Publicidad

Nuevos Airpods, análisis: la experiencia de usuario por encima de todo lo demas
Análisis

Nuevos Airpods, análisis: la experiencia de usuario por encima de todo lo demas

Publicidad

Publicidad

Los Airpods de segunda generación no parecen unos auriculares inalámbricos nuevos. Nada cambia a nivel externo así que las novedades hay que buscarlas en el interior, donde tenemos nuevo chip inalámbrico que mejora las prestaciones que menos se ven de los auriculares de Apple.

Sí que presenta novedades la caja de carga, ahora inalámbrica. En Xataka llevamos unas semanas probándolos a fondo y esta nuestra review de los nuevos Airpods de Apple.

Diseño y prestaciones sonoras sin cambio

Solo disponibles en blanco y con un diseño alargado muy característico e imitado sobradamente en el mercado. Los Airpods le han funcionado estupendamente a Apple con el diseño actual y, guste más o menos este aspecto de los auriculares, la compañía ha calcado la jugada.

Lo ha hecho también en una característica en la que sí que esperábamos algo de evolución: la no resistencia al agua o salpicaduras. Ya sea por el uso que hacen de ellos quienes salen a hacer deporte o por pura higiene, la resistencia al agua era algo que esperábamos en estos nuevos Airpods y que por ahora se queda fuera de la renovación. Para conseguir esa característica hay que optar por la gama Powerbeats Pro de la propia Apple.

Captura De Pantalla 2019 04 30 A Las 14 51 37

Efectivamente, el diseño externo de los Airpods no ha cambiado nada de la primera a la segunda generación, por lo que si te sentías cómodos con ellos, lo seguirás haciendo. Si los de primera generación no acababan de quedarse quietos en tus oídos, estos tampoco lo harán. En mi caso se mantiene la sensación contínua de que van a acabar cayendo de los oídos, pero casi nunca ocurre. Aquí la experiencia de cada uno es la que marca el resultado y Apple opta por un diseño único sin adaptadores de serie.

Sin reducción de ruido

Con más o menos ajuste según la persona, los Airpods siguen siendo muy ligeros. Pero ese poco ajuste en el oído (que por otro lado se traslada en mucha comodidad en el día a día y relativa discreción en su uso) hace que apenas aislen nada del exterior, ni de manera pasiva ni por supuesto activamente. Es justo donde los mejores auriculares sin cable de los últimos años están destacando especialmente, y no por mucho más dinero que lo que pide Apple por los nuevos Airpods (los Sony Sony WH-1000XM3B están por debajo de los 300 euros)

Pese a ese poco agarre físico cuando los llevamos puestos, realizar gestos sobre ellos no entraña peligro alguno. Ahora que Siri ya no es necesario invocarlo dando toques sobre los auriculares, podemos asignar esos toques a otras funciones de control de avance, retroceso o play/pausa del sonido. No hay más opciones de serie.

De esos gestos sobre los auriculares sigo echando de menos el control de volumen, que tendría sentido haberlo integrado de alguna manera, ya que es el elemento de control que no tiene respuesta física directa. Y recurrir a decirle a Siri que lo haga por nosotros no me acaba de convencer.

Captura De Pantalla 2019 04 30 A Las 14 51 05

El chip H1 integrado en los nuevos Airpods hace más rápido el cambio entre dispositivos de Apple, así como la reproducción/pausa retirándonos uno o los dos auriculares. El primer emparejamiento es otra vez de lo mejor de los Airpods, pues basta colocar la caja de carga junto a un iPhone y abrirla. Los auriculares quedarán enlazados y vía iCloud lo harán también el resto de equipos de nuestra cuenta (iPad, Mac ...). A partir de aquí, cambiar entre ellos es cuestión de un solo toque.

El chip H1 mejora la conectividad pero todavía no se pueden mantener dos dispositivos enlazados al mismo tiempo, característica habitual en otros auriculares bluetooth

Lo que Apple no permite todavía en sus Airpods es que se puedan mantener los Airpods enlazados con más de un dispositivo a la vez. Si el usuario usa los Airpods principalmente en un dispositivo, seguro que no lo echa de menos, pero si, como es mi caso, cambio frecuentemente entre dispositivos, esa funcionalidad la agradecería mucho. Que todo ocurra de manera transparente para el usuario. Es justo la experiencia que Apple vende con estos Airpods y que en este aspecto no queda cubierta.

A nivel de calidad de sonido, pocas novedades. El sonido que ofrecen es abierto, menos concentrado que con auriculares intraurales, pero con buen posicionamiento del audio, potencia, nitidez y precisa reproducción de las frecuencias donde la voz tiene más portagonismo.

Captura De Pantalla 2019 04 30 A Las 14 52 18

Es especialmente sorprendente la amplia escena de sonido que consiguen y la cual se disfruta mucho cuando no hay excesivo ruido externo que la contamine. Por contra, el punto más débil sigue siendo la reproducción de graves, poco contundente pero es algo que con este diseño y sin aislamiento es complicado de solucionar.

Siri ahora nos escucha

La mayoría de nuevas funcionalides y mejoras que trae consigo la segunda generación de Airpods tienen al chip H1 como protagonista. Pero a veces son cambios tan sutiles que cuesta apreciarlos. Con Siri, el chip H1 sí que tiene una importancia mayor.

La llamada al asistente Siri cuando estamos usando los Airpods ya no es necesario realizarla de manera física (toque sobre los auriculares) sino que el nuevo chip admite la escucha continua, por lo que podemos decir "Oye Siri" y empezar a interaccionar con el asistente.

Cuando lo hacemos, la respuesta de los Airpods durante unos eternos 3 segundos es el silencio más absoluto. No hay respuesta sonora a que Siri está en marcha (sí visual en el dispositivo hacia donde la solicitamos), así que hay que tener paciencia y no arrancar antes de tiempo otro "Oye Siri" porque la conversación sin instrucciones claras no es todavía el punto fuerte del asistente de Apple.

La reducción de ruido cuando hablamos por los micrófonos de los Airpods vuelve a ser uno de los puntos fuertes de los Airpods, tanto para interaccionar con Siri como para usar los auriculares como unos estupendos manos libres

El lado positivo de este comportamiento es que, incluso en escenarios de bastante ruido, Apple ha conseguido que decir Oye Siri active efectivamente al asistente incluso aunque nosotros no hayamos casi escuchado nuestras propias palabras. Si el entorno es más silencioso y te da algo de verguenza hablar vía Airpods, puedes susurrar y también Siri reconoce que lo buscas.

Captura De Pantalla 2019 04 30 A Las 14 50 45

Esa estupenda reducción del ruido externo de los micrófonos cuando hablamos con los Airpods se repite en el modo manos libres. Las llamadas con los Airpods son muy claras y potentes, y es de hecho el punto fuerte más destacado a nivel de calidad de sonido. No hace falta ni que nosotros elevemos la voz ni que lo hagan los interlocutores para poder mantener una conversación bien definida incluso en entornos bastante ruidosos.

Usando los Airpods en Android

Aunque los Airpods siguen siendo un producto centrado en el ecosistema de Apple, nada impide hacer uso de ellos con otros sistemas operativos. Por ejemplo, smartphones Android. No entenderíamos que fueran la elección primera para usuarios puros de Android, pero es factible.

Con el nuevo chip H1 el emparejamiento es efectivamente más rápido también en Android, pero los auriculares de Apple siguen ofreciendo unas funcionalidades e interacción más reducida que en el ecosistema iOS. Por ejemplo no se pone en pausa el audio cuando nos retiramos los Airpods pero al menos podemos realizar doble toque sobre ellos para poner en pausa o reanudar la reproducción.

Una vez que guardamos los auriculares en su funda-cargador, el dispositivo se desconecta de ellos, pero nada más sacarlos están rápidamente conectados. En este sentido la buena experiencia de usuario, incluso en Android, se mantiene.

Algo que hay que tener en cuenta es que, si la caja está sin batería, nos va a ser imposible sincronizar los Airpods en nuevos dispositivos Android, pues es en la caja donde está situado el botón que inicia dicho proceso a la manera tradicional.

Llega la caja de carga inalámbrica

Los Airpods de segunda generación se pueden comprar bien con la caja de carga de los Airpods de primera generación (179 euros), o bien con la nueva caja con carga inalámbrica (229 euros). La diferencia física no existe salvo en un detalle que parece menor pero que supone una rectificación correcta de Apple: el indicador LED del estado de la carga/batería pasa a quedar en el exterior.

La caja con carga inalámbrica es un paso más para ir eliminando cables pero nada diferenciador

Esa caja de carga inalámbrica funciona bajo el estándar Qi, lo que permite usar bases de carga con precios y diseños muy variados. La carga se realiza a 5 W, lo que ya nos adelantaba que los tiempos de carga no iban a ser precisamente cortos. Además se mantiene la conectividad Lighting, nada de USB-C por ahora.

Captura De Pantalla 2019 04 30 A Las 15 10 27

La caja es ligera, no ocupa mucho y el mecanismo de cierre y apertura con imanes funciona perfectamente, así como la sujeción de los auriculares en el interior. Como en el caso de la primera generación, son una manera muy acertada de almacenar y transportar los Airpods para evitar que acaben perdidos.

Tiempos de carga y autonomía de los Airpods

Solo caja, en cargador Lighting, carga un 50% en unos 37 minutos, mientras que para la carga completa emplea cerca de una hora y media. Si la carga la realizamos con los auriculares introducidos en la caja y también sin batería, estos se recargan completamente a los 15-20 minutos, tiempo en el que el cargador también llega al mismo porcentaje de carga. En ese caso la carga completa de auriculares y caja sube hasta casi rozar las dos horas.

Si queremos cargarlo usando la nueva opción de su caja, la carga inalámbrica, con un modelo de Belkin, dobla el tiempo necesario del cable Lighting, lléndose la carga completa por encima de las tres horas.

Algo curioso sobre la carga de los nuevos Airpods es que el LED indicador de que se está realizando la carga solo se enciende al colocar la caja sobre la base de carga. A los pocos segundos se apaga y ya nunca más se enciende. Carga desatendida gracias a la conectividad inalámbrica llevada a su máxima expresión. Para aquellos usuarios que no quieren molestias lumínicas, perfecto, pero otros preferimos disponer de esa información.

En la práctica, la autonomía de 5 horas se traduce en más de 20 horas gracias al estuche de almacenamiento que los recarga cada vez que los guardamos

En autonomía, las medidas que hemos realizado nos dejan un consumo de un 10% cada 30 minutos de uso para escuchar música / vídeo en streaming. Si alternamos alguna llamada de teléfono, de una media hora por carga, los Airpods 2 nos ofrecen entre 4 y 5 horas de autonomía, dependiendo del uso que hagamos por ejemplo de Siri.

Nuevos Airpods de Apple, la opinión de Xataka

Con los nuevos Airpods de Apple ocurre como con muchos de sus productos: no son los mejores en campos concretos pero en el global, en la experiencia de usuario y valoración general, cumplen con creces si estás dispuesto a pagar su precio, que no es precisamente asequible para las prestaciones sonoras.

Los Airpods dan lo mejor de sí con el audio para llamadas, escucha generalista y emparejamiento especialmente en el ecosistema Apple

En el caso de los Airpods, Apple arriesga manteniendo un diseño sin resistencia al agua y sin apenas aislamiento del exterior. Es claramente un dispositivo pensado para un uso más generalista, centrado más en un sistema manos libres/multimedia que en auriculares centrados en la escucha de audio a máxima calidad.

Apple AirPods (2nd Generation) MV7N2ZM/A - Auriculares (Inalámbrico, Dentro de oído, Binaural, Intraaural, Blanco)

Apple AirPods (2nd Generation) MV7N2ZM/A - Auriculares (Inalámbrico, Dentro de oído, Binaural, Intraaural, Blanco)

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Apple España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir