Compartir
Publicidad

Guía de compra de calculadoras científicas para el instituto y la universidad: 10 modelos desde los 10 hasta los 300 euros

Guía de compra de calculadoras científicas para el instituto y la universidad: 10 modelos desde los 10 hasta los 300 euros
38 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¡Cuánto tiempo y cálculos puede ahorrarnos una buena calculadora! Si estás pensando en renovarla o necesitas una para tu carrera, en esta guía de compra de calculadoras científicas analizamos qué opciones encontramos en el mercado, sus principales funciones y recopilamos algunos de los modelos más interesantes.

Qué mirar para acertar eligiendo una calculadora científica para clase

En el mercado existen calculadores de diferentes tipos, marcas y precios, por lo que antes de liarte la manta a la cabeza y comprar una, es recomendable preguntar al profesorado primero. Por un lado, podrán informarnos de las necesidades de cálculo a realizar y por otro, sabremos qué tipo de calculadoras están permitidas en los exámenes.

Y es que existen opciones muy interesantes a nivel de visualización, programación y almacenamiento cuyo uso está prohibido en ciertos niveles y cursos. Por ejemplo, aquellas que nos permiten visualizar el área encerrada entre dos funciones a integrar no pueden usarse en bachillerato al resolver por si mismas este tipo de problemas.

A partir de este punto, estos son los factores más importantes a considerar a la hora de comprar una calculadora científica:

Funciones para todas las necesidades académicas

El punto de partida a la hora de elegir una calculadora es tener claro para qué la vas a usar. Si bien en el instituto prácticamente cualquier calculadora científica nos va a valer — aunque no todas nos ofrecerán la misma experiencia —, la cosa se complica si andamos a la búsqueda de una calculadora para la carrera, donde la elección es determinante porque pasaremos de contar con un modelo que simplemente nos ayude a resolver operaciones generales a una que nos ahorre tiempo en tareas largas, complejas y específicas

En este escenario universitario merece la pena comprar para presente y futuro, pero acotando al máximo lo que requeriremos, porque la curva de aprendizaje también es notablemente superior en este tipo de modelos. No sería el primer estudiante ni el último que acabe llevando una chuleta a un examen para saber cómo se usa una función de su calculadora.

Todas las calculadoras ofrecen las operaciones aritméticas básicas (suma, resta, multiplicación y división) pero, a partir de este punto, existen calculadoras que cubren diferentes campos de las matemáticas, como la trigonometría, geometría, el álgebra, matemáticas financieras, estadística... llegando a proporcionar herramientas para otras ciencias como la física o la química.

Un punto a tener en cuenta es que existen calculadoras que permitirán visualizar, editar y crear archivos de texto, hojas de cálculo y gráficas tanto a través del propio dispositivo como mediante un ordenador, valiéndose generalmente de un cable o de sistemas de almacenamiento como tarjetas de memoria. Si es el caso, mejor verificar qué tipo de archivos son compatibles, si existe suite específica y si esta ofrece una interfaz actual, completa y actualizada.

Para saber con seguridad qué funciones integra, lo mejor es irse al manual. Por este motivo hemos incluido en nuestra selección un enlace a su ficha técnica.

El tamaño y la calidad de la pantalla

El rango de pantallas que podemos encontrar en las calculadoras van desde una simple línea monocolor a paneles de varias pulgadas en color donde ver gráficas con todo lujo de detalles. En este sentido, es fundamental que sea lo suficientemente grande como para lograr una introducción y visionado de los datos cómodos dentro de nuestras necesidades de cálculo.

En los modelos científicos a la ESO y el Bachillerato es suficiente con una pantalla monocolor de dos líneas, una superior donde ver el resultado del último cálculo realizado y una inferior donde visualizaremos lo que estamos introduciendo. Conforme vamos subiendo de gama, las pantallas crecen, permitiéndonos ver con claridad — y en consecuencia, entender mejor — operadores como integrales o matrices.

Hp

Los modelos con la pantalla más grande son las calculadoras científicas gráficas, capaces de esbozar el trazado de una función en varias dimensiones, muy útil para conocer su monotonía, recorrido, continuidad...

Pero no solo es cuestión de tamaño, sino de calidad y de color. Puede que las pantallas a color ofrezcan un visionado más intuitivo, pero la inmensa mayoría de modelos sigue apostando por paneles LCD monocromo ya que se comportan mejor a nivel de visualización en entornos de diferente luminosidad y su consumo energético es inferior.

Un último apunte en este aspecto: en matemáticas los decimales importan y no, no todas las calculadoras admiten el mismo número de dígitos por línea.

Métodos de introducción de operaciones

En las calculadoras científicas orientadas al instituto, merece la pena apostar por modelos de tipo "VPAM", "SVPAM" o "Natural-VPAM", que hacen referencia a Visually Perfect Algebraic Method, Super Visually Perfect Algebraic Method o Natural Visually Perfect Algebraic Method, respectivamente.

Escritura Natural

Este tipo de calculadoras permiten al usuario escribir expresiones matemáticas de una forma más natural. Así, si queremos calcular el seno de 30 introduciríamos "sen" "3" "0" "=". En caso de emplear una calculadora "SVPAM", además visualizaremos sobre la marcha lo que estamos introduciendo gracias a su segunda línea, pudiendo modificarlas.

Finalmente se encuentra el Natural-VPAM, que va un paso más allá que el anterior, valiéndose de dos líneas para visualizar las operaciones y completando este proceso de naturalización al hacerlo en formato de libro de texto (por ejemplo, mostrando la raíz o la integral), muy útil para los estudiantes más jóvenes.

Si subimos de nivel y buscamos una calculadora científica para la universidad, la decisión estará entre seguir manteniendo el algebraico al que nos hemos acostumbrado en nuestra época de instituto o dar el salto a RPN.

El RPN, popularizado por las calculadoras HP en la década de los 80, hace referencia a Reverse Polish Notation o Notación Polaca Inversa, traducido. En este caso, la introducción de texto sería primero los datos a operar y finalmente el operador. Así, si queremos calcular la suma entre siete y cinco, teclearíamos "7" "5" "+" "=". Además, veremos solo el resultado y no la operación.

Este cambio, que al principio puede costar un poco, acaba volviéndose intuitivo y nos permite trabajar con los niveles de la pantalla (stack), presenta mayor facilidad para operaciones grandes y nos permite familiarizarnos con "user RPL", abriéndonos las puertas a poder crear nuestros propios programas de cálculo.

Cuidado con la memoria

Aunque quien más, quién menos habrá hecho uso de las funciones "M" de su calculadora escolar para almacenar datos, las opciones del mercado van mucho más allá, de modo que no solo podamos guardar un dato concreto, sino también operaciones completas. Es el caso de las calculadoras científicas programables.

Los modelos más completos también nos permitirán usar archivos creados con un ordenador, de modo que podamos emplear tanto entornos propios como soluciones estandarizadas en forma de lenguajes de programación y software como Office.

¿Seguro que puedes usar una calculadora científica programable en tus exámenes?

Así, mientras que en una calculadora científica estándar el espacio no será un problema, conforme vayamos requiriendo el empleo de programas y archivos, sí que corremos el riesgo de vernos limitados. Como mencionábamos en el punto de las funciones, existen modelos con ranuras para tarjetas SD que facilitan la manipulación de archivos en diferentes plataformas y solventan este problema hasta cierto punto.

Antes de comprar una calculadora gráfica programable, asegúrate de que esté permitida en los exámenes, ya que suelen ser las que se prohiben al abrir las puertas a que podamos incluir en ellas libros de texto o apuntes.

Un teclado ergonómico e intuitivo

Una consecuencia de apostar por un modelo completo en cuanto a funciones es que nuestra calculadora contendrá más botones, más allá de los consabidos operadores básicos (suma, resta, multiplicación, división y porcentajes) y las cifras.

Así, subiendo peldaños de complejidad nos toparemos con funciones científicas, botones programables e incluso podemos llegar a ver teclados QWERTY para los modelos que apuestan por la introducción de texto. Recuerda que una calculadora científica más ambiciosa implica más tiempo para acostumbrarnos a ella y exprimir todo su potencial.

Ya hemos visto que la forma de introducción de operaciones varía, pero en función de la cantidad de teclas que encontremos, también podemos encontrar diferencias a la hora de realizar operaciones entre diferentes marcas y modelos. En este sentido, nuestra recomendación es decantarse por aquellos modelos con teclas grandes, con leyendas claras y el empleo de colores para distinguirlos a simple vista y pulsarlos con el menor margen de error posible.

La importancia de una marca conocida

Aunque constituyen un primer filtro que realizamos muchos a la hora de comprar un producto cualquiera, en el caso de las calculadoras las marcas cobran especial importancia. Así, nombres como Casio, HP o Texas Instruments son un clásico en el sector, si bien no son las únicas firmas cuyo catálogo cuenta con una buena colección de modelos.

Para empezar, lo habitual es que el profesorado nos proporcione modelos concretos que cubran las necesidades del curso, que ofrezcan una buena experiencia y que estén permitidas en los exámenes.

Asimismo, si echamos un vistazo a nuestros compañeros, encontraremos que hay poca diversidad en cuanto a marcas y modelos, de modo que podremos probarlas de antemano, verificando así aspectos que solo podemos saber con la práctica, y podrán echarnos una mano a la hora de aclimatarnos a ella. Incluso podréis poner en común programas, si el modelo lo permite.

Pero insistimos, en el mercado hay una amplia horquilla de opciones que nos pueden atraer más por cuestiones como la pantalla, diseño, funciones, teclado o precio. Si tomas esa decisión, no estás solo: internet está repleto de foros, documentación y vídeos. Eso sí, mejor apostar por marcas con experiencia que ofrezcan un software robusto y con actualizaciones.

HP 10s+

Hp 10s

Estamos ante un modelo sencillo y solvente para estudiantes de ESO y bachillerato que proporciona 240 funciones para problemas matemáticos, científicos yfinancieros básicos.

La calculadora científica HP 10s+ es compacta y tiene una pantalla LCD monocolor de dos líneas con introducción de texto VPAM algebraico.

Funciona con pilas y energía solar, además de apagarse sola tras 5 minutos de inactividad, por lo que es muy difícil que te quedes sin batería en medio de un examen.

Hewlett-Packard NW276AA#B1S - Calculadora científica

Hewlett-Packard NW276AA#B1S - Calculadora científica

Casio FX-85SPXII-BU-S-EH

Casio

Un peldaño más arriba encontramos la Casio FX-85SPXII-BU-S-EH, uno de los últimos modelos lanzados por la firma nipona. Aunque también ideada para el instituto, puede ser suficiente para grados técnicos en las que no se permitan las programables gracias a su combinación de pantalla grande (de 4 a 6 líneas) y sus casi 300 funciones.

No obstante, son los estudiantes de ESO y bachillerato los que más disfrutarán de ella al contar con herramientas que facilitan la comprensión, como la visualización de operadores como en los libros de texto y simplificación. Con alimentación a pilas y panel solar, es un modelo voluminoso muy intuitivo de usar gracias a sus texturas, colores y el tamaño de las teclas.

Casio FX-85SPXII-BU-S-EH - Calculadora científica, 13.8 x 77 x 165.5 mm, color azul

Casio FX-85SPXII-BU-S-EH - Calculadora científica, 13.8 x 77 x 165.5 mm, color azul

HP 300s+

Hp300s

Si la HP 10s+ se nos queda corta, la calculadora científica HP 300s+ ofrece 315 funciones matemáticas de álgebra, estadística, trigonometría, conversiones métricas, resolución de ecuaciones, simplificación o factorización. En este sentido, es una calculadora muy completa.

Asimismo, su pantalla también es más grande, alcanzando las 4 líneas y mostrando los resultados en formato de libro de texto. Aunque no es muy común en las aulas, es muy fácil de utilizar.

HP NW277AAB1S - Calculadora, pantalla LCD

HP NW277AAB1S - Calculadora, pantalla LCD

Casio FX-991SPX II

Fx 991

La Casio FX-991SPX II comparte los puntos fuertes de la Casio FX-85SPXII-BU-S-EH en cuanto a pantalla grande, interfaz sencilla y herramientas para ayudar a la comprensión, pero tiene la ventaja de añadir más funciones: 576 englobadas dentro del álgebra, cálculo, trigonometría, estadística...

Algunos de sus extras son su menú visual, la lectura de códigos QR, la resolución de ecuaciones, la inclusión de 47 constantes científicas, introducción de tablas y matrices...Teniendo en cuenta que la diferencia de precio no es significativa, es una compra de presente y futuro.

Casio FX-991SPX II - Calculadora científica (576 funciones, cálculo de ecuaciones, 47 constantes científicas), color negro

Casio FX-991SPX II - Calculadora científica (576 funciones, cálculo de ecuaciones, 47 constantes científicas), color negro

Casio FX-9750GII

Casio Fx 9750

Si queremos experimentar la experiencia de una calculadora gráfica, la Casio FX-9750GII nos permite acercarnos sin invertir demasiado (para lo que cuestan este tipo de calculadoras). Eso sí, si la idea es tener un modelo completo para la carrera y nos permiten usar gráficas y programables, quizás requieras un modelo más completo.

Estamos ante un modelo básico y sencillo para las opciones que ofrecen las gráficas, pero a cambio ganamos en lo intuitiva que es. Su pantalla ofrece buen contraste, con 8 líneas donde caben 21 caracteres.

En cuanto a su uso como calculadora estrictamente hablando, ofrece 2.800 funciones de álgebra, cálculo, probabilidad, estadística, trigonometría y geometría. Incluso permite programar funciones en sus 62.000 bytes de espacio, algo que podremos hacer tanto desde el teclado como desde un ordenador mediante su toma USB.

CASIO FX-9750GII-LC-EH - Calculadora gráfica, 21.3 x 87.5 x 180.5 mm, azul / gris

CASIO FX-9750GII-LC-EH - Calculadora gráfica, 21.3 x 87.5 x 180.5 mm, azul / gris

Casio FX-CG50

Casi

La Casio FX-CG50 es un modelo relativamente nuevo enmarcado dentro de las gráficas más asequibles, ya que prácticamente es una calculadora científica para instituto a la que se le ha integrado una pantalal más grande y a color.

En este sentido, cuenta con la ventaja de ayudarnos a entender mediante colores, los gráficos en 3D y la posibilidad de hacerles zoom. Un modelo compacto, con buen diseño y muy intuitivo de usar, mediante la introducción de fórmulas con el sistema algebraico. Este modelo es programable, permitiendo la elaboración de fórmulas con Python.

Casio FX-CG50 - Calculadora Gráfica Pantalla a Color Alta Resolución, color negro

Casio FX-CG50 - Calculadora Gráfica Pantalla a Color Alta Resolución, color negro

HP40GS

Hp 40gs

Más adelante hablaremos de la que es la calculadora gráfica por excelencia (en cuanto a popularidad) en las facultades españolas de ingeniería. Su hermana más modesta y veterana es la HP40GS.

Este modelo ofrece una buena relación entre calidad y precio, con una marca que ofrece un software robusto, completo y actualizable, el HP matrix writer para matrices y HP Solve para la resolución de todo tipo de ecuaciones.

Orientada a carreras técnicas, dispone de una pantalla LCD de 8 líneas para 22 caracteres, memoria interna de 1024 KB, un puerto USB para conectar al ordenador y más de 750 funciones. Las más notables son la visualización de funciones en 2D, bloc de notas, operaciones de matrices, operaciones Booleanas, conversión de números complejos y análisis estadístico.

HP HP40GS - Calculadora gráfica (pantalla LCD, 256 KB, 18,7 x 9,4 x 3,1 cm, incluye pilas)

HP HP40GS - Calculadora gráfica (pantalla LCD, 256 KB, 18,7 x 9,4 x 3,1 cm, incluye pilas)

Ti Nspire CX

Ti Inspire Cx

Texas Instruments es la tercera en discordia en las carreras técnicas. Si buscas una gráfica a color, la Ti Nspire CX tiene como puntos fuertes su pantalla de 3,2 pulgadas LCD (320 x 240 píxeles) y su semejanza a la hora de usarla a la experiencia que nos ofrece un ordenador, de modo que si estás habituado a programas de cálculo, la adaptación no sea muy compleja tanto en la visualización e interfaz como en el teclado.

En este sentido, además de esbozar gráficas, permite mostrar los gráficos en tres dimensiones y dinámicos. Con una memoria interna de 100 MB y puerto USB, dispone de un entorno de programación dedicado con bibliotecas y actualizaciones frecuentes.

Entre sus funciones encontramos herramientas para cálculo, álgebra trigonometría, probabilidad, estadística y notación química. Se alimenta mediante batería.

Texas Instruments TI-Nspire CX CALCULADORA GRÁFICA, Frustration Free Packaging

Texas Instruments TI-Nspire CX CALCULADORA GRÁFICA, Frustration Free Packaging

TI- 89 Titanium

Ti 89

La TI-89 Titanium es toda una veterana en estas lides y aún así, sigue siendo una de las opciones más interesantes en formato de gráfica para que nos acompañe en nuestros estudios de ingeniería.

Se trata de un modelo muy completo con apps preinstaladas de geometría, finanzas, estadística, resolución de ecuaciones, hoja de cálculo, así como otras tantas que podremos instalar. No tiene demasiado espacio — y no se puede expandir —, pero las apps están optimizadas. Asimismo, dispone de un puerto USB para conectarla al ordenador para actualizaciones y transferencia de archivos.

Su punto más flojo es la pantalla, grande como para ver bien los esbozos de funciones y gráficas en 3D, pero con una resolución 160×100, limitada frente a otras opciones a color pero suficiente en la práctica.

Texas Instruments 89 - Calculadora (conexión USB)

Texas Instruments 89 - Calculadora (conexión USB)

HP 50G

Hp

La HP 50G es el modelo de calculadora gráfica que más se ve en las facultades de ciencias y de carreras técnicas. No es asequible, pero destaca por su versatilidad, su entorno robusto y características diferenciales como su memoria ampliable.

Y es que integra procesador ARM9 con 2 MB de ROM (de las cuales solo se pueden usar 800 Kb) que se puede ampliar hasta los 2GB con una tarjeta SD. Como en otras gráficas, podremos conectarla al ordenador mediante un puerto USB.

Su pantalla permite 12 líneas de texto y gráficos y una resolución de 131 x 80 píxeles, inferior a otros modelos a color, pero suficiente para visualizar las gráficas en dos y tres dimensiones.

La HP 50G cuenta en su catálogo con 2.300 funciones científicas, estadísticas, matemáticas, entre otras. Respecto a la programación, es posible diseñar algoritmos en cinco lenguajes — C incluido — , además de disponer del software específico de HP.

HP HP50G - Calculadora gráfica (pantalla LCD,5 modos predeterminados^), negro

HP HP50G - Calculadora gráfica (pantalla LCD,5 modos predeterminados^), negro

Puedes estar al día y en cada momento informado de las principales ofertas y novedades de Xataka Selección en nuestro canal de Telegram o en nuestros perfiles de Twitter, Facebook y la revista Flipboard.

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio