Publicidad

Japón apuesta por tener coches voladores surcando sus cielos en 2030: el primero de ellos ha completado con éxito su primer vuelo

Japón apuesta por tener coches voladores surcando sus cielos en 2030: el primero de ellos ha completado con éxito su primer vuelo
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Es un chiste recurrente en Internet decir aquello de "pensábamos que a estas alturas íbamos a tener ya coches voladores y lo que tenemos es [inserte aquí cualquier novedad irrelevante]". Pero quizá dentro de poco podamos dejar de hacer ese chiste, porque las cosas empiezan a ponerse serias: numerosas empresas de todo el mundo están poniendo sus esperanzas en ser las primeras que tomen posiciones en el mercado de los coches autónomos voladores.

Y la última en ponerse en cabeza en esa carrera ha sido el gigante nipón de la electrónica NEC (los creadores de la videonconsola ochentera PC Engine), que hace unos días logró llevar a cabo una 'prueba de vuelo' exitosa en sus instalaciones en la ciudad de Abiko. Un año de trabajo que se ha traducido en un minuto de vuelo a sólo 3 metros sobre el suelo dentro de una gran jaula (como medida de seguridad).

Un pequeño vuelo para el prototipo, una gran paso para la industria japonesa

Dicho así, puede parecer poca cosa, pero para NEC ha sido un éxito: hace dos años, una demostración de un vehículo similar desarrollado por otra compañía japonesa, Cartivator (una joint venture en la que participa Toyota, entre muchas 80 empresas), se estrelló nada más despegar, siendo incapaz de alcanzar ni siquiera dos metros de elevación sobre el suelo. Desde hace un año, Cartivator ha estado trabajando junto a NEC para sacar adelante este proyecto.

Y este es el resultado:

El prototipo usado, más que un coche capaz de circular por carretera y luego elevarse, en más bien un dron grande dotado de cuatro hélices y tres ruedas, de 3'9 metros de largo por 3,7 de ancho y aproximadamente 150 kilos de peso. La prueba se realizó sin pasajeros a bordo, aunque dispone de una cabina preparada para albergarlos.

Uno de los aspectos relevantes de este prototipo radica en que, pese a que en casi todo el mundo se está apostando por dotar a los vehículos eléctricos de batería de litio, las empresas japonesas como Toyota están apostando por las pilas de hidrógeno, más ligeras y que favorecen una mayor autonomía.

Los planes de NEC y Cartivator se van favorecidos por el hecho de que Japón se haya propuesto posicionar a su industria como líder en este sector emergente, respaldándola económicamente y llegando a establecer una 'hoja de ruta' que marca 2023 como el año en que estos 'coches voladores' puedan empezar a transportar mercancías, con vistas a inaugurar la siguiente década con el transporte de personas, un hecho que mejoraría sustancialmente el transporte en un país como Japón, con grandes ciudades densamente pobladas.

Todavía está por ver a qué mercado se terminan dirigiendo esta clase de vehículos cuando estén listos para su uso (¿vehículos privados para millonarios? ¿empresas de VTCs volantes?), pero de momento la industria japonesa parece haber tomado posiciones frente a sus rivales occidentales (Boeing, Airbus, Uber, etc) para cuando, por fin el coche volador llegue a nuestras vidas.

Vía | Bloomberg

Imagen | Yuri Kageyama (extraída de Youtube)

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir