Publicidad

Sony Xperia Z5 Premium, análisis: más cerca de un digno 'Bond Phone' que apunta al podio del mercado
Móviles

Sony Xperia Z5 Premium, análisis: más cerca de un digno 'Bond Phone' que apunta al podio del mercado

Publicidad

Publicidad

En un año de pocas sorpresas y prácticamente ninguna novedad innovadora, lo cierto es que es que si alguna conclusión hemos de sacar de este 2015 es que la apuesta del mercado por mejorar los acabados es seria, y a petición popular parece que a los principales fabricantes ya no les servirá eso de montar plataformas de hardware de alto rendimiento en feas cáscaras de plástico.

Así pues, y con estas premisas en la retina, la mayoría de actores del mercado han vuelto a las mesas de diseño para renovar sus líneas, cuidando al detalle diseño y materiales toda vez que la potencia del hardware ya no diferencia demasiado en un saturado catálogo Android que ha visto incluso como nacía la nueva gama media premium al amparo de los nuevos acabados de calidad.

Lo curioso de los movimientos que hemos vivido esta temporada no es que algunos fabricantes hayan optado por perder especificaciones en favor del diseño, sino que otros como Sony hayan variado su estrategia para dar el paso que todos pedíamos, el de buscar por fin el asalto al escalón más noble con un datasheet que deja sólo al nuevo Sony Xperia Z5 Premium en el mercado.

En el año de los acabados, Sony opta por mantener la carrera del hardware al asalto del trono Android, un movimiento lógico para un fabricante que ya venía trabajando desde hace tiempo con diseños y materiales de gran calidad
P1020952

Seguramente a muchos les sorprenderá que alabemos la carrera del hardware seguida por los japoneses, y de hecho nos tocará justificarlo en este análisis a fondo. Sea como fuere, lo que no podemos dejar de reconocer es que el camino de Sony era totalmente opuesto al de los demás fabricantes, pues desde el cuartel general de Minato, en Tokio, el equipo de Sony ya había cuidado siempre al máximo la construcción y diseño de sus terminales, a los que les faltaba el empujón del mejor harwdare del mercado.

¿Una idea extravagante eso de montar un panel 4K de 5.5 pulgadas en un smartphone? Puede que sí, pero todos sabemos que era cuestión de tiempo, y además por algún componente tenía que optar Sony para dar el golpe de efecto. Que hayan elegido la pantalla probablemente sea lo más acertado, pues ella sola se encarga de canalizar la mayor parte de la experiencia del usuario.

Así pues, una ligera e interesante variación estratégica de Sony, que se atreve a ser continuista mejorando ciertos puntos que centraban su crítica, y arriesgando eso sí con tres sabores del nuevo Sony Xperia Z5 para contentar a todo tipo de usuarios:

  • Un modelo compacto -Sony Xperia Z5 Compact- que se mantiene como el único smarpthone Android de gama alta en tamaño contenido, con sólo 4.6 pulgadas.
  • El nuevo Sony Xperia Z5 con la concepción al uso de un smartphone de gama alta, en 5.2 pulgadas y sin alardes, buscando mantener credenciales pero mejorando el precio de anteriores generaciones.
  • Un modelo premium que sube al gran formato -5.5 pulgadas- como la mayoría de pesos pesados este año, ese buque insignia que no quiere ser un superventas sino sólo eso, la referencia de Sony y quizás también del mercado, un smartphone que no está al alcance de todos pero que todos querrán, y que se llama Sony Xperia Z5 Premium.
Sony ha sido el raro de la clase este año, apostando por una estrategia centrada en tres versiones de su smartphone más importante, tres tamaños y tres concepciones diferentes con una sorpresa inesperada, una versión 'premium' que intentará colocar al fabricante japonés a la vanguardia del mercado

Especificaciones técnicas

Hemos elegido para abrir boca en este análisis el vídeo de nuestras primeras impresiones con el Sony Xperia Z5 Premium desde su presentación en la feria IFA, y lo hemos hecho con conciencia, pues la opinión al primer toque os dará una referencia de sensaciones dejando para este texto una valoración más profunda después de usar dos semanas el nuevo buque insignia del fabricante japonés.

Y ahora, hechas las presentaciones, empecemos por la gran protagonista de este Xperia Z5 Premium, que no es otra que su plataforma de hardware:

Sony Xperia Z5 Premium, especificaciones
Dimensiones físicas 154.4 x 76.0 x 7.8 milímetros
180 gramos
Pantalla 5.5 pulgadas Triluminos
Resolución 3.840 x 2.160 píxeles, 806 ppp
Procesador Qualcomm Snapdragon 810 MSM8994
Octa-core (4x 1.5 GHz Cortex-A53 & 4x 1.8 GHz Cortex-A57)
Procesador gráfico Adreno 430
RAM 3 GB
Memoria 32 GB + microSD hasta 200 GB
Versión Android 5.1 Lollipop
Conectividad LTE (nanoSIM)
Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band, Wi-Fi Direct, DLNA, hotspot
aGPS + GLONASS
Bluetooth 4.1 LE
NFC
microUSB v2.0 (MHL 3 TV-out), USB Host
Cámaras Trasera: 23 MP. Lente Sony G. Estabilizador óptico. Autofocus híbrido ultrarrápido con detección de fase. Flash LED. HDR. Vídeo UHD
Frontal: 5.1 MP. Estabilizador óptico. FullHD
Batería Batería Li-Ion, 3.600 mAh
Carga rápida
Acceso a Google Play Sí, de serie
Otros datos Construcción metálica
Gorilla Glass 4
Certificación IP68
Lector de huellas dactilares
Botón físico para la cámara
Doble altavoz estéreo frontal
Aplicaciones multimedia de Sony con audio HD, X-Reality Engine, etc.
Precio de salida 799 euros

A Sony le ha quedado muy poco más que añadir al excelente elenco de componentes de este Xperia Z5 Premium, y es que de hecho, tan sólo los 3 GB de memoria RAM se quedan por debajo si revisamos las listas de especificaciones de toda su competencia. En todo lo demás, probablemente no será posible encontrar un smartphone más avanzado si sólo atendemos al papel.

Sin embargo, sí hay detalles importantes a comentar, y es que el fabricante japonés ha elegido para la ocasión al controvertido Qualcomm Snapdragon 810 en su versión 2.1, una revisión del chipset más avanzado de Qualcomm hasta la fecha que, si bien mantiene el pulso de la potencia, sí es cierto que se calienta en exceso en cuanto le pedimos rendimiento.

Hablamos concretamente del modelo Qualcomm MSM8994, con procesador de ocho núcleos en arquitectura big.LITTLE (cuatro Cortex-A53 a 1.5 GHz y otros cuatro Cortex-A57 a 1.8 GHz), soporte para 64 bits y GPU Adreno 430. Un corazón solvente acompañado de, como hemos mencionado ya, 3 GB de memoria RAM que se antojan suficientes pero ya superados por, entre otros, el Samsung Galaxy S6 edge+.

En cuanto a especificaciones, aquí tenemos la mejor lista del mercado sobre el papel, y es que de toda la competencia sólo los 4 GB de memoria RAM que algunos smartphones de última generación han montado ya se permiten superar en algún punto a este Xperia Z5 Premium

En este caso, Sony opta por ser generoso en cuanto a memoria, con 32 GB de almacenamiento interno y un lector de tarjetas microSD que nos permitirá ampliarla, algo imprescindible si tenemos en cuenta que podremos grabar y reproducir contenido en 4K, a razón de 1 GB por minuto de vídeo más o menos.

Todo ello para animar a la estrella de este este smartphone, un panel de 5.5 pulgadas fabricado con tecnología IPS, y con una resolución 4K UHDV de 3.840 x 2.160 píxeles, una cifra salvaje que sube la densidad de píxeles por pulgada a unos estratosféricos 806 ppp.

En cuanto a conectividad, no podemos poner ninguna pega más que la falta del puerto IR para controlar dispositivos cual mando a distancia, pues el Xperia Z5 Premium cuenta con soporte completo para redes móviles hasta LTE, WiFi de doble banda, Bluetooth 4.1 con función Low Energy, posicionamiento aGPS con soporte GLONASS, la radio FM que muchos valorarán todavía y un NFC por el que Sony apuesta de forma decidida desde hace tiempo.

P1020914

Para las cámaras Sony se queda con lo mejor de su fabricación propia, y es que el fabricante japonés se guarda en exclusiva inicial el nuevo sensor Exmor RS de 23 megapíxeles con estabilizador óptico y enfoque híbrido ultrarrápido por detección de fase y contraste, capaz de enfocar una toma en 0.1 segundos. No falta la lente Sony G ni el procesador de imagen BIONZ, así como un sensor frontal de 5.1 MP también con estabilizador, pero de ellos hablaremos más adelante en profundidad, pues los resultados quizás no sean los que se esperan vistos los datos.

Para dar vida al conjunto encontraremos una batería de litio no extraíble de 3.600 mAh, generosa pero necesaria dadas las circunstancias -mover un panel de tal resolución precisa de mucha energía- y que puede cargarse en modo rápido gracias a la tecnología Turbo Charging de Qualcomm.

El puerto microUSB es de tipo convencional en versión 2.0, con soporte para MHL de alta resolución como salida de vídeo y USB Host para permitir la conexión directa de, por ejemplo, memorias extraíbles.

Sin duda, un despliegue impresionante y nunca visto en Sony, un fabricante que a pesar de haber lanzado hasta 2015 dos terminales punteros cada año, siempre solía ir a remolque del mercado en cuanto al hardware. Parece pues que, por primera vez, la firma japonesa se pone delante para tirar del carro en la carrera de las especificaciones.

Diseño

Complicado, muy complicado es hacer una valoración del diseño de este Sony Xperia Z5 Premium, pues aunque el nuevo buque insignia de Sony es amor a primera vista -al menos el modelo 'Chrome' que nos ha tocado analizar-, lo cierto es que el terminal nos deja en mano sensaciones encontradas.

En una batalla que ya no se libra en gigahercios y con la competencia apostándolo todo al diseño, la mayoría esperábamos de Sony una vuelta de tuerca más importante a su filosofía Omnibalance, pues los japoneses ya nos habían demostrado que probablemente sean los mejores de la clase a la hora de diseñar y construir smartphones.

Sin embargo, Sony apuesta por dar continuidad con ligeros retoques a sus líneas de diseño, un movimiento lógico si atendemos a que las mejores críticas a los japoneses les llegaban por ahí, pero un movimiento que permitirá a los demás acercarse a lo mejor de Sony, y que además nos deja a nosotros, los usuarios, ese sabor de boca descafeinado imaginando lo que podría haber sido.

P1020963
Ver el acabado en espejo del Sony Xperia Z5 Premium 'Chrome' te dejará maravillado, un efecto wow que todos han buscado y que sólo algunos han podido encontrar

El aspecto de este Sony Xperia Z5 Premium es imponente, eso no lo vamos a negar, pero lo es tanto por su diseño como por su enorme tamaño, que a la postre seguramente se convertirá en la principal pega que vamos a poner al nuevo terminal estrella de la marca japonesa.

Hablamos de un smartphone enorme, y que confirma que el trabajo con los marcos sigue siendo tarea pendiente en Sony, pues este Xperia Z5 Premium monta una pantalla de 5.5 pulgadas y, sin embargo, supera en peso y dimensiones a toda su competencia directa, incluso a los que incorporan pantallas de 5.7 pulgadas:

Sony Xperia Z5 Premium
5.5 pulgadas
Samsung Galaxy S6 edge+
5.7 pulgadas
LG G4
5.5 pulgadas
Huawei Mate S
5.5 pulgadas
Moto X Style
5.7 pulgadas
OnePlus 2
5.5 pulgadas
Alto (mm) 154.4 154.4 148.9 149.8 153.9 151.8
Ancho (mm) 76.0 75.8 76.1 75.3 76.2 74.9
Grosor (mm) 7.8 6.9 6.3-9.8 7.2 6.1-11.1 9.85
Peso (g) 180 153 155 156 179 175

Sea como fuere, el Xperia Z5 Premium está construido con delicadeza y mimo por los detalles, en base a un chasis unibody metálico con un marco de acero inoxidable pulido y redondeado, que otorga al conjunto una buena sensación al tacto en mano.

Sí, ese efecto 'wow' que todos los fabricantes han buscado este año está en el nuevo Xperia Z5 Premium

En él se engastan cristales templados de origen Corning, concretamente Gorilla Glass 4 de gran calidad y resistencia a arañazos, pero que pierden el bonito acabado esmerilado del Sony Xperia Z5 para mantener una terminación totalmente pulida y brillante.

No lo decimos en vano, pues como habréis visto el acabado del modelo 'Chrome' -color plata- que nosotros hemos probado es a todos los efectos un espejo, lo que a la vista lo convierte en un smartphone magnético, precioso, con un efecto sorprendente e impresionante en cuanto lo sacamos del bolsillo. También cabe afirmar que, si bien el acabado es muy vistoso, lo cierto es que se ensucia con facilidad al tocarlo.

P1020936

Las líneas del terminal, eso sí, continúan siendo minimalistas y elegantes, con cortes rectos y aristas redondeadas para mejorar el tacto y la ergonomía, aspectos que sufren sobremanera con el tamaño del terminal.

Y volviendo a este punto, cabe destacar la sensación de fragilidad que el Xperia Z5 Premium reporta en mano, pues con su tamaño y grosor parece que pueda romperse en cualquier momento. A esto tampoco ayuda su atractivo acabado en cristal y metal totalmente pulidos, pues la gran propensión a resbalones en mano seguramente nos haga temer en algún que otro momento.

Eso sí, también debemos reconocer que la construcción está cuidada y el bloque es robusto, sin holguras o botones que se muevan más de lo debido, y con un nivel de detalle exquisito. Todo ello unido a una certificación IP68 que ofrece resistencia a líquidos y polvo, aunque Sony prefiera ahora que no sumerjamos el dispositivo en agua.

Por si esto fuera poco, y a pesar de dicha certificación de estanqueidad, el Xperia Z5 Premium disfruta de todos sus puertos abiertos a excepción de los slots para nanoSIM y microSD. Una gran noticia que no debamos abrir y cerrar tapas para cargar el terminal.

Además, no echaremos de menos un botón dedicado a la cámara con doble presión -toque para enfoque y pulsación para toma- ni tampoco un lector de huellas dactilares que Sony ha sabido colocar en el lateral manteniendo así intacto su habitual diseño simétrico que ya es un icono de los Xperia y su seña de identidad.

P1020932

Una posición cómoda e intuitiva, hemos de decir, y un sensor dactilar que funciona muy rápido pero que requiere pulsar el botón para su detección, lo que imposibilita una lectura directa desde bloqueo. Dicho lector también permite autenticar los distintos perfiles de usuario configurados en un dispositivo, así como validar pagos móviles.

Tampoco hay mucho más que comentar, pero sí debemos alabar que el Xperia Z5 Premium incorpore doble altavoz frontal estéreo, colocados ambos de forma discreta en los marcos superior e inferior del terminal, mientras que el audio jack de 3.5 milímetros se va al marco superior con un micrófono de cancelación de ruido.

El marco lateral izquierdo está limpio para un logo y los slots con su tapa, que parece de buena calidad, mientras que todos los botones se van al marco derecho y la cámara, con su flash LED, a la esquina superior izquierda de la trasera, en la posición habitual de todos los smartphones Xperia de últimas generaciones.

Sin duda un acabado a la altura de los mejores smartphones del mercado, pero con una sensación agridulce basada en las expectativas -de Sony se esperaba más- y en unas líneas muy continuistas que ni siquiera han conseguido arreglar el tradicional problema de la firma japonesa con el aprovechamiento frontal de sus Xperia

Pantalla

La gran protagonista del Sony Xperia Z5 Premium es por derecho propio su pantalla, y como tal merece una parada específica para analizarla en profundidad.

Sus números son espectaculares y no tienen rival en todo el mercado de smartphones, pues Sony ha montado una salvajada de panel IPS con tecnologías Triluminos, X-Reality Engine, Sparkling Contrast y Live Colours, y que lleva su resolución a los 3.840 x 2.160 píxeles dejando la marca de la densidad en los 806 píxeles por pulgada.

Sin embargo, no todo lo que reluce es oro en este caso, pues la respuesta del panel no es del todo óptima en ciertas situaciones que analizaremos ahora. Gracias a los amigos de GSMArena, podemos echarle un vistazo al microscopio para ver qué significan 806 píxeles por pulgada, y con eso arrancamos:

Pantalla1
Pantalla2

Sin duda, la diferencia es más que notable al ampliar la imagen, pero lo cierto es que en uso normal no es sencillo apreciar mayor nitidez entre un panel con 500 y otros con 800 píxeles por pulgada, así que en un principio el efecto de los números desvanece.

Además, cabe recordar que Sony ha escalado todo el software del dispositivo a 1.080p para mejorar su rendimiento y autonomía, dejando la resolución 4K para la parte multimedia: la cámara fotográfica, la galería de imágenes y el reproductor de vídeos.

Esto no es algo malo, y de hecho mejora con mucho el rendimiento de un Xperia Z5 Premium que se calienta de forma evidente si utilizamos la cámara durante un tiempo prolongado, pero de nuevo hace que el efecto del brutal datasheet de su pantalla quede diluido.

P1020979 Ejemplo de uso normal, en interior, de día y frente a una ventana: Su respuesta es excelente

De todos modos, la nitidez y claridad es espectacular, y el reproductor de vídeo e imágenes muestra un detalle increíble tanto en los ejemplos de contenido 4K que Sony provee como en las tomas capturadas con el propio dispositivo.

La reproducción de color es buena, muy natural, pero lejos de un AMOLED en cuanto a contraste y saturación, con colores menos vistosos y un negro muy conseguido pero no perfecto. Los blancos sí son perfectos, sin más.

El nivel de brillo es muy alto y la visión en exteriores salvable para el uso, pero deficiente en calidad de reproducción, pues en cuanto sacamos el terminal a la luz del día sufre ese efecto inherente a la tecnología IPS que llamamos "pantalla lavada", y que supone tener como una niebla que apaga los colores justo delante del panel.

Una pena y un detalle que empaña un gran trabajo de Sony con la pantalla, tanto en el apartado de software cuidando la configuración y el escalado para mejorar la reproducción del color y el rendimiento, como en el apartado de hardware consiguiendo montar por primera vez un panel 4K para destacar por números brutos.

P1020969 Toma realizada en exterior sin luz directa, donde se aprecia el efecto de pantalla lavada

Rendimiento y autonomía

Llegamos ahora a un apartado clave en un terminal que, como hemos dicho, quiere destacar por fuerza bruta, y que incorpora un panel con una resolución descomunal dejando al chipset Snapdragon 810 de Qualcomm en su revisión v2.1 la responsabilidad de moverla.

Estamos ante un SoC con procesador de ocho núcleos en arquitectura big.LITTLE (cuatro Cortex-A53 a 1.5 GHz y otros cuatro Cortex-A57 a 1.8 GHz), soporte para 64 bits y GPU Adreno 430, que se muestra solvente para mover el terminal sin mayores problemas que los ya comentados con el calor.

Sea como fuere, aquí hay truco como ya hemos comentado, y es que Sony ha optado por escalar el software del terminal a la resolución 1.080p, sabiendo de antemano que el Snapdragon 810 sufre problemas de temperatura cuando se le exige, y aunque en este caso se trata de la revisión v2.1 del chipset y éste está preparado para soportar estas resoluciones, mejor siempre es buscar el equilibrio.

Así pues, la resolución 4K UHDV sólo la podremos disfrutar en las aplicaciones multimedia, donde apreciamos el calor del chipset al poco tiempo de uso, mientras que el resto del sistema se mueve fluido y sin problemas gracias a su escalado.

P1020940

La memoria no es un problema a pesar de quedarse por debajo de otros dispositivos, y es que los 3 GB de RAM se antojan más que suficientes con una buena gestión de la memoria física, la multitarea y las miniaplicaciones que Sony ha dispuesto para sacar partido a sus 5.5 pulgadas.

Ahora bien, los 32 GB de almacenamiento interno sí se quedan cortos para grabar vídeo en 4K a razón de 1 GB por minuto más o menos, así que el slot microSD para ampliarla hasta 200 GB extra es totalmente necesario en este caso.

En el día a día no hay queja alguna de rendimiento, pues no usamos el panel 4K de forma continuada y la plataforma de este Xperia Z5 Premium mueve Android 5.1 Lollipop de forma fluida y sin problemas aparentes.

Un buen trabajo también de los chicos de Sony, aunque de todos modos no queremos quedarnos en palabras sino demostrarlo, así que como siempre hemos realizado nuestra batería de pruebas de rendimiento de la que os dejamos tabla comparativa y capturas de pantalla con sus diversas puntuaciones:

Benchmarks Sony Xperia Z5 Premium
(Qualcomm Snapdragon 810 v2.1)
Sony Xperia Z5
(Qualcomm Snapdragon 810 v2.1)
LG G4
(Qualcomm Snapdragon 808)
HTC One M9
(Qualcomm Snapdragon 810)
Samsung Galaxy S6
(Samsung Exynos Octa 7420)
Honor 7
(HiSilicon Kirin 935)
AnTuTu v5.7.1 57915 59355 45866 56335 61050 49499
PCMARK 4856 5132 4796 4235 4980 4568
3DMARK Unlimited 26579 23386 22100 22234 22350 11722

En sintonía con los mejores en cuanto a potencia bruta, con truco, pero con el añadido de que sí podremos disfrutar de un panel 4K en todo su esplendor para reproducir a gusto cualquier contenido en ultra-alta-definición, y sin penalizar además el resto del terminal.

Eso sí, el Snapdragon 810 de Qualcomm está sin duda por detrás de otras soluciones como el Exynos Octa 7420 de Samsung, que moviendo más píxeles es capaz de sacar puntuaciones iguales o incluso mejores. Veremos si el fabricante de hardware norteamericano es capaz de reconducir su rumbo en el próximo año.

En cuanto a los aspectos más básicos hay poco que comentar, pues su respuesta con las redes no es distinta a la de otros terminales, con una cobertura similar a la del Galaxy Note 4 que uso habitualmente tanto en redes móviles como en WiFi.

El Sony Xperia Z5 Premium es un smarpthone a la altura de los mejores del mercado, con un rendimiento optimizado vía escalado de resolución y una fluidez muy buena, sin echar de menos ningún componente y sin ningún tipo de fallo evidente en el uso diario, añadiendo además un panel 4K y sonido en alta definición que nos permitirá disfrutar contenidos multimedia con la mejor calidad de audio y vídeo

El volumen de los altavoces de llamada es perfecto y no falta la habitual cancelación de ruido para que nuestros interlocutores nos escuchen perfectamente. Además, el terminal cuenta con audio en alta definición para una reproducción de nuestra música en la mejor calidad.

A esto ayudan dos altavoces estéreo frontales que se colocan de forma discreta en los marcos superior e inferior de la pantalla del dispositivo, y que cuentan con un sonido y volumen sobresaliente para cuidar al máximo el apartado multimedia del Xperia Z5 Premium.

La batería de sensores hace su trabajo de forma notable, sin fallos, mientras por su parte, el digitalizador del panel también se apunta a la fiesta con una respuesta muy buena a la presión multitáctil.

El posicionamiento es bueno y rápido, así que también aprobamos al aGPS con soporte GLONASS que incorpora el buque insignia de Sony, aunque no hemos podido probarlo en ruta con el coche por falta de tiempo.

P1020967
P1020950
P1020918
P1020953 El culto al detalle, un lujo que Sony puede permitirse

En cuanto a la autonomía, quizás el aspecto más esperado por todos los usuarios en cualquier análisis, pues hemos de decir que estamos gratamente sorprendidos, pues el Sony Xperia Z5 Premium sobrevive bien a las pruebas de batería con su panel 4K UHDV, algo que no es nada sencillo.

A este buen resultado contribuye sin duda una generosa batería de litio con 3.600 mAh de capacidad y que desgraciadamente no puede extraerse, pero que es capaz de mantener con energía al Xperia Z5 Premium en jornadas de uso bastante intensivo. En este sentido hay que destacar que el uso de la resolución 4K empeora las cifras, pero tampoco tanto como cabría esperarse.

De hecho, nuestras pruebas indican que podremos usar el terminal de forma normal durante más de una jornada completa, y de hecho hemos llegado sin problemas a los dos días de uso. Evidentemente, si jugamos a GTA o FIFA 16 durante más de 3 ó 4 horas nos habremos comido la batería, pero ese no es el uso que da a un smartphone la mayoría de los mortales.

Autonomia
Gsmarena Batterytest

El algodón no engaña, y tanto a los amigos de GSMArena como a nosotros mismos nos ha sorprendido el Xperia Z Premium en este sentido, con valores de hasta 60-70 horas de autonomía en uso normal y hasta 7 u 8 horas de uso continuado.

Sin duda un gran trabajo de optimización el que ha llevado a cabo Sony con sus nuevos dispositivos, todo ello teniendo en cuenta que estos valores todavía pueden mejorarse haciendo uso del modo Stamina que limita los procesos en segundo plano y las conexiones de datos de fondo.
P1020917

Cámara

La eterna asignatura pendiente del que curiosamente es el fabricante de sensores fotográficos más importante del mundo, con una línea Exmor RS que surte a la mayoría de la industria pero a los que la propia Sony, a pesar de contar con ventaja, no consigue sacarles todo el provecho.

En esta ocasión Sony ha querido guardarse en exclusiva al nuevo sensor Exmor RS de 1/2.3 de pulgada y 23 megapíxeles, que sólo está disponible en los Xperia Z5 y que cuenta con estabilizador óptico y enfoque híbrido ultrarrápido por detección de fase y contraste, capaz de enfocar una toma en 0.1 segundos.

Todo ello con una lente Sony G y el procesador de imagen estrella de la compañía, un BIONZ nacido directamente en las entrañas de la sección de fotografía Cyber-shot de Sony.

La cámara cuenta con flash LED y un software de gestión específico desarrollado por Sony, con modo manual avanzado y muchos aditivos, aplicación que acaba de recibir una actualización importante que mejora tanto la interfaz de la cámara como el procesado de imagen, la parte más criticada del apartado fotográfico en los terminales Xperia.

Compara Camara La anterior aplicación de la cámara de Sony (arriba) y la nueva (abajo), más limpia e intuitiva

Para la parte frontal la firma japonesa opta por un sensor de 5.1 megapíxeles que busque más calidad en las tomas en lugar de resolución, también con estabilizador óptico pero sin flash.

Ampliaremos más, pero a modo de resumen cabe destacar que Sony sigue en continua mejora en un apartado en el que ya debería estar a la cabeza, y los resultados de sus nuevos Xperia Z5 están acordes a lo mejor del mercado, sin duda, aunque podrían ser mejores a tenor de lo que consiguen otros fabricantes con los sensores Exmor RS.

Al menos podemos afirmar que, efectivamente, el autoenfoque híbrido es rapidísimo, y permite tomas casi instantáneas sin necesidad de desbloquear el dispositivo, con sólo mantener pulsado el botón de la cámara unos instantes.

A destacar que los 23 megapíxeles sólo se consiguen en formato 4:3, dejando unos 20 MP si lo que queremos son tomas en formato panorámico 16:9. Es lo habitual pero cabe destacarlo, así como también la mejora evidente que ha sufrido la complicada aplicación de la cámara de Sony, que se ha vuelto ahora más amigable e intuitiva.

La interfaz ha sufrido un lavado de cara para simplificarla, y todo se controla ahora con un selector deslizable verticalmente al estilo de las típicas ruedas en las cámaras reflex, algo que el usuario aceptará mejor seguramente que interminables menús. Además, el modo manual se ha vuelto más avanzado que tan sólo escoger un tipo de escena, y permite ahora configurar una buena cantidad de apartados en las tomas, lo que gustará a los más entendidos en fotografía.

Dsc 0026
Perfecta en tomas estáticas en el modo inteligente avanzado, buena reproducción de color y compensando la iluminación de forma correcta
Dsc 0017
Igualmente bien en tomas estáticas nocturnas, sin introducir un nivel excesivo de ruido y capaz de compensar con bastante éxito el exceso de luz de las luminarias

En tomas estáticas el Sony Xperia Z5 Premium es un dispositivo sobresaliente, tanto de día como de noche, con resultados muy buenos en prácticamente todas las situaciones sin necesidad de irnos al modo manual.

Como habréis visto, buena compensación de los excesos de luz, colores muy naturales y un nivel de ruido en las tomas nocturnas más que aceptable.

Donde sí tiene más lagunas el modo inteligente automático es a la hora de capturar objetos en movimiento, donde la cámara de Sony tiende a trepidar la imagen, como en este caso a nuestro perrito Anakin que ha posado para la ocasión:

Dsc 0003

También le cuesta un poco compensar fondos muy saturados de luz cuando lo que queremos enfocar es el primer plano, algo que resuelve bien el modo HDR en la mayoría de la competencia y que Sony no termina de conseguir:

Dsc 0035

No cabe duda de que Sony ha trabajado para cumplir su promesa de mejorar la cámara fotográfica para sus nuevos Xperia Z5, y es que éste se ha vuelto un apartado fundamental y diferenciador en los últimos tiempos.

Sin embargo, la sensación es agridulce, pues aunque en ciertas situaciones los resultados son excelentes, todavía quedan por pulir detalles en el procesado de imagen para alcanzar el sobresaliente. Eso sí, aunque el tamaño no importe eso de tener 23 megapíxeles en un smartphone es una gozada.

También debemos afirmar que, aunque es seña identidad del diseño Omnibalance, la colocación en la esquina superior izquierda de la trasera no es la posición más ergonómica para el sensor, y en muchas ocasiones estropearéis con los dedos alguna que otra fotografía.

Un notable alto casi sobresaliente en este apartado, pero que Sony debería seguir mejorando si no quiere quedarse atrás en una especificación que todos los fabricantes se han tomado muy en serio este año. Aquí os dejamos una galería de ejemplos a tamaño real y sin retocar para que podáis valorar:

Tampoco podíamos olvidarnos de una de las opciones más cacareadas por el fabricante japonés, y es que el terminal es capaz de grabar vídeo en 4K para verlo en todo su esplendor desde el propio dispositivo, o también para compartirlo directamente a televisores con esta resolución de forma inalámbrica gracias a tecnología propietaria del fabricante implementada sobre DLNA.

¿Los resultados? Aceptables, los veréis ahora mismo, y cabe destacar que hemos buscado mover bastante las escenas para comprobar que el estabilizador se comporta genial también a la hora de grabar vídeo 4K, aunque eso sí, la calidad de la grabación quizás podría mejorarse todavía un poco más. Juzgad vosotros mismos:

Software

Diseño, materiales, hardware y... software. Aquí está quizás la parte más importante del smartphone, y es que en los servicios está la utilidad real de un teléfono inteligente y es el apartado de software el que canaliza la experiencia final del usuario.

Nada conseguiremos con un teléfono ultra-potente que utilice un software que desaproveche su potencia, y a veces los propios fabricantes son los que se olvidan de que el software es un aspecto fundamental a la hora de diseñar un dispositivo.

No ha sido el caso, pues Sony ha dispuesto para la ocasión de Android 5.1 Lollipop con su personalización Xperia UI, una capa de software más bien ligera que otorga al dispositivo ese toque elegante del que presumen todos los Sony Xperia, sin ahondar demasiado en experiencia de uso de un Android Pure Google.

Software

Básicamente, Sony ha retocado aspectos gráficos para dotar a Android de la personalidad Xperia, añadiendo su completo gestor de temas que nos permitirá elegir las paletas de colores y los detalles de nuestros Xperia Z5 Premium.

Screenshot 2015 11 14 09 39 23

Además, implementa también opciones que los habituales usuarios de Xperia buscarán de nuevo, como las miniaplicaciones que podremos abrir sin interferir en la aplicación de fondo gracias al gestor multitarea.

Y no necesita para ello tocar demasiado en el funcionamiento de Android, haciendo que el usuario no se confunda con opciones nuevas y apartados movidos de sitio. En los Xperia Z5, la experiencia de uso es prácticamente misma que con AOSP.

Lo que no puede faltar, evidentemente, es el software propietario, que es donde realmente Sony sí quiere diferenciarse de otros fabricantes con un enorme elenco de aplicaciones dirigidas la mayoría a protagonizar el apartado multimedia del dispositivo.

Así pues, encontraremos una aplicación de cámara específica y de calidad de la que ya os hemos hablado, así como una galería y reproductores multimedia que incluyen el soporte para resoluciones 4K, algo que Android todavía no hace de forma nativa a la espera de comprobar si se estandariza o no el uso de estas resoluciones en la gama alta -probablemente en las tabletas sí acabe teniendo sentido-.

También se incluyen aplicaciones de servicios de Sony como su tienda de temas, la suite de salud Lifelog, PlayStation Music o una aplicación de recomendaciones personalizadas.

P1020976

Sony Xperia Z5 Premium, la opinión de Xataka

No cabe duda que nos gusta analizar dispositivos, y es que esta es la parte más interesante de nuestro trabajo y la que nos permite una conexión directa con los lectores que buscan una opinión razonada acerca de un dispositivo.

Nos gusta más todavía si lo que cae en nuestras manos es uno de los smartphones llamados a convertirse en la referencia del mercado Android para los próximos meses, así que sin duda ha sido un placer poder analizar un smartphone como este Sony Xperia Z5 Premium.

En cuanto a nuestras sensaciones, pues son encontradas, y lo cierto es que este terminal nos ha dejado un sabor bastante agridulce. Me explico:

  • Por un lado, el Xperia Z5 Premium demuestra la madurez de Sony a la hora de permitirse un alarde de tecnología de vanguardia como esta. Pioneros en la adopción de los paneles 4K, y con un trabajo de optimización enorme.

  • Por el otro, también sigue mostrando carencias inexplicables a estas alturas de los japoneses, como su incapacidad para optimizar el tamaño de sus terminales o mejorar el procesado de imagen de sus propios y exitosos sensores fotográficos.

P1020907 Un ejercicio de "encuentra el cacharro" para terminar, cortesía de su acabado pulido a espejo

Sea como fuere, no cabe duda que estamos ante uno de los protagonistas del año en el mercado de smartphones, con un acabado impresionante alrededor del acero inoxidable y el cristal pulido a espejo, sólo empañado por su tamaño y una sensación de fragilidad probablemente de carácter personal.

Verlo es amor a primera vista, y el efecto 'wow' no se acaba ahí, pues Sony está por primera vez delante a la hora de adoptar hardware de nueva generación, algo que nos gusta y queremos remarcar.

El mayor problema de este Sony Xperia Z5 Premium es seguramente el Sony Xperia Z5 Premium, y es que la concepción del terminal no es la de un superventas, sino la de un dispositivo de alta gama que quiere ser una referencia exclusiva, un objeto de deseo no al alcance de todos.

Veremos cómo le sienta el paso del tiempo y hacia dónde van los próximos tiros de Sony, porque lo que vemos ahora nos gusta mucho y de los japoneses siempre se espera mucho. Y decimos que nos gusta a pesar de su precio, nada menos que 799 euros.

¿Un 'Bond Phone' a la altura? Seguramente sí...

8.75


Diseño8.5
Pantalla9.25
Rendimiento8.75
Cámara8.75
Software8.25
Autonomía9

A favor

  • Diseño y materiales exquisitos, con resistencia al agua
  • A la vanguardia en especificaciones
  • Multimedia sobresaliente
  • No faltan detalles como la expansión de memoria

En contra

  • Optimización del tamaño
  • 4K sólo para la cámara, galerías y vídeos
  • Sensación de fragilidad
  • Sin equilibrio entre un gran sensor y el post-procesado de imagen

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Sony Mobile España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir