muñeca cuando vayamos a nadar y, antes de comenzar, dar tres toques en la pantalla para que comience el cronometraje de actividad (los LEDs nos indican si está activo con un baile de luces de colores y una luz que se queda parpadeando después, además de una ligera vibración). Al terminar de nadar, volvemos a dar tres toques a la esfera para detener el cronometraje.

La información que Speedo Shine 2 nos ofrece sobre natación es el número de largos, la distancia recorrida y las calorías quemadas

Al sincronizarse con nuestro teléfono Speedo Shine 2 nos ofrecerá en la app la información sobre nuestro entrenamiento, pero solo realiza un conteo de cuántos largos hemos realizado, cuánta distancia hemos recorrido (previamente le hemos tenido que decir cuál es el largo de la piscina) y cuántas calorías estimadas hemos quemado. Esta información quizás sería más interesante tenerla durante nuestra sesión de entrenamiento, y no solo al final, para saber cuántos largos vamos haciendo.

Misfit-Moov A la izquierda, el resumen de actividad de Misfit Shine 2 Speedo (metros, calorías y largos nadados). A la derecha, resumen de actividad de Moov, con desglose de cada largo, número de brazadas, segundos empleados...

No disponemos de otro tipo de información que sí nos dan otros dispositivos como Moov: ni número de brazadas por largo, ni identificación del estilo con el que hemos nadado, ni tiempo efectivo de nado descontando las vueltas al final de cada largo, ni longitud de la brazada... Una información que se nos queda muy corta si lo que estamos buscando es un cuantificador de natación.

¿Qué podemos medir con Speedo Shine 2 swimmer's edition?

speedo-shine2

Básicamente con este dispositivo podemos medir lo mismo que con su versión anterior, más la cantidad de largos en la piscina y la distancia recorrida en los mismos.

A través de la esfera del Speedo Shine 2 podemos ver cómo va nuestro progreso en cuanto a movimiento durante el día: nosotros establecemos el objetivo, pongamos de 10000 pasos diarios, y una vez toquemos la esfera con el dedo se iluminará el porcentaje de LEDs que se corresponda con nuestro progreso, como si se tratara de un gráfico de tarta. Al alcanzar nuestra meta diaria recibimos un aviso por vibración, y los LEDs comienzan a brillar en diferentes colores.

Esto se ve mucho más claro en la app, donde encontramos la gráfica de nuestro progreso de dos maneras distintas: por un lado en un gráfico circular similar al que tenemos en la esfera de nuestro dispositivo, y por el otro con un gráfico de barras más tradicional, en el que podemos ver nuestra actividad física por horas.

Lo mismo ocurre con las horas de sueño, para las que también podemos establecer un objetivo: podemos ver simplemente el número de horas que hemos dormido esa noche, o bien optar por ver un gráfico con las diferentes etapas del ciclo de sueño (sueño ligero o profundo) desglosadas en barras. Así, además de la cantidad de sueño, podemos hacernos una idea de la calidad del mismo.

speedo-shine2

En cuanto a la cuantificación de pasos y de sueño, comparándola con otros dispositivos junto a los que lo he probado (Moov, con un diseño y características muy similares, y Samsung Gear Fit 2), el recuento es bastante preciso, paso arriba, paso abajo.

Speedo Shine 2 identifica de forma automática cuando caminamos (actividad suave) o cuando corremos (actividad vigorosa) y estima, según el tiempo transcurrido y la distancia recorrida, las calorías quemadas. En este punto, el Speedo Shine 2 anda bastante menos fino: llevándolo en una sesión de running junto con un reloj GPS específico para correr (el TomTom Runner Cardio), la estimación del Speedo Shine 2 era bastante superior en cuanto a distancia (2,5 kilómetros de más) y calorías (unas 250 más).

También podemos registrar otras actividades como ciclismo, fútbol, tenis o baloncesto: seleccionamos esta actividad en el etiquetado y comenzamos el cronometraje. Al final de nuestro entrenamiento podremos ver en la app los kilómetros recorridos y un estimado de las calorías quemadas en nuestro entrenamiento.

En la app nos permite registrar de forma manual nuestro peso diario, nuestro pulso (lo mide en el dedo a través de la cámara del móvil, y suele ser una medida bastante fiable comparándola con pulsómetros de muñeca y de banda en el pecho) y fotos de nuestra alimentación. También podemos registrar de modo manual nuestro sueño y nuestra actividad física.

Speedo Shine 2, además, puede tomar datos de la aplicación nativa de salud de nuestro teléfono para contabilizar movimiento y calorías aun cuando no llevemos la pulsera puesta.

Misfit Speedo Shine 2, la opinión de Xataka

speedo-shine2

Un cuantificador que destaca en cuanto a diseño y que puede servirnos para llevar un control de nuestro sueño y de la actividad física de nuestro día a día, pero que se queda muy corto en cuanto a cuantificador deportivo. Sí es muy personalizable, ya que en la misma web de Misfit podemos encontrar una gran cantidad de accesorios con los que hacer de nuestro Speedo Shine 2 un complemento único.

En cuanto a la cuantificación de natación, que es la novedad y debería ser el punto fuerte de este dispositivo frente a otros del mismo estilo, no nos aporta casi ningún dato: simplemente el recuento de largos realizados (que no podemos ver en tiempo real al no disponer de pantalla) y el número de metros realizados. Pierde así la que debería ser su ventaja frente a otros cuantificadores.

Una buena alternativa con un precio similar sería el dispositivo Moov (55 euros en su web), que en lo referente a natación es capaz de identificar diferentes estilos de natación, número de brazadas por largo, metros recorridos en cada brazada... Una información mucho más completa, además de ejercer también como pulsera de actividad y cuantificador de fitness, carrera y ciclismo.

Si lo que buscamos es un reloj deportivo especializado en natación ya nos movemos en otras marcas y otros precios (no son puramente pulseras de actividad, sino relojes destinados a la práctica deportiva): Garmin Swim (149 euros en su web) o Suunto Ambit3 Sport (229 euros en su web; este reloj es multideporte y permite grabar nuestros datos también en aguas abiertas).

En resumen: una buena pulsera cuantificadora para el día a día, pero con muchas lagunas para los deportes.

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Misfit. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio