Compartir
Publicidad

Samsung Galaxy NX, análisis

Samsung Galaxy NX, análisis
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hay una compañía en el mundo de la tecnología que puede crear lo que de la real gana, esa es Samsung. Esto lo digo sin acritud ninguna, los coreanos tienen músculo de desarrollo (y financiero) para crear todo tipo de productos sin buscar que sean super éxitos en ventas.

Gracias a ese potencial, hemos visto propuestas que habríamos tardado años en ver. Una de ella es la Samsung Galaxy NX, el paso definitivo de los coreanos en una carrera que empezaron hace dos años: la conectividad y las aplicaciones dentro de la cámara fotográfica.

Samsung Galaxy NX, especificaciones técnicas

Samsung Galaxy NX
Pantalla 4.8” HD scLCD, visor electrónico: 0.46” SVGA EVF
Sensor 20.3MP APS-C CMOS
Procesadores Pega-Q + DRIMe4 + MDM9215(XMM6360)
RAM 2 GB RAM
Memoria 16 GB. Permite microSD hasta 64 GB
Versión S.O. Android 4.2.2
Conectividad BT 4.0, WiFi a/b/g/n HT40 2.4G/5GHz y LTE
Vídeo MPEG4, H.263, H.264, WMV, RV, VD-1 Grabación/Playback: 1080p a 30fps
Dimensiones 136.5 x 101.46 x 56mm
Peso 495 gramos (cuerpo)
Precio oficial de salida 1499 euros (kit con 18-85mm incluido)

Sobre el papel, las especificaciones de la Samsung Galaxy NX se sitúan por encima de la media en la gama de cámaras sin espejo. No es puntera como los modelos profesionales ni semiprofesionales, pero tampoco en la de entrada y de principiantes.

Una cámara donde destaca ese APS-C de 20 megapíxeles y un procesador DRIMe Image Signal que se encargará, entre otras cosas, de darnos un rango ISO que va desde los 100 a los 25.600.

La estrella de este modelo es sin duda la conexión. Samsung aprovecha su experiencia en móviles para introducir una antena LTE que nos permite disfrutar de alta velocidad con conexión móvil (tarjeta microSIM necesaria). También lo hace para utilizar Android como base, que más adelante veremos en detalle.

Buenas especificaciones técnicas, pero cuyo principal foco radica en la posibilidad de compartir nuestras imágenes al momento. Con esta idea, y estas especificaciones, Samsung se lanza a un mercado donde busca ser nuestro segundo cuerpo.

Diseño

Su diseño recuerda más a una cámara réflex que a una CSC al uso. Tiene un cuerpo fino, rematado por una empuñadora sobredimensionada que hace que el agarre sea realmente cómodo. Personalmente agradezco esto bastante, ya que no todos los modelos tienen una empuñadura grande.

Samsung Galaxy NX detalle

Con cuerpo de aleación de magnesio como principal material, tenemos una cámara robusta con una buena relación tamaño peso (495 gramos). Con el objetivo 15-55 que viene por defecto apenas cabecea y su uso es bastante cómodo. Cae bien y rápido nos acostumbramos a ella.

En la parte trasera es donde encontramos las principales diferencias frente a otros modelos. Una pantalla táctil de 4,8 pulgadas dominan esta posición de la cámara. Lo cual nos deja sólo una ruleta en la parte superior, el botón de disparo y el de grabación de vídeo.

El resto de funciones quedan relegadas a los controles táctiles. Esto al principio supondrá un problema, ya que nos tendremos que acostumbrar a trabajar así frente al sistema tradicional de ruletas. El visor electrónico cuenta con una excelente resolución de 800x600 píxeles.

Samsung Galaxy NX Perfil

A la hora de usar la pantalla táctil, lo más natural es hacerlo como si se tratara de un smartphone. Aquí se nota que todavía la convergencia entre movilidad y fotografía debe de mejorar un poco. A ratos puede llegar a ser incómoda debido a su peso que, si bien es correcto para tomar fotos no lo es tanto para usar las aplicaciones.

En apaisado, la pantalla funciona bien y es cómodo escribir. En vertical la cosa cambia. Samsung ha logrado una buena convergencia entre una cámara de aspecto clásico con funciones modernas. Hay detalles por mejorar pero tiene un diseño notable y conseguido.

Samsung Galaxy NX superior

Sensor y rendimiento

Samsung poco a poco se va convirtiendo en un agente a tener en cuenta en el mercado de la fotografía. Es cierto que la gama más exigente todavía se le resiste pero ya tiene dignos representantes en el resto de nichos.

Samsung Galaxy NX Sensor

El APS-C de 20 megapíxeles que incorpora ofrece un buen rendimiento en conjunto con el procesador de imagen. La calidad de imagen es bastante buena, no sólo desde la propia pantalla (que engaña un poco con el perfil de color que tiene) sino también cuando la tenemos en la pantalla de un monitor bien calibrado.

No es la más rápida enfocando, pero la velocidad es aceptable en comparación con una gama de competidores similar. Su rango ISO, en cambio, ofrece un rendimiento bastante amplio. Algo de agradecer especialmente de noche y en interiores, aunque en este último entorno no destaca demasiado sin flash de apoyo.

En general, las sensaciones son buenas pero ningún apartado destaca sobresaliente. ¿Es una cámara mala? En absoluto, pero el nivel de calidad que ofrece es similar a otras sin espejo de gama media-alta, dejando la línea profesional fuera de este rango.

Ofrece buenos resultados pero no destaca. Insisto, el foco de Samsung es ofrecer una buena experiencia pero ofreciendo conectividad y aplicaciones de forma adicional. La batería de 4.320 mAh aguanta en la media que el resto de cámara, no esperéis milagros y os dejéis engañar por su alto amperaje.

Samsung Galaxy NX Prueba

Hay un pequeño detalle, a la hora de usar la cámara, que demuestra que Samsung ha hecho mucho foco, y en mi opinión de forma acertada, en crear la experiencia de usar la pantalla táctil con sus controles.

Como mencionaba antes, hay una pequeña curva de aprendizaje hasta que nos acostumbrados a cambiar ruletas virtuales en vez de las físicas. Personalmente, en el tiempo que he estado probando la Galaxy NX no he sido capaz de obtener la rapidez que tengo con las cámaras que uso todos los días.

Luego hay un punto crítico, hacer fotos a través del visor. ¿Cómo las hacemos si casi todos los parámetros se hacen de forma táctil? Muy sencillo, con la ruleta superior y un botón incorporado en la misma.

Cuando miramos por el visor electrónico podremos usar la rueda superior para ir pasando por los diferentes parámetros. Luego la presionamos con el dedo y ajustamos el valor que consideremos oportuno. Bien resuelto pero con un fallo bastante grande.

Se trata de un menú secuencial. Es decir, si queríamos cambiar la exposición y nos la hemos saltado, no podemos girar la ruleta en sentido contrario para volver. Tenemos que recorrer el menú completo para volver a la opción que queríamos.

Un pequeño detalle que puede ralentizar bastante un disparo en las primeras ocasiones. Error de diseño que se traduce en el rendimiento, o es que quizá Samsung también nos quiere dejar algo claro: utiliza esa señora pantalla de 4,8 pulgadas que te he visto, el visor electrónico es un elemento secundario.

Android una optimización a medias

Samsung y Android. Android y Samsung. Una relación que se va enrareciendo con el paso de los años, a espensas de que los coreanos desarrollen su propia plataforma para no depender tanto de Google. Sea como sea, se nota que esta relación no es una historia nueva.

Samsung incluye de serie la versión 4.2.2 Jelly Bean. De momento sin planes de actualizar a KitKat o versiones posteriores. Touchwiz en la capa de software y un montón de aplicaciones preinstaladas que nos hacen pensar ¿son necesarias?

La interfaz demuestra que Samsung ha hecho una adaptación mejorable de Android para ser usado en cámaras. Si bien es cierto que en general es rápido, el procesador de cuatro núcleos a 1,6GHz se nota, a veces tiene unos errores inexplicables.

Samsung Galaxy NX Android

Buena prueba de ello es el tiempo de acceso a una galería en el album de fotos. Cronometrado, puede llegar hasta un minuto, quedándose muchas veces entre esta cifra y medio. Durante las pruebas no hemos usado una micro SD lenta precisamente. Clase 10, firmada por Samsung.

Que el tiempo de acceso a la aplicación principal que nos permite ver las fotos sea tan alto resulta bastante incómodo. Por lo demás, la adaptación a la interfaz de la cámara es bastante buena, pero hay aplicaciones que sobran.

¿Es necesario Voz S en la cámara? Ya bastante raro es, a veces, hablarle de viva voz a un móvil como para hacerlo a una cámara. Entiendo que es santo y seña del software de Samsung, así como otras tantas aplicaciones, pero su inclusión resulta un gasto innecesario de megas.

Conectividad

Lo bueno de incluir Android es que se beneficia de poder utilizar todo el ecosistema de Google Play para poder añadir más funciones a la cámara. Desde aplicaciones de retoque a los diferentes clientes de redes sociales.

La conectividad es la estrella en la Samsung Galaxy NX y lo cierto es que ofrece muchas posibilidad tanto hacia la red (WiFi y un LTE de confianza) como entre dispositivos por Bluetooth y demás tecnologías derivadas de DLNA y compañía para mostrar fotos en el televisor.

¿Es útil el LTE en una cámara? Depende a lo que te dediques y para lo que la uses. Personalmente, por mi trabajo, me resulta muy útil poder hacer fotos y compartirlas al momento para poder trabajar con ellas y escribir flamantes y maravillosos (ejem) posts en Xataka.

Samsung Galaxy NX Teclado

Si este no es nuestro caso, el WiFi y el Bluetooth siempre es una buena opción. En mi uso, han sido las opciones que más he usado, especialmente la segunda para compartir con amigos las fotos que hacemos cuando salimos juntos y que la tengan en sus móviles.

Sin embargo, está claro que Samsung busca más al usuario profesional, que necesita estar conectado sobre obtener un resultado muy precioso. Aquí la Galaxy NX demuestra que su conectividad es muy superior al resto.

RAW, un territorio todavía exclusivo para la edición en el ordenador

Samsung hace, como hemos visto, mucho hincapié en la fotografía postPC donde no necesitamos depender de un ordenador para mostrar nuestras fotos al mundo. Además de todo esto, es capaz de tomar imágenes en RAW.

Aquí nos encontramos varios problemas. Empezando por la velocidad de acceso y escritura de la cámara con el formato (.arw). Dentro de la cámara es lenta, especialmente entre disparo y disparo.

Samsung Galaxy NX Foto

Después, tenemos el tema de almacenamiento. Disparar en RAW implica llevar tarjetas de memoria grandes. Es obvio, pero no está mal recordarlo. Por último, y para mí el gran problema es la edición de fotos.

No hay duda de que Android ya tiene aplicaciones de edición de fotos muy buenas, como Snapseed o Aviary. Sin embargo, todavía no están preparadas para trabajar por RAW. De hecho, la primera, tritura todas las imágenes a una resolución bastante inferior que la calidad final que ofrece la cámara.

Está genial que Samsung introduzca el RAW como formato para editar fotos con más precisión. Sin embargo, este es un proceso que se escapa de los límites de la cámara para llegar a un ordenador y hacerlo con calma. En un ordenador de verdad, y en una pantalla que nos permita ver todo sin necesidad de dejarnos los ojos debido al tamaño.

Samsung Galaxy NX, la opinión de Xataka

Samsung se mantiene al frente en su consigna para liderar el sector de "cámaras conectadas" en un momento donde otras grandes compañías más clásicas están tardando en despertar ante los cambios que se están produciendo.

Galaxy NX es una idea atrevida, pero que tiene todo el sentido del mundo teniendo en cuenta en cómo hacemos y editamos nuestras fotografías. Lo hace yendo más allá de sus cámaras compactas más modestas como la Galaxy Camera, para ofrecer algo más profesional.

La calidad de su sensor es buena, y nos permite tomar grandes imágenes con apenas ruido. La combinación entre especificaciones técnicas y conectividad es buena pero como dice el dicho: quien mucho abarca poco aprieta.

Samsung Galaxy NX

Cumple con nota en los dos pilares pero en ambos le sigue faltando el punto de la excelencia para dispararnos a por ella. Hace muchas cosas bien, pero hay detalles que lastran su uso y pueden terminar siendo frustrantes.

Una cámara interesante, con sus fallos y que interesará a más de un usuario ávido de estar conectado y con un dispositivo que le permita tomar buenas fotos. También tiene otro público: sus competidores. Para que aprendan, algunos lo necesitan urgentemente: cómo hacer una cámara conectada potente. También es importante aprender de sus errores.

Si ahora mismo no tuviera cubierta esta necesidad, siempre llevo una CSC encima, me plantearía su compra sólo para tener una herramienta que me permita subir fotos al momento cuando cubro eventos. Para el resto de fotos, mi móvil.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio