Compartir
Publicidad
¿Hasta dónde va a llevar ARM al smartphone en 2015 con el nuevo Cortex-A72?
Móviles

¿Hasta dónde va a llevar ARM al smartphone en 2015 con el nuevo Cortex-A72?

Publicidad
Publicidad

Tenemos nuevos núcleos de ARM: ARM Cortex-A72 es su nombre. Una nueva IP que ya ha sido confirmada a algunos fabricantes (HiSilicon, MediaTek, Rockchip) y que pretende brindar una nueva barrera en el rendimiento de los SoC de smartphones y tablets de cara al año 2016.

Aún estamos lejos de verlos en funcionamiento - 2015 es el año de los A57 y A53, por ejemplo en los Snapdragon 810 - pero a la vista de las especificaciones prometen. Cortex-A72 es la nueva IP para SoC de alto rendimiento, según la fundación ARM con un rendimiento cincuenta veces más potente que los SoC de hace cinco años. Pero hay más.

Por supuesto, 64 bits

La carrera por los 64 bits pisa ahora el acelerador a fondo, y ya son muchos los fabricantes que apuestan por esta arquitectura. Los SoC más potentes lo hacen y por supuesto los Cortex-A72 son núcleos de 64 bits, preparados para sacar el máximo partido a los sistemas 'del futuro'. Teniendo en cuenta que su lanzamiento está previsto de cara a 2016, éste era un salto lógico.

ARM Cortex-A72

No hay muchas novedades en su juego de instrucciones, el ARMv8-A que comparten con los A57, A53 y demás núcleos de ARM basados en 64 bits. Donde sí pueden sorprendernos es en el proceso de fabricación, ya que utilizan transistores FinFET+ de 16 nanómetros de TSMC. Como referencia, los actuales SoC se mueven entre los 28 nanómetros de la inmensa mayoría hasta los 20 nanómetros de los más punteros y exclusivos, con lo que un nuevo salto para una mayor miniaturización es, como poco, un importante logro.

Rendimiento y apartado energético son lo importante

Buenas noticias las que ARM Cortex-A72 trae en dos importantes apartados de un SoC: rendimiento y energía. Por partes.

Ya hemos mencionado que ARM asegura multiplicar por 50 veces el rendimiento de los SoC de hace cinco años. Yendo a datos más cercanos en el tiempo, ARM también afirma que los Cortex-A72 son 3,5 veces más potentes que los SoC basados en Cortex-A15 (utilizados en Exynos 5, Allwinner A80, Tegra 4 o HiSilicon K3V3, entre otros, en una franja temporal entre 2012 y 2014). Multiplicadores que deberán ser contrastados mediante análisis independientes, aún no disponibles.

Arm Cortex A72 Performance

También muy importante, según ARM, la mejora energética: hasta un 75% más eficientes comparándolo con dispositivos de 2014 al ofrecer un nivel de potencial equivalente. Esto no significa ni mucho menos que la autonomía vaya a prolongarse un 75% más, si no que Cortex-A72 juegan con un margen bastante amplio en lo que al apartado energético se refiere.

Aunque no hay muchos datos concretos, ARM indica que sus núcleos Cortex-A72 puede subir hasta los 2,5 GHz. sin definir número de núcleos por SoC. Sí aseguran que son perfectos para combinar con otros núcleos A53 en configuraciones big.LITTLE, con lo que ya os podéis imaginar que por este camino es por el que más productos finales veremos.

¿Y los gráficos? Mali-T880

Y aquí es donde viene la que podemos definir como la gran novedad: ARM Cortex-A72 viene acompañado de gráficos Mali-T880, según ARM 1,8 veces más potentes que los Mali-T760 (MediaTek 6732 y 6752, Exynos 7 Oct; Meizu M1 Note, Jiayu S3 o Samsung Galaxy S4 en la versión Exynos), más eficientes energéticamente (un 40%, dicen) y, en general, con un rendimiento líder en el mercado actual, a falta de ver qué tiene la competencia preparada para la franja de fechas en las que se estrenarán los A72. Como es lógico ARM pone el punto de mira en el mercado de los juegos de plataformas móviles, asegurando una experiencia similar a la ofrecida en consolas. Ya veremos.

ARM Cortex Soc

Si vamos a datos más concretos, la Mali-T880 trae soporte para 4K, codificación HEVC utilizando un solo núcleo e incluso un sistema de escalado que promete convertir vídeo a 4K y 120 imágenes por segundo en tiempo real. Parece que el 4K va a ser importante para Cortex-A72.

Lo que nos espera 2016

ARM mueve pieza, el primero en hacerlo, abriendo sus expectativas de cara a 2016. Aún queda mucho para ello, pero está bien saber que su planteamiento es darle gran importancia al apartado gráfico, sin duda la gran virtud de estos Cortex-A72, prometiendo una 'experiencia de consola'... que nos gustará verla con nuestros propios ojos.

Teniendo en cuenta que aún quedan más de doce meses para ver los primeros productos Cortex-A72 en funcionamiento (no se espera que estos se presenten en los primeros meses de 2016), es interesante hablar sobre cómo vamos a encontrarnos el mercado por entonces. ARM afirma tener como clientes de sus A72 a fabricantes como MediaTek, HiSilicon (propiedad de Huawei) y Rockchip, curiosamente las tres chinas. Nada, por ahora, de Samsung o Qualcomm.

Qualcomm Snapdragon device

Y es precisamente en Qualcomm sobre la que están puestas todas las miradas. Desde hace tiempo se conoce su roadmap de productos (801, 805 y los más recientes 810 que próximamente llegarán al mercado), y ya. A día de hoy se desconoce cuál es su apuesta para 2016, si bien una de las bondades de Internet es que todo se sabe. En otras palabras: hay rumores.

Por ejemplo, en PhoneArena hablaban hace unos días de los Snapdragon 820 y la apuesta vuelta a los núcleos propios 'Taipan', siendo estos, a priori, competencia para los Cortex-A72. No sería la primera vez que Qualcomm utiliza núcleos ARM durante una o dos generaciones mientras diseña sus propias IP, algo que ya hizo con los Krait y que ahora podría repetir con Taipan. ¿Confirmado? Por ahora no, pero quizá en Mobile World Congress (preparados, empieza el 1 de marzo y allí estaremos para contároslo todo) mencionen algo.

Luego también tenemos a Samsung que es raro no cuente dentro de los planes de ARM (llevan utilizando IP Cortex desde los tiempos de los primeros Galaxy S, allá por 2010), si bien es cierto que el fabricante coreano suele ir bastante por libre en cuanto a sus SoC. Y si Samsung va por libre, lo de Apple y sus SoC 'A' - con el último A8 a la cabeza -, con eso de ser exclusivos de iPhone/iPad/iPod Touch, no entra en gran conflicto con ARM desde que usan núcleos propios (sí, hubo un tiempo allá por los A4 y A5 que usaban núcleos Cortex que poco a poco fueron virando a sus diseños, si bien mantienen la arquitectura ARM y el juego de instrucciones ARMv7 de 32 bits o ARMv8 de 64 bits).

Aún tenemos muchas dudas de lo que sucederá durante 2016 en el campo de los SoC de smartphone/tablet, y buena parte de esto dependerá de lo que Qualcomm esté preparando. Por ahora ARM recorre el camino solitaria y tranquila, a la espera de ver qué tipo de vehículo llevan los americanos: si un triciclo o un cohete. Esperamos descubrirlo pronto.

Más información | ARM, ARM Premium Mobile Suite

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio