Compartir
Publicidad
Publicidad

La luz como elemento de transmisión de información, Li-Fi es la tecnología que hay detrás

La luz como elemento de transmisión de información, Li-Fi es la tecnología que hay detrás
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Li-Fi es el nombre que se le está dando a una nueva tecnología de transmisión inalámbrica de datos. ¿Nueva? Bueno, ya nos hicimos eco de ella en 2011 aunque desde entonces el campo ha avanzado enormemente. Se basa en utilizar luz visible para transferir información entre dispositivos, técnicamente en el corto alcance (se habla de unos pocos metros).

Investigadores de la Universidad de Edinburgo están inmersos en un proyecto de más de 7 millones de euros (5.8 millones de libras) para crear la tecnología necesaria para hacer funcionar Li-Fi en un entorno real. Sus pruebas comenzaron con un conjunto de tres LED RGB comerciales como emisor, y un receptor capaz de identificar los colores, su secuencia y duración. Con ellos consiguieron una transferencia de hasta 155 Mbps (unos 20 MB/s) en este rústico prototipo, aunque el mismo departamento de investigación asegura tener una versión de la tecnología mejorada capaz de alcanzar los 4 Gbps (500 MB/s).

Asimismo, éste es el estado actual. De cara al futuro prometen llegar a los 15 Gbps (1,88 GB/s) en sucesivas iteraciones, a medida que vayan optimizando el funcionamiento tanto de la parte emisora (varios LED) como de la receptora (un sensor fotosensible de apenas 3x3 milímetros) e incrementando la distancia de funcionamiento correcto (a día de hoy unos 10 metros). Una alternativa a la Wi-Fi más típica y tradicional utilizando luz; algo similar a las conexiones cableadas de fibra óptica pero 'en el aire'.

¿Y para cuándo?

Por supuesto todo lo que hay ahora son pruebas de laboratorio lejos de llegar a ser comerciales. Frank Deicke, uno de los cabecillas del equipo, indica que es una tecnología perfecta para complementar a las actualmente existentes por sus ventajas (la latencia es una fracción de la proporcionada por las redes Wi-Fi, el coste es reducido, la miniaturización en la que trabajan es máxima, etc.) aunque es muy prematuro asegurar su futuro éxito. Viendo la literatura científica que se ha liberado en los últimos meses es desde luego un campo que está en fase de crecimiento y estudio, aunque nos deja la duda de cuándo podrá ser una realidad en nuestros hogares.

Vía | TweakTown
Más información | IEEE Spectrum

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos