Compartir
Publicidad

Violet Mir:ror, análisis

Violet Mir:ror, análisis
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los productos de Violet se pueden clasificar, sin duda, de raros. O, al menos, de muy curiosos. Lo que está claro es que no dejan indiferente. O los encuentras completamente inútiles o serás capaz de darles muchos usos distintos. El Violet Mir:ror no se escapa de esta definición.

Este periférico es, básicamente, un lector de RFID, que viene acompañado de un par de nano:ztag, que son conejos con un chip RFID dentro, y de tres ztamps, unos sellos con RFID que podemos pegar en cualquier objeto. Lo interesante del Mir:ror, pero, es el software que lo acompaña, que es el que le atorga su funcionalidad.

Violet Mir:ror

Una vez conectado el lector a nuestro ordenador, a través del puerto USB, deberemos crearnos una cuenta en la página de Violet, tras lo cual podremos empezar a utilizarlo. Cuando acerquemos uno de los objetos al lector por primera vez se nos mostrará la aplicación con la que podremos programar las acciones.

La cantidad de acciones disponibles es bastante elevada y variada, y van desde lo más simple, como enviar un mensaje a Twitter o un correo electrónico, hasta otras más complicadas, como un contador que nos avisa cada x lecturas o la posibilidad de ejecutar scripts en VBScript o AppleScript.

Violet Mir:ror

Entre medio, algunas divertidas, como el que nuestro ordenador nos hable con una frase predefinida, el que nos lea los titulares de diversas periódicos y páginas web (por cierto, está Xataka disponible para seleccionar) o active listas de reproducción de música.

Para cada chip RFID que tengamos podemos seleccionar más de una acción, que se realizarán consecutivamente. Un ejemplo con un ztamp pegado a nuestro llavero. Por la mañana, antes de salir de casa pasamos el llavero por el Violet mir:ror y este nos dice la temperatura actual y la predicción del tiempo, envía un mensaje a Twitter diciendo que ya salimos de casa y, seguidamente, bloquea el ordenador.

Las posibilidades son tan amplias como se nos ocurra. Otras de las opciones que nos ofrece la aplicación son el contar el tiempo que ha pasado entre dos lecturas de un mismo tag, leer feeds RSS, indicarnos la calidad del aire en nuestra ciudad o pasar parámetros a una aplicación web.

Violet Mir:ror

Un par de pegas que le ponemos al Violet Mir:ror, aparte de la para mi poca utilidad de un dispositivo así. La primera es que solo podemos programar acciones cuando un tag es detectado, no cuando lo alejamos del lector. Esto permitiría, por ejemplo, bloquear y desbloquear nuestro ordenador poniendo o quitando el móvil con un ztamp pegado.

La otra son las luces y los ruiditos que hace el lector cuando ponemos o sacamos un tag sobre él, que pueden hacer gracia al principio pero al final acaban cansando.

Como conclusión, el Violet Mir:ror es el típico regalo gracioso, sin demasiada utilidad práctica pero que puede resultar muy divertido. Si le solucionan esos dos problemas, se me ocurren unas cuantas aplicaciones para él.

En Xataka | Violet Mir:ror, une lo real y lo digital.
Más información | Violet.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos