Publicidad

La gallina transgénica de los huevos curativos

La gallina transgénica de los huevos curativos
14 comentarios

Publicidad

Publicidad

La FDA, la agencia estadounidense que regula la alimentación y los medicamentos, acaba de aprobar una gallina modificada genéticamente para para producir un medicamento en sus huevos.

De esta manera, los pollos se unen a cabras y conejos en el pequeño grupo variedades de animales diseñadas para producir medicamentos humanos. Y parece que tres son tendencia porque todo parece indicar que es un grupo de animales que va a crecer mucho en los próximos años.

En este caso, el fármaco se llama Kanuma y se usa para tratar la deficiencia de la lipasa ácida lisosómica (LIPA). La LIPA es una enfermedad metabólica relacionada con el almacenamiento de grasas: en su forma más severa (enfermedad de Wolman) produce la muerte antes del primer año de edad, en versiones menos severas produce la acumulación de lípidos en hígado, bazo y sistema vascular provocando el agrandamiento del hígado, fibrosis, cirrosis y diversas enfermedades cardiovasculares.

La Kamuna sustituye las enzimas defectuosas que impiden la correcta metabolización de los lípidos. Es una magnífica noticia porque hasta ahora no existía una forma fiable y económicamente viable de realizar el reemplazo enzimático.

Parece un vía realmente interesante para desarrollar medicamentos para enfermedades raras que, por eso mismo, carecen de interés para la industria farmaceútica tradicional.

La aprobación de la gallina kamuna ha sido muy rápida siguiendo el modelo de la "cabra ATryn", el primer tratamiento aprobado para humanos producido mediante el uso de animales genéticamente modificados. La leche de la cabra Atryn está modificada para, mediante la presencia de antitrombina humana, ayudara a prevenir la trombosis venosa profunda y otros trombolembolismos. Su éxito en estos seis años ha evidenciado el potencial de estos planteamientos.

Esto muestra la decisión de la FDA de apostar por estas vías en el desarrollo de 'medicamentos huérfanos', medicamentos para enfermedades raras que, por eso mismo, carecen de interés para la industria farmaceútica tradicional.

Es importante señalar que a diferencia del salmón del que hablábamos hace unas semanas, esta variedad de pollo no entrará en la cadena de alimentación. Sus huevos y los productos derivados serán considerados un medicamento. Y, por ello, la cría de esta variedad tendrá lugar en entornos aislados.

La decisión de las autoridades sanitarias de agilizar la llegada de animales genéticamente modificados a supermercados y farmacias parece una excelente noticia que abre la puerta a soñar una nueva revolución verde centrada en la salud y el bienestar.

Vía | Nature Imagen | CarbonNYC [in SF!]

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir