Compartir
Publicidad

Samsung Galaxy Note 3, análisis

Samsung Galaxy Note 3, análisis
Guardar
130 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Apostaba alguien un euro por aquel primer Note? Yo desde luego no lo hice, pero a la vista está que Samsung se ha acabado saliendo con la suya. De patito feo - o más bien gigante - del sector a creador de una tendencia y una categoría en la que poco a poco van entrando el resto del fabricantes.

El Samsung Galaxy Note 3 sigue fiel a sus antecesores: formato de gran pantalla, con lo último en hardware y apostando por el lápiz como distintivo de la gama Note. En 2013 la competencia entre los phablets es mucho mayor - hasta el punto de que le hemos otorgado una categoría en los premios Xataka - y por ello teníamos muchas ganas de echar el guante al más esperado para contrastar si, como ya hiciese su antecesor, da la talla.

¿Sigue marcando la tendencia Samsung en los phablets con la tercera iteración de su Note? Veamos

Galaxy Note 3, características técnicas

Samsung Galaxy Note 3
Pantalla Full HD Super AMOLED de 5.7 pulgadas
Resolución 1080x1920 píxeles, 386ppp
Procesador Qualcomm Snapdragon 800 2.3GHz 4 núcleos
Procesador gráfico Adreno 330 MP
RAM 3 GB RAM
Memoria 32 GB (25.6 GB para el usuario). Permite microSD hasta 64 GB
Versión S.O. Android 4.3
Conectividad Wireless 802.11a/b/g/n, Bluetooth 4.0 LE, LTE y NFC
Cámaras Trasera: 13 MP / Frontal: 2 MP
Dimensiones 151,2 x 79,2 x 8,3 mm
Peso 168 gramos
Precio oficial de salida 749 euros

En las características técnicas merece la pena detenerse en los llamativos tres gigas de RAM de los que hace gala la nueva bestia de Samsung. ¿Realmente hacen falta para mover Android? La experiencia con los smartphones de este año - incluso los de gama media - indica de que no es necesario para que el sistema vaya fluido.

El motivo de que Samsung haya cargado el Note 3 en este aspecto lo tiene Knox, el sistema que separa entorno personal del profesional permitiéndonos cambiar entre ellos con un click y del que hablaremos más adelante. El hecho de tener dos perfiles activos a la vez es lo que exige un mínimo de 1.5 Gb, lo que sumado al resto del entorno y espacio para aplicaciones es lo que provoca que con Note 3 hayan batido su récord de memoria en un teléfono.

Note 3 trasera

También llama la atención el conector microUSB 3.0 que le otorga ese aspecto inusual a la base, de hecho parece que es la entrada para dos conectores diferentes cuando es sólo uno retrocompatible con el micro USB 2.0 al que estamos más acostumbrados. Las ventajas que debería otorgar el uso de 3.0 son una carga más rápida (comparado con Galaxy S4 carga efectivamente más rápido, pero tampoco es un cambio brutal) y mayor velocidad en transferencia de ficheros (que efectivamente lo consigue, aunque uno sólo ha conseguido obtener la velocidad de USB 3.0 con Windows, no con Mac)

En las tripas hay un elemento nuevo, la tarjeta microSD se inserta encima de la micro SIM, permitiendo a Samsung tener más espacio disponible y alcanzar una batería de 3,200mAh, que como veremos da para mucho a pesar de la enorme pantalla del dispositivo.

Diseño

El Note 3 no ha crecido en tamaño respecto a la versión anterior (de hecho es 0.1 mm más alto, pero a la vez es más estrecho y delgado), pero sí que lo ha hecho en pantalla merced a un estrechamiento de los marcos. De esta forma disponemos de 5.7 pulgadas sin aumento de la dimensión del dispositivo (de hecho es más delgado y ligero), lo que denota el buen trabajo de los ingenieros y diseñadores de Samsung en este apartado.

En mano la sensación es muy buena. Samsung ha introducido mejoras en los acabados que redundan en mejor agarre, mientras que tamaño se mantiene en 79.2 × 151.2 × 8.3 mm mientras el peso se va a los 168 gramos, una marca más que notable para un equipo de 5.7 pulgadas.

note 3 atrás

El diseño de este phablet no se desvía en exceso de lo que ha venido haciendo Samsung los últimos años. El Note 3 se presenta como una continuación de lo que hemos visto en el S4 y en el Note 2: diseño de corte industrial, su disposición clásica de botones (un lateral encendido, el otro volumen, salida de audio arriba, botón físico abajo) con los altavoces y el conector para microUSB en la parte inferior.

De hecho en algunos puntos me ha recordado el mejor teléfono de la historia de Samsung, el S2 (entiéndase como el más diferencial respecto al estado del mercado en su tiempo), con menos curvatura en las esquinas y un acabado más "cuadrado". En el lateral observamos otro cambio, metal labrado emplean plástico con apariencia de metal labrado que le da un punto de mejor agarre frente al lateral plástico liso de otros Galaxys.

Pero es en la parte trasera donde hay un cambio importante en el Galaxy Note 3. Si en anteriores tope de gama de la marca habíamos asistido a numerosas críticas por el acabado en plástico, en el Note 3 encontramos una superficie que simula con bastante éxito el cuero... aunque se trata de una emulación desarrollada por Samsung a partir de plásticos.

Note 3 abierto

Tanto al tacto como a la vista el Note 3 gana mucho con esta parte de atrás. Más agarre, mejor sensación de calidad, menos peligro de ralladuras y mantenimiento de la posibilidad de abrir el teléfono para cambiar la batería. Para Samsung una gran jugada en tanto en cuanto mantiene el material plástico y contiene los costes frente a pasarse a un acabado en aluminio a la vez que minimiza las críticas en este frente. La evocación a un cuaderno de calidad está presenten en Note 3 desde el primer contacto.

Coronan el diseño dos micrófonos (uno en la parte superior, otro en la inferior) y la ya típica oquedad para el sPen, que como veremos detecta muy bien la salida y entrada del lápiz.

En definitiva, Samsung ha hecho una apuesta en parte continuista con su señas de identidad en las líneas generales, en parte rompedora con el acabado que simula la piel con la que ni han abundado en el plástico (con el que por cierto han aparecido dos terminales como el iPhone 5c y sobre todo Nokia 1020)

Note 3 sigue siendo un dispositivo grande, seguirá vedado para quienes piensen que su tamaño de smartphone ideal está en los 4.3 pulgadas o menos; para quienes hemos ido aceptando de buen gusto el aumento de tamaño de pantalla hasta las cinco pulgadas nos encontramos con una muy atractiva propuesta para dar el siguiente salto; los que ya estuviesen en tamaño phablet poco más hay que añadir, Note 3 es el Note que mejor agarre y mejor sensación en mano ofrece de toda la serie.

Pantalla

Quienes tengan un Note 2 verán la pantalla como uno de los mayores saltos en el producto. No sólo por el aumento de 0,2 pulgadas de la diagonal, sino sobre todo por el salto en resolución: Note 3 llega a los 1.920 x 1.080 por los 1280 x 720 de su predecesor, lo que lo lleva a una para nada desdeñable densidad de 386ppi. Eso no es todo, la mejora en brillo es todavía más marcada.

Siguiendo la tradición, Samsung sigue apostando por Super AMOLED que, como vimos en el análisis del Samsung Galaxy S4 había conseguido madurar hasta el punto de solventar algunos de los lunares que arrastraban como era el "azular" o perder fidelidad a los colores en algunas situaciones.

Note 3 Galaxy S4
Note 3 al lado del Galaxy S4

Si con el S4 Samsung daba por zanjado ese debate con una pantalla fenomenal, con Note 3 el reto era subsanar el único aspecto en el que palidecían frente las pantallas IPS de otros (sobre todo las montadas por LG, HTC y Apple): la experiencia bajo la luz del sol. Tras probar Note 3 durante bastantes días - algunos bendecidos por un inesperado sol de otoño - podemos concluir que se trata de otra asignatura superada por las pantallas Super AMOLED.

La experiencia con la pantalla del Note 3 es fabulosa. Incluso bajo el sol el contraste es bueno y resulta perfectamente legible cualquier cosa que pase por ella. En este punto la nota para Samsung es notable - no es de 10 todavía bajo un sol radiante pero la mejora es patente - como también lo es de sobresaliente en el ángulo de visión.

Al igual que con S4, la tendencia de Samsung con algunos modos de pantalla (y con la imagen que trae la pantalla de bloqueo por defecto es muy acusado) es a saturar en exceso al estilo "soy una tele en un centro comercial y quiero llamar la atención". Una vez pasado el efecto llamada, mi recomendación es el modo película que satura mucho menos y, resultando menos llamativo, es bastante más fiel a la imagen original. Cierto que el modo dinámico mejora la experiencia en sitios oscuros, pero en rendimiento medio me sigo quedando con el de película como sucedía en Galaxy s4.

Pantalla Galaxy Note 3

Llegados a este punto de excelencia en las pantallas OLED (es acordarse del Nexus One y todas sus limitaciones en pantalla y no poder creer cuánto han evolucionado) mi impresión es que la mejora vendrá si acaso por un mejor funcionamiento en automático: brillo, tono y modo que se adapten perfectamente a la luz ambiente en cada momento sin necesidad de que los ajustemos para tener la mejor experiencia. En Note 3 el brillo automático va bastante bien, peor en el modo la elección sigue siendo nuestra en cada caso.

Software

Samsung sigue mostrando que es el fabricante que más rápido consigue actualizar la versión del sistema operativo con la salvedad de la gama Nexus. Note 3 viene con Android 4.3 de serie, con lo que hay varias novedades a las que nos da acceso, una de las cuales es la existencia de perfiles limitados.

Sobre él tenemos la conocida capa de Samsung, Touchwiz, así como multitud de aplicaciones y servicios con los que los coreanos buscan diferenciar sus terminales. Cuando discutimos este aspecto en el S4 mi conclusión (y la de otros muchos con los que lo he comentado después) es que en aquél Samsung apiló multitud de aplicaciones efectistas pero con muy desigual valor para el usuario medio. Con el Note 3 estamos en un escenario algo diferente puesto que gran parte de las funcionalidades están ligadas al S-Pen.

Note 3 con funda

En este análisis no vamos a poder analizar todo lo que trae el Note 3, pero sí que intentaremos ponderar el verdadero valor del software añadido por Samsung. Dado que tendremos una sección dedicada por entero al S Pen, aquí vamos a repasar algunas de las funcionalidades adicionales a las del lápiz.

Algo que ya fue un acierto en s4 y se mantiene en Note 3 es la posibilidad de configurar al detalle la pantalla de bloqueo, desde la imagen y la forma de desbloqueo hasta los mensajes, información y widgets presentes en la misma. La opción de desbloquear e ir directamente a la aplicación que elijamos sigue siendo un atajo muy bueno para la productividad, a la vez que palia en parte la ausencia de un botón directo para fotografía.

Junto a la barra de notificaciones seguimos teniendo a su vez la sección para acceder a la activación y desactivación de conexiones y funciones, desde Wifi, bluetooth o datos móviles hasta el modo lectura o la multipantalla. En un primer vistazo tendremos las más utilizadas y con un click más podremos entrar en un menú completo con 22 posibilidades de activación / desactivación.

De las numerosas opciones que ofrece Samsung, en el Note 3 mejora especialmente "Air view", que en S4 se utiliza aproximando un dedo y en el phablet brilla al usar el lápiz. La idea es que al aproximarlo a un botón de distintas aplicaciones nos salte un diálogo explicativo de lo que hace antes de pulsarlo. Otra opción que resulta interesante es la multi ventana; si bien es discutible el valor de la misma en móviles lo cierto es que en las 5.7 pulgadas estamos en la frontera, aunque con la facilidad que se integra gracias al lápiz (dibujamos en pantalla el espacio donde queremos que aparezca, seleccionamos app y lo tenemos) hace que me decante a favor de la opción en un caso de uso que me encanta: el del vídeo más notas como reflejé en el análisis del Note 8.

Otra novedad es el lector de noticias integrado, creado a medias con Flipboard. De inmediato nos acordamos de Blinkfeed de HTC, aunque en este caso hay menos protagonismo y para acceder al lector de noticias tendremos que hacer un gesto de abajo a arriba de la pantalla para que aparezca. Está bien resuelto - la gente de Flipboard es una garantía - aunque la integración con la famosa aplicación es confusa, por un lado accedemos al lector, por otro tenemos nuestro Flipboard personal y no está claro siempre cuando estamos en uno o en otro.

Note 3-una mano
Modo "a una mano" en el Note 3

No cejan ahí las sorpresas, Note 3 amplía el modo "usar con una sola mano" que aplicaba anteriormente al teclado y la calculadora y permite llevarlo a todo el interfaz. Con esto nos queda el sistema recluido a las pulgadas que queramos (cuatro por defecto, se puede modificar), con el resto de la pantalla en negro. Se me antoja complicado que alguien que se compre el Note 3 busque este tipo de funcionalidad (quizás algún contexto que se me escapa que obligue a utilizar una sola mano), además de que el efecto es un tanto desconcertante... pero si alguien lo quiere, ahí está.

Respecto a Touchwiz y la personalización de Samsung, pocas novedades hay. Por defecto el Note 3 trae widgets gigantes dedicados a su ecosistema (el hub por ejemplo) ocupando gran parte de los paneles iniciales. Los podemos quitar, por supuesto, pero touchwiz sigue presente y eso es algo a tener en cuenta para aquellos que no lo ven con buenos ojos. Mi impresión es que es una personalización que funciona bien en algunos pequeños detalles, pero que globalmente ha quedado un tanto atrás estéticamente y necesita una actualización intensa por parte de Samsung.

Touchwiz
Touchwiz con una "ventana minimizada", el browser nativo

Apartado exclusivo merece Knox, la punta de lanza del intento de Samsung por entrar en el mercado corporativo por la vía de tener la bendición de los administradores de TI. En el caso del Note 3 viene "instalable", debemos ejecutarlo, aceptar las condiciones, suministrar una contraseña y un PIN adicional y sólo después podemos empezar a utilizarlo.

Desde ese momento podremos estar en el modo personal (el de siempre, que tenemos nada encender el móvil) y el "profesional" en el que desaparecen todas las aplicaciones, no tenemos nada configurado a priori y sólo podemos instalar aplicaciones seleccionadas desde Samsung Apps. Ambos entornos están aislados y no comparten datos, cambiar entre ambos es fácil siempre y cuando introduzcamos la contraseña al acceder al profesional.

La idea es que si estamos en una organización el administrador pueda decidir qué podemos utilizar desde el área profesional, que será con la que accedamos al correo y las aplicaciones de la empresa. En el Note 3 queda instalado a gusto del consumidor, pero ya muestra que el terminal puede moverse con perfecta soltura aún teniendo esos dos perfiles en memoria a la vez.

Último aspecto software que comentamos antes de pasar el pen: el "Modo niños". Tener distintos perfiles es algo que Android 4.3 permite y que en este Note se articula con el sistema de Zoodles. Hay una aplicación para que los padres puedan configurar qué aplicaciones son accesibles para que niño (se pueden tener tantos usuarios como se quiera) y al darles el móvil se debe ejecuta otra aplicación (la llamada "modo niños") de la que sólo pueden salir poniendo el año de nacimiento del padre o madre.

Funciona como promete, aunque hay un amplio horizonte de mejora, tanto en usabilidad como en entender qué puede ver el niño (en la aplicación hay un market propio, hay vídeos que no hemos seleccionado a priori) y en el detalle de que al salir la situación es confusa porque el sistema espera que escojamos un launcher.

S Pen

Sin duda es la estrella del Note 3 y lo que más le diferencia del resto de phablets y tablets del mercado. Es por ello que se mantiene el enfoque con que Samsung lo integra en toda la gama: tecnología Wacom que funciona con una precisión y sensibilidad notables, detección cuando lo extraemos de su oquedad y de cuando apoyamos la muñeca para dibujar o escribir para no interferir y un montón de software para sacarle partido.

lápiz Note 3

En este último apartado hay novedades interesantes desde el punto de vista de la usabilidad. Nada más sacar el S Pen el Note 3 vibra y aparece el menú "Comando Air" con cinco opciones para utilizarlo directamente sin necesidad de ningún paso más. Este socorrido menú en forma de anillo también lo podemos devolver a primer plano acercando el lápiz a la pantalla y pulsando el botón del mismo.

¿Qué nos ofrece Note a través de este "Commando Air"? Se trata del acceso a varias funcionalidades - por esta vez cinco y no cincuenta como a veces hace Samsung - que pasamos a resumir a continuación:

menu-lapiz-note-3
  1. Nota de acción. Se trata de una miniaplicación que con lo que escribamos permite aplicar reconocimiento y una acción rápida. Un ejemplo sería poner un número de teléfono y llamar en un click, otra es un correo y pasar a redactarlo y enviarlo, otra es un nombre y/o cualquiera de los anteriores. Funciona sorprendentemente bien, pero no deja de ser una función para adictos al lápiz: en casi cualquier caso emplear dedos y pantalla táctil nos permite ejecutar la acción igual de rápido o más.
Action-note
  1. Usuario libro de recortes. La idea es capturar lo que tengamos en pantalla pero dando más valor de lo que supone capturar parte o toda la pantalla. Por ejemplo si lo hacemos en el navegador y capturamos un titular con imagen, en el libro de recortes quedará un enlace a la URL original, algo que también consigue con la aplicación de Youtube. A lo capturado podemos añadir notas con el lápiz, taguearlo, clasificarlo... a priori útil pero sólo en algunos contextos muy marcados de "colección de cosas web que quiero guardar más visualmente que con favoritos o diigo"

  2. Escritura en pantalla. La más simple y, para mi uso, la más útil. Hace una captura de la pantalla y permite añadir notas. Perfecto para trabajo tranquilo sobre mockups de diseño, para superponer elementos propios en un mapa, mandar explicaciones por chat sobre cualquier cosa....

Captura con notas
  1. S Finder, como su nombre indica, sirve para buscar en el Note 3. Integra la búsqueda local (ficheros que tengamos en el móvil, aplicaciones) junto a la búsqueda web. Está bien ejecutado y si no fuera porque el reconocimiento de texto del Samsung es bastante bueno diría que casi mejor utilizarlo sin escribir con el lápiz.

  2. Ventana de lápiz. Una muy buena solución para activar la multiventana. Seleccionamos el rectángulo en el que queremos abrir una nueva aplicación, seleccionamos una de entre las admitidas (infelizmente no todas, pero está el navegador nativo, Youtube, Whatsapp, Hangouts...) y voilá, ya tenemos la multiventana armada en dos pasos. Se pueden tener varias pero por tamaño de la pantalla difícilmente vamos a poder disfrutar de más de dos, aunque es posible minimizar una, abrir nuevas...

multiventana-note-3

Algo que no cambia es que la escritura con el lápiz está integrada en el teclado del Note, de forma que desde cualquier sitio donde podamos escribir es posible activar el uso del lápiz junto a reconocimiento de la escritura por si preferimos utilizarlo.

Eso no es todo, la aplicación nativa de notas de Samsung sigue creciendo y mejorando, desde cómo facilita la creación de gráficos sencillos (ej de barras donde reconoce muy bien la escritura) hasta la integración con Evernote.

Para quienes gustan del uso del lápiz, el Note 3 es una gozada. Permite lo que cualquier otro móvil o tablet al que añadamos un dispositivo de este tipo con la diferencia de que la experiencia está asegurada y hay una integración software y hardware profunda para sacarle partido. Lo que Samsung parece no haber conseguido es que terceros den soporte al S Pen en sus aplicaciones. Esta vez nos regalan una versión de Sketchbook,

Rendimiento y autonomía

Con el Note 3 hemos asistido a una nueva polémica sobre la optimización para benchmarks (1 , 2, algo que parece generalizado ya en la industria) que hemos intentado salvar utilizando Antutu X que al menos tiene en cuanta los intentos de los fabricantes de "salir bien en la foto"

Antutu X Note 3

De entrada hay que subrayar que el Note 3 no corre sino que directamente vuela. El combo "Snapdragon 800 + tres gigas de RAM" le convierte en una bestia parda capaz de mover dos entornos a la vez con Knox, tener varias ventanas abiertas, múltiples aplicaciones e ir fluido como si nada. En todo caso, en Antutu X ha encontrado competencia de la dura con el LG G2 y el Xperia Z1, que le ganan en algunos aspectos y en el global mientras el Samsung sale victorioso en otros.

Con la autonomía tenemos más buenas noticias. Ciertamente los 3200 mAh se notan para bien, aunque las 5.7 pulgadas consumiendo no se quedan atrás. Un usuario "intenso" como podría ser un servidor ha conseguido que el Note 3 le aguante el tipo un día entero (y soy muy intensivo en el uso del móvil), por lo que entra dentro de la categoría de móviles con los que podemos empezar a confiarnos respecto a este aspecto.

Cámara

Este apartado suele ser una de las estrellas de nuestros análisis... pero esta vez lo será menos. La razón es que Samsung repite casi todo lo que puso sobre la mesa con el S4 y su análisis nos remitimos. El balance es el de muy buena cámara, con un gran rendimiento en exteriores, un buen interfaz, pero que no está al nivel de los mejores en fotografía como el 1020 o el Z1

La estabilización es software, algo que los tope de gama de 2014 es probable que dejen atrás como ha hecho LG con su G2, por ejemplo.

FLores Note 3
Note 3 foto retiro
boda en el retiro note 3

Volvemos a encontrarnos los 13 megapíxeles sin crecimiento en el tamaño del sensor y casi con los mismos modos que en el último franquicia de Samsung. Aparece uno nuevo "envolvente" para tomar fotografías en 360º a lo "Street view" y otro dedicado en exclusiva a fotos de golf ¿?

Otro cambio que introduce Samsung es la desaparición del "modo noche", que queda embebido en el automático y el móvil lo lanza cuando detecta que las condiciones de luz no son buenas. El rendimiento aquí sigue siendo aceptable y aunque está debajo de lo mejor del sector, no se encuentra muy lejos. Veamos un ejemplo

note 3 modo automático
Poca luz, modo automático

Bien en automático para una escena de poca luz

ISO 100 forzado
ISO 200 forzado
ISO 400 forzado
ISO 800 forzado

Mi conclusión es que el móvil se comporta bastante mejor en automático, toda vez que las posibilidades en manual se quedan a medias: podemos jugar con la ISO pero no con apertura o velocidad de exposición. Al subir el ISO ganamos en luz pero también en ruido, mientras que el modo automático se permite mantenerlo bajo y jugar más con la velocidad de exposición para tener más luz, lo que nos lleva a que o se tiene buen pulso para que no salga movida o mejor usamos algún apoyo o trípode para el móvil (como hice en la prueba de estas fotografías).

En la batalla de convergencia móvil / fotografía parece ser la opción que va ganando fuerza, animar al usuario al modo automático simplificando la experiencia en lugar de crecer en más versatilidad en manual para quienes controlan.

Otra novedad es la posibilidad de grabación 4K a 2160p, que ofrece una gran calidad a la hora de grabar vídeo (la mejor que he probado en un smartphone) a costa de comerse el espacio de tarjeta (10 segundos 65 megas, hagan cuentas). El problema, claro está, es dónde y cómo reproducir en 4K para sacarle partido. Si se eres el afortunado poseedor de un televisor con la nueva definición, estupendo; en otro caso se puede grabar en fullhd para ahorrar espacio de tarjeta o en 4K pensando en la reproducción a futuro

En todo caso hemos grabado un pequeño vídeo para poder comparar. Partiendo de que Youtube nos emite en 1080p como máximo, la idea era comprobar si la grabación 4K nos daba mayor nivel de detalle. Sinceramente, aún colocando en pantalla grande los ficheros originales descubríamos mucha diferencia en este caso, aunque en otros sí que hemos notado alguna mejora en la definición (por ejemplo en textos de carteles que están lejos).

La opinión de Xataka sobre el Note 3

Empecé este análisis confesando mi escepticismo por la gama Note, termino afirmando que el verdadero número 1 de Samsung este año es el Note 3. Quienes estén abiertos a su tamaño de dispositivo encontrarán un magnífico terminal, potente, bien diseñado, con una gran experiencia en mano y sacando mucho provecho al S Pen.

Si le sumamos una muy buena autonomía, una pantalla deliciosa y una cámara más que solvente que brilla en el vídeo, tenemos sin duda el rey de los phablets y, me atrevería a decir, uno de los equipos más completos que han pasado por nuestras manos este año. No es precisamente barato (Samsung lo anunció por encima de 700, en Amazon se puede encontrar alrededor de los 620), pero difícilmente quien lo pruebe quedará decepcionado.

8.9

Diseño8,5
Pantalla 9.8
Rendimiento9,5
Cámara8,25
Software8,5
Autonomía9

A favor

  • Gran pantalla en tamaño y calidad
  • Autonomía
  • Experiencia del S-Pen
  • Acabado de calidad

En contra

  • Touchwiz se está quedando anticuado
  • Alguna aplicación sigue inmadura
  • Precio alto de salida

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos