Compartir
Publicidad

Samsung tiene una pantalla 4K de 5,5 pulgadas, diseñada para la realidad virtual

Samsung tiene una pantalla 4K de 5,5 pulgadas, diseñada para la realidad virtual
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una pantalla 4K en un teléfono no es un cambio trivial, implica tener que tener un hardware mucho más potente para seguir moviendo con garantías esa cantidad de píxeles, y también repercute en la autonomía del equipo, pero es una evolución inevitable, también propulsada por la realidad virtual.

Me explico. Al margen de los cascos de realidad virtual que cuestan un ojo de la cara, hay muchas compañías que quieren que nuestros móviles sean los ojos de esos cascos, acercándonos a la experiencia de una forma más asequible. Samsung y Google son de las empresas más interesadas en ello, bien con soluciones de cartón, bien de plástico. Pero la realidad es que son funcionales, con móviles que ya están en el mercado.

La idea de meter más píxeles en un espacio tan reducido tiene lógica si pensamos en este nuevo camino, ya que a una distancia normal no vamos a notar gran diferencia, pero dentro del casco empieza a ganar sentido que todo quede bien definido. Nuestra noticia de hoy tiene que ver con un desarrollo de Samsung, orientado a este uso.

Samsung Bio Blue Display

Los coreanos se han llevado al SID Display Week - una feria sobre pantallas - un panel de 5,5 pulgadas con resolución 4K, o lo que es lo mismo, 3.840x2.160 píxeles en el tamaño de un teléfono normal. Ni es el primer panel así, ni será el último, pero sí es muy importante que sea Samsung la que quiere darle visibilidad al asunto.

En un móvil o dentro de un casco

Hablamos de una densidad de punto de 806 píxeles por pulgada, mucho mejor para usarla en el interior de un casco. Por ahora no es más que un prototipo, pero es fácil imaginar que irá a parar a un nuevo Note o Galaxy S, y que tendrá como aliado un nuevo Gear VR.

O quién sabe, posiblemente sean paneles pensados para incluir en un casco de realidad virtual, sin teléfonos de por medio. Para que nos hagamos una idea, tanto HTC Vive como Oculus Rift tienen pantallas 2K, con 2.160x1.200 píxeles de resolución.

Samsung también presume de niveles de brillo, llegando a 350 nits. La pantalla también es capaz de reproducir el 97% del gamut de color. Lo diferente de este desarrollo con respecto a otros paneles de la casa es la implementación de una tecnología llamada "Bio Blue”, que se supone que emite menos tonos azulados que el AMOLED de la casa, potencialmente perjudiciales para la vista.

A la misma feria, Samsung se ha llevado otra tecnología llamada “lightfield display”, que permite representar una sensación de profundidad muy especial. No hay demasiada información sobre ella, pero la gente de UploadVR grabaron un vídeo para que nos hiciéramos una idea:


Sony lo hizo antes con el 4K

La primera en parir un teléfono con esa resolución de pantalla, y venderlo, ha sido Sony con su Xperia Z5 Premium, también en 5,5 pulgadas. Luego ha llegado algún modelo más, pero la realidad es que es una cantidad incómoda para la mayoría de chipsets del mercado.


Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio