La pantalla de tu móvil, invisible por menos de cinco euros: así funcionan las fundas anti-mirones

La pantalla de tu móvil, invisible por menos de cinco euros: así funcionan las fundas anti-mirones
20 Comentarios

Ni comprarse un móvil con un software especialmente cuidadoso con la privacidad ni configurar los permisos de forma enfermiza para que nadie acceda a nuestro teléfono. Por menos de 10 euros nos quitamos problemas de encima con el que parece el último grito: fundas e incluso cristales templados que impiden ver el contenido del teléfono.

El fenómeno se ha hecho bastante viral en redes sociales y es que, a pesar de que estas fundas y cristales llevan tiempo en el mercado, no son tan conocidas por el usuario más alejado del mundo tecnológico.

A más de 45 grados no habrá quien mire tu móvil

Tg Image 815911828

En el mundillo del PC siempre han sido relativamente populares las fundas y filtros anti-peeping. El fenómeno también está presente en teléfonos móviles y, gracias a las redes sociales, está empezando a ganar popularidad. El concepto es sencillo, introducir el móvil en una funda y hacer que su panel deje de ser visible en cuanto hay cierto grado de inclinación.

Se puede ser incluso más discreto, y apostar por un cristal templado con este filtro. Así, es posible utilizar el móvil sin funda, tenerlo encendido, y que nadie pueda ver el contenido del mismo si no se encuentra dentro del ángulo de visión.

Estos cristales templados tienen dos filtros polarizados laterales que estrechan el ángulo de visión del panel. A partir de los 45 grados de inclinación la pantalla se vuelve completamente opaca

¿Cómo funcionan estos filtros polarizadores? Cuando instalamos este tipo de cristales, aunque no se aprecie a simple vista, estamos poniéndole al teléfono un cristal templado con dos pequeños filtros laterales. Estos estrechan el ángulo de visión del panel, hasta el punto de que, a partir de los 30 grados de inclinación lateral, empieza a hacerse imposible visualizar su contenido.

El filtro polarizador filtra la luz en una sola dirección de oscilación. El resto se bloquea.

Toda luz no deja de ser una onda electromagnética que oscila en dirección al eje al que se dirige. Los filtros polarizadores actúan como una rejilla y, si los disponemos en vertical, bloquean las ondas que viajan en las demás direcciones. Básicamente, es la misma tecnología de los filtros que se usan en fotografía para reducir los reflejos de ciertas superficies.

Con estos filtros solo verá la pantalla la persona que tenga el móvil justo de frente. Si alguien quiere mirarlo por detrás o por algún lateral lo tendrá difícil, ya que con un mínimo de ángulo lateral el panel se vuelve completamente opaco.

¿La contraindicación? Si no buscamos uno de calidad, el panel perderá bastante brillo, al encontrarnos ante un cristal bastante más oscuro respecto a los habituales. Por lo demás, si nos hacemos con uno bueno, mezclamos lo mejor de dos mundos: privacidad en la pantalla y protección física adicional en la misma.

Temas
Inicio
Inicio