Compartir
Publicidad

Un diferente Shine busca hueco en el mercado de los cuantificadores

Un diferente Shine busca hueco en el mercado de los cuantificadores
2 Comentarios
Publicidad

En un mercado de cuantificadores donde ahora mismo cuesta destacar, Shine de Misfit adopta precisamente un acercamiento diferente pero muy interesante. Y ahora llega a España.

El Misfit Shine es un cuantificador personal de diseño diferente, construido en aluminio y con un gran atractivo de entrada: usa batería interna que podemos sustituir cuando se agote nosotros mismos. La mala noticia es que los cuatro meses que marca el fabricante como autonomía nos parece poco tiempo.

Su forma redondeada y reducida es otra de las ventajas frente a la competencia, pues está pensado para poder llevarlo de múltiples maneras, desde el bolsillo hasta acoplado a unas zapatillas, el cinturón o colgado a modo de joya. Su acabado lo permite. Y no faltaba más, también se puede colocar en una pulsera de modo clásico.

Shine de Misfit

Para medir nuestra actividad el cuantificador Shine incluye acelerómetro de tres ejes (no lleva altímetro), y es resistente al agua, pudiendo además hacer natación con él. La comunicación con el smartphone es bluetooth y lo necesitaremos para poder conocer con exactitud nuestro avance, pues no incluye pantalla sino una serie de LEDs que se irán "rellenando" conforme vayamos avanzando en nuestro objetivo, así como para indicarnos la hora.

La aplicación, que nuestras primeras impresiones han sido muy favorables, está disponible tanto en iOS como en Android, pero por ahora es más competitiva bajo el sistema operativo de Apple.

Si te interesa, puedes comprar este nuevo cuantificador por 120 euros, disponilbe en cuatro colores (gris, negro, topacio y champagne).

Más información | Misfit.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio