Publicidad

Así es el S-A1, el concepto de taxi volador eléctrico desarrollado por Hyundai y Uber que promete volar a 290 km/h

Así es el S-A1, el concepto de taxi volador eléctrico desarrollado por Hyundai y Uber que promete volar a 290 km/h
20 comentarios

Publicidad

Publicidad

El CES 2020 no es solo un evento de televisiones, ordenadores y frigoríficos, sino que también tiene espacio para dispositivos conceptuales. Prueba de ello es el S-A1, un concepto de taxi volador desarrollado por Hyundai y Uber con miras a ser usado en Uber Elevate, el servicio de "coches voladores" que Uber anunció a principios de 2018. Se espera que Uber Elevate comience a funcionar en 2033, aunque las primeras pruebas deberían llevarse a cabo este año.

El vehículo, que recuerda a un avión pequeño, cuenta con cuatro rotores eléctricos que se pueden poner en vertical u horizontal, algo que permite el despegue y aterrizaje vertical (eVOTL). El S-A1 es lo que comúnmente se conoce como PAV (Personal Air Vehicle) y tiene espacio para cinco personas, es decir, un piloto y cuatro pasajeros. Hyundai es la primera compañía de automóviles que se suma al proyecto Uber Elevate y la idea es que Hyundai se encargue de fabricar los vehículos y Uber ponga el soporte para el servicio, como la app o las conexiones terrestres.

Viajes de hasta 100 kilómetros

Hyundai Uber 04

Según la información publicada por Hyundai y Uber, el S-A1 está diseñado para alojar a cinco personas en la cabina y será completamente eléctrico. Al tener cuatro rotores eléctricos más pequeños en lugar de un enorme rotor grande, el ruido también se reduce, algo que, de acuerdo a las dos compañías, es importante para los entornos urbanos.

Como decíamos antes, los rotores se pueden colocar en posición vertical u horizontal. De esa forma, el PAV puede despegar en vertical, hacer el viaje en modo horizontal y, cuando vaya a aterrizar, volver a la posición vertical para aterrizar suavemente, tal y como harían un helicóptero convencional en un helipuerto. Es un detalle importante, ya que este diseño elimina la necesidad de construir pistas de aterrizaje en las ciudades.

El S-A1 puede alcanzar los 290 kilómetros por hora y puede volar a entre 300 y 600 metros de altitud. Su autonomía es de 100 kilómetros y, según Hyundai, bastará con entre cinco y siete minutos para recargarlo y poder volver a volar, aunque está pensado para trayectos cortos de unos 30 minutos. En una primera fase, el vehículo tendrá que ser pilotado manualmente, pero se espera que en un futuro se vuelva autónomo.

Hyundai Uber 03

Según Eric Allison, jefe de Uber Elevate, "la combinación de la fuerza de fabricación de Hyundai con la plataforma tecnológica de Uber representa un gran avance para el lanzamiento de una vibrante red de taxis aéreos en los próximos años". Jaiwon Shin, vicepresidente ejecutivo y jefe de la división de movilidad aérea urbana (UAM) de Hyundai, apunta que "esperamos que la movilidad aérea urbana (UAM) vitalice las comunidades urbanas y brinde más tiempo de calidad a las persona".

Cuando Uber presentó su prototipo de taxi volador explicó que el plan de la empresa es crear sus propios helipuertos exclusivos para taxis voladores. A estos taxis se podrá acceder desde una app móvil y el precio será de unos cinco dólares por cada 1,6 kilómetros, aunque en un futuro la tarifa podría bajar a 0,44 dólares por el mismo trayecto y por pasajero.

Hyundai Uber Hub

Cabe mencionar el Hub (imagen superior), que es una especie de pequeño helipuerto con conexiones al transporte terrestre desarrollado por Hyundai y Uber. La idea de este es que el taxi volador aterrice en él, los pasajeros se bajen y, desde la plataforma, accedan a transportes terrestres. Uno de estos transportes podría ser el PBV (Vehículo Construido con Propósito), una suerte de vehículo eléctrico modular que puede ser desde un restaurante hasta una clínica sobre ruedas, además de una lanzadera.

Por el momento, el S-A1 es un concepto del que solo hay un modelo a escala, pero los taxis voladores apuntan a ser algo que cobrará fuerza en esta década que acaba de comenzar. Prueba de ello es Lilium, el VOTL que hemos podido ver volar a 100 km/h y que cuenta con el apoyo de la ESA. Está programado que empiece a operar en 2025 en algunas ciudades no desveladas, aunque no estará integrado en Uber, sino que tendrá una app propia.

Vía | CNET

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios