Compartir
Publicidad

Teléfonos y realidad virtual se van a encontrar en el camino y ARM quiere ser el cerebro común: Cortex-A73

Teléfonos y realidad virtual se van a encontrar en el camino y ARM quiere ser el cerebro común: Cortex-A73
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La realidad virtual ha llegado para quedarse, y no hay un protagonista en la industria electrónica que no esté orientando sus actividades a servir soluciones. Es una realidad que el mundo móvil tiene mucho que decir en esto, ya que gran parte de los dispositivos que vamos a usar utilizarán un teléfono como cerebro y pantalla.

¿Quién es el principal diseñador de los procesadores móviles? Pues es ARM y también quiere ser protagonista principal en esto de los cascos y las realidades paralelas. Conceptos como potencia de proceso gráfica y latencia van mejorando cada año, pero en los movimientos de un casco se presentan como cruciales, y hay que saber adaptarse a las nuevas necesidades.

Tal y como Google nos presentó hace unos días con Daydream en Android, los teléfonos se preparan para acomodar la realidad virtual desde diferentes niveles. ARM lo hace con los procesadores. ¿Nos interesa?

Muchas compañías como Qualcomm, Apple o Samsung, decidieron hacer sus propios diseños, pero todavía son mayoría las que deciden pasar estar responsabilidad a ARM - HiSilicon, MediaTek, Rockchip -, tanto en lo que respecta a GPU como a CPU.

Screen Shot 2016 05 29 At 11 06 43 Pm 980x549

Lo último que ARM nos ha presentado para ellos en Computex es la arquitectura de núcleo de procesador Cortex-A73, acompañada por un nuevo diseño de unidad de proceso gráfico llamada Mali G71. Estos dos nombres irán a parar a los teléfonos más importantes de 2017, con la realidad virtual en mente.

Ambos diseños mejoran en rendimiento al mismo tiempo que consumen menos energía. Vamos a conocerlos mejor:

ARM Cortex-A73, el gran núcleo

Es un nombre que tenemos que apuntar, primero por ser el sustituto del Cortex-A72, también del A57. Se presenta con un diseño de 64 bits y la posibilidad de ser emparentado con núcleos más pequeños en esto que ellos denominan big.LITTLE. Lo veremos en configuraciones con núcleos ARM Cortex-A53 y A35.

Según los británicos de ARM, el nuevo A73 será un 30% más potente que lo que tienen ahora, pero también un 30% más eficiente energéticamente hablando. Gran parte de culpa la tendrá la capacidad de funcionar a más velocidad, subiendo hasta los 2,8GHz (2,5 en A72). La otra cosa importante tiene que ver con su fabricación, los que opten por él tendrán que tirar de procesos de 10nm que ya manejan empresas como TSMC y Samsung (aunque veremos soluciones creadas sobre 14 y 16nm).

2

Al margen de la capacidad de proceso para la realidad virtual, ARM entiende que el mundo móvil requiere de estados muy extremos de uso: lo mismo está horas en reposo, que necesita una hora de rendimiento máximo para un juego. Estos picos de uso serán mejor gestionados en Cortex A73, durante periodos más largos de tiempo.

Mali G71, la nueva GPU

Mali tiene una nueva unidad de gráficos para el sector móvil, y está construida bajo una nueva arquitectura llamada “Bifrost”, que ha sido pensada para ser escalada y colocada en hardware de diferentes niveles y precios.

Se supone que es un 50% más potente que los Mali actuales, y un 20% mejor en rendimiento energético. Comparado con Mali T880 GPU, ARM promete que la G71 duplicará el número de “shader cores” hasta 32, y mejorará los mecanismos para que CPU y GPU puedan acceder a una misma memoria.

Captura De Pantalla 2016 05 30 A Las 10 13 14

Si nos interesa o no tanta especialización hacia la realidad virtual es otro debate, lo que es una realidad es que cualquier evolución en miniaturización, potencia y autonomía, es bienvenida en el mundo móvil. Casi sin darnos cuenta, todo lo que ARM y amigos están creando en este campo se está viendo transportado a otros terrenos de la electrónica, y no necesariamente son espacios móviles.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio